Activista LGBT brasilero murió tras ser baleado por la Policía

El activista brasileño LGBTI, Yuri Piettro Ferreira, murió el pasado 20 de septiembre después de pasar 28 días internado en un hospital municipal en Relegango, tras recibir una bala durante operativo de la policía militar en Río de Janeiro. Yuri, de 26 años, era profesor de baile, esteticista y uno de los organizadores del desfile…

26 de septiembre de 2019

El activista brasileño LGBTI, Yuri Piettro Ferreira, murió el pasado 20 de septiembre después de pasar 28 días internado en un hospital municipal en Relegango, tras recibir una bala durante operativo de la policía militar en Río de Janeiro.

Yuri, de 26 años, era profesor de baile, esteticista y uno de los organizadores del desfile Bangu LGBTI+. Fue baleado en un hecho confuso el pasado 23 de agosto cuando regresaba a su casa y en el que participaron agentes militares.

Según testigos que hablaron con el periódico O Globo, la Policía llegó al barrio alertados por una supuesta “acción irregular”, en donde fueron atacados por narcotraficantes y Yuri quedó en medio del enfrentamiento.

La ciudad de Río de Jainero se ha convertido en uno de los lugares más inseguros para las poblaciones LGBTI y afrodescendientes debido a sonados asesinatos y amenazas de muerte de parte de grupos extremistas y la misma fuerza policial.

En marzo de 2018,  la concejala lesbiana y activista por los derechos humanos de Río de Janeiro, Marielle Franco, fue asesinada por la policía brasileña, sin que los responsables hayan sido sentenciados todavía.

Marielle fue fusilada cuando circulaba en su auto por una calle de Rio de Janeiro. Tenía 38 años y era una referente en la lucha contra la violencia institucional en las favelas cariocas. Los asesinos dispararon 13 veces al automotor provocando también la muerte de su chofer.

[LEE TAMBIÉN: Brasil: dos expolicías detenidos por el crimen de Marielle Franco]

De acuerdo al Instituto Sou da Paz, en los primeros ocho meses del gobernador de Río de Janeiro Wilson Witzel, la policía militar asesinó a unas mil doscientas personas, un aumento del 16 por ciento en comparación al mismo periodo de 2018. Cinco eran niños.

Uno de los últimos casos fue el asesinato de Ágatha Félix, de ocho años de edad, quien recibió un disparo en la espalda durante un operativo militar en una favela de Río de Janeiro. El instituto estima que es la mayor cantidad de muertes provocadas por la policía desde 1998.

Discurso de odio desde el gobierno

El discurso de odio promovido por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha provocado un clima de intolerancia hacia las poblaciones diversas, según denuncias de activistas de derechos humanos.

En enero pasado, el diputado federal por Rio de Janeiro Jean Wyllys anunció que no asumirá su tercer mandato porque recibió amenazas y teme por su vida. El legislador era el único homosexual visible en el parlamento brasileño.

[LEE TAMBIÉN: Activistas en alerta por medidas anti LGBTI+ de Bolsonaro]

Bolsonaro, un militar retirado de 65 años, ha sido cuestionado por sus discursos misóginos, racistas y homofóbicos, y ha provocado que el gigante sudamericano retroceda en los derechos humanos fundamentales, según activistas.

Su discurso ha polarizado al país y causado graves señalamientos internacionales por su retorica militar y extremista.

26 de septiembre de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR