El Salvador: Por primera vez las personas trans pudieron votar sin incidentes

Uno de los retos de estas elecciones fue minimizar los impedimentos que las personas transgénero sufrieron en elecciones pasadas, donde muchas no pudieron votar.

4 de febrero de 2019

Por Paula Rosales (fotos y texto) desde El Salvador

El Salvador eligió ayer a su presidente para los próximos cinco años y por primera vez las personas trans pudieron votar sin tener que afrontar incidentes graves de discriminación. Uno de los retos de estas elecciones fue minimizar los impedimentos que las personas transgénero sufrieron en elecciones pasadas, donde muchas no pudieron votar.

Este año con más énfasis (y desde 2014 y 2015 en las mesas en que hubo problemas), el Tribunal Supremo Electoral (TSE) orientó a todas las juntas de votación a permitir el sufragio en un ambiente libre de discriminación para las mujeres y hombres trans.

Gabriel, un joven transgénero, llegó tranquilo ayer al centro de votación de una populosa ciudad de El Salvador. No llevaba nada más que su documento de identidad que luego sería entregado a los funcionarios de la mesa de votación asignada previamente.

“A la persona trans no se le denegará el derecho al voto cuando la fotografía del DUI no coincida con su apariencia física (expresión de género); bastará que la JRV verifique sus rasgos físicos y que haya coincidencia entre nombre, número y firma consignados en el DUI con los datos del padrón de búsqueda”, ordenó el TSE.

A pesar de que la población del empobrecido país centroamericano es -en su gran mayoría- conservadora, la discriminación y obstáculos reportados en elecciones pasadas se han ido sorteando, poco a poco.

La experiencia de un joven transgénero

En el portón del centro, a Gabriel lo esperaba un delegado de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), facultado para reportar el mínimo detalle de discriminación.

Juntos buscaron el número correlativo en el padrón electoral y se dirigieron hacia la mesa en la que Gabriel emitió su voto para elegir al nuevo presidente del país. Entregó su documento para que uno de los delegados corroborara que los datos correspondían con el joven que estaba frente a ellos.

Le entregaron una papeleta y Gabriel se apresuró a votar. Le devolvieron su documento, firmó, dio las gracias y se despidió. Fue un trámite expedito.

“Anteriormente siempre se ha manifestado prejuicio para las personas de la comunidad, pero ya se ha avanzado bastante y vemos que toman en cuenta las recomendaciones el tribunal electoral ha dado”, dijo a Presentes Humberto Portillo, abogado de la Procuraduría.

Gabriel Barahona es un joven transgénero de 23 años que votó sin problemas en la elección presidencial del domingo en El Salvador. Trabaja en el área de comunicaciones de una organización de derechos humanos, estudió artes plásticas en la universidad pública de El Salvador. Es consciente de que ningún candidato tuvo propuestas concretas para la comunidad LGBTI y que en los discursos se limitaron a incluirlos en el tema de salud de manera marginal.

LEER MÁS: Elecciones en El Salvador: los candidatos ignoran a la comunidad LGBT+

“La población LGBTI tienen otras necesidades, al igual que todas las personas, no solo en salud, lo que abarca la salud no es integral, porque no se trata del VIH o las hormonas, la asistencia en salud debe ser diferenciado”, expresó Gabriel a Presentes.

A pesar de los avances, mujeres trans de la Asociación Solidaria Para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH) realizaron observación electoral en algunos centros de votación de la capital, reportaron que el único obstáculo que hubo fue un incidente de burla hacia una mujer trans al momento de votar.

“A mí me toco votar cerca de mi casa y no tuve ningún problema, de hecho, la PPDH se iba a mover a donde nos tocaba votar a la mayoría de mujeres trans, no pasó nada inadecuado. El único incidente le ocurrió a una compañera que fue objeto de burlas en la mesa de votación”, dijo Mónica Linares, de ASPIDH.

“Aún no se han vencido todos los obstáculos para el voto LGBTI”

“Aún no se han vencido todos los obstáculos para el voto de la comunidad LGBTI. Existen muchos prejuicios en la sociedad salvadoreña. Aunque esta campaña tuvo el ingrediente de que trató de sensibilizar en respetar la identidad de cada persona, todavía existe mucho prejuicio en los integrantes de las juntas receptoras de voto”, dijo a Presentes Juan Carlos Hernández, jefe de la junta electoral departamental.

El Salvador eligió el domingo al nuevo presidente que deberá sacar superar en los próximos cinco años los graves problemas fiscales, altos índices de homicidios y la corrupción enquistada en todas las instituciones del Estado. Y por supuesto, las violencias hacia las personas LGBTI+.

LEER MÁS: Karla Avelar: “En El Salvador hay un genocidio de las personas LGBTI”

Más de 1.3 millones de personas decidió dar su voto al joven empresario y ex alcalde de la capital, Nayib Bukele. Se estima que 2.6 millones emitieron su voto, correspondiente al 51 por ciento del padrón electoral.

 

4 de febrero de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR