#Argentina: el bachillerato trans Mocha Celis abrió sus cursos de verano

El Bachillerato Popular Trans Mocha Celis es una experiencia educativa única que funciona desde hace más de cinco años en Buenos Aires. Allí se puede terminar la primaria y secundaria de forma gratuita, además de aprender oficios. El 50% del plantel docente son personas trans.

1 de febrero de 2017

El Bachillerato Popular Trans Mocha Celis es una experiencia educativa única que funciona desde hace más de cinco años en Buenos Aires. Allí se puede terminar la primaria y secundaria de forma gratuita, además de aprender oficios. El 50% del plantel docente son personas trans. “Tenés que hacer tu CV, pero no te defendés bien con la computadora. En este taller, te vamos a dar las herramientas, los tips, para que lo puedas hacer”, explica Lux Moreno, activista de la gordura y de la libertad corporal, al presentar el taller de Secretariado. Es uno de los cursos de verano que se dictan en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis durante el mes de febrero. Son intensivos, gratuitos y abiertos a toda la comunidad. El lanzamiento de las actividades se realiza en el marco del primer aniversario de la muerte de la activista Lohana Berkins, el próximo 5 de febrero. Berkins fue una de las impulsoras de esta institución inclusiva que tiene más de 150 alumnos y funciona en el corazón del barrio porteño de Chacarita. Junto a Lux, se sienta el resto del plantel docente. Más de la mitad son personas trans. Un auditorio, que no se amedrenta ante los casi 40 grados que sofocan la tarde, escucha atento. Cada profesor describe los contenidos de sus cursos, enfocados en la inserción laboral de las personas trans.

[LEÉ TAMBIÉN: #Argentina: abrieron una peluquería para salir de la prostitución]
George Mariño y Luciano Aparicio trabajan en una reconocida peluquería de Palermo y están a cargo del taller que se dará los días lunes. “Es inspirador venir acá y poder aportar nuestra experiencia a un colectivo tan lindo del que queremos aprender. Venimos a interactuar”, dice George con mucha alegría. Viviana González se ocupa de las clases defensa personal. En ellas enseñará tácticas “para poder salir ilesx de un ataque”, como un robo o una violación. El curso tendrá dos variantes: “femenista” y mixto. “Las herramientas las tenemos todxs: rodillas, codos, piernas. Acá les vamos a enseñar cómo usarlas. Sobre todo, a las mujeres para que sepan defenderse de los ataques de los hombres”. Le sigue Gabriela Kot, quien dará el curso de improvisación y juegos teatrales: “La idea es que nos conectemos nuestra niñez interior que está dormida”, señala. Pide llevar ropa cómoda y “ganas de jugar”. Hamir Santillán impartirá clases de taekwondo. “Siempre me gustó enseñar, sentirme útil para otra persona, acá estoy en mi casa”, cuenta.

Artífices de su propio destino

Sasha Sacayán, activista y hermano de la referente travesti asesinada Diana Sacayán, dará un taller de zumba los sábados: “Queremos que las pibas a través del baile puedan sacar lo que tienen adentro. Los pobres siempre somos felices bailando”, arenga. La activista Lara Bertolini dará las clases de corte y confección. Remarca el dato de que más del 50 por ciento de lxs docentes sean trans: “Somos constructoras de conocimiento. Estamos siendo artífices de algo muy importante”, señala. La grilla de cursos se completa con los talleres de escritura creativa, técnicas de danza y expresión corporal, manicuría, taller de redacción y peluquería canina. Para quienes puedan pagar, hay un bono contribución con un costo de 100 pesos.

Levantando las banderas de Lohana

El lanzamiento oficial del bachillerato fue el 11 de septiembre de 2011. Si bien es reconocido por el título secundario, también se puede terminar la primaria.  Es la única escuela de estas características en el mundo con una matrícula promedio de 150 alumnos. Se llama así, en homenaje a una travesti tucumana que trabajaba en la zona de Flores y fue asesinada de tres tiros: no sabía leer ni escribir. El crimen quedó impune y sus compañeras, entre las que estaba Lohana Berkins, pelearon para que no fuera olvidada. “El Bachi me abrió la cabeza, me cambió la vida. Me hizo conocer que tenía derechos y que podía acceder a ellos”, cuenta a Presentes la egresada Virginia Silveyra, que estudia derecho y trabaja como administrativa en la Procuración Nacional. Estuvo en situación de prostitución desde los 15 años, pero su vida se transformó después de pasar por ese lugar. “Tomé decisiones que nunca pensé que iba a tomar y que me cambiaron la vida”, afirma.

Inclusión real

Francisco Quiñones, director de la institución, explica que el bachillerato es también una oportunidad laboral para lxs docentes. “Cuando se empieza a conocer lo que hacen, los empiezan a llamar para dar otros talleres o para trabajar en algún lugar”, dice. Aunque impulsan una propuesta de inclusión real con integración, Quiñones teme por la continuidad de la institución. “Estamos en desventaja porque el Estado no baja el dinero para aquello que nos exige. Para seguir haciendo todo el trabajo que venimos haciendo a pulmón, desde libros rubricados a pagar las expensas y la luz”. Otra de las amenazas a la subsistencia del bachillerato es el proyecto de una autopista sobre el barrio popular Fraga, que se ubica a unos metros del edificio. “Nos quieren sacar lo último que tenemos que es este espacio para generar posibilidades y oportunidades para una población relegada durante tanto tiempo”, agrega Quiñones.

“Travas en todas partes”

Alma Fernández es la presidenta fundadora del “primer centro de estudiantes trans del mundo”. “Seguimos dando respuesta a esta sociedad que nos deja sin oportunidades en un contexto de gobierno donde las personas trans somos perseguidas por estar paradas en una esquina o por ser migrantes. Hoy tenemos travas dando talleres de formación no solo para el colectivo sino para toda la comunidad, rompiendo la idea de gueto”. Después de que lxs docentes terminaran las exposiciones, se descubrieron dos pequeños murales con frases de Lohana Berkins enmarcadas en mariposas de colores. Mientras, un audio con la voz de la referente inundaba el espacio. Entre cantos y aplausos se inauguró un nuevo año lectivo e inclusivo. “Desde acá seguimos levantando banderas de Lohana, que decía que tenía que haber travas en todas partes”, dijo Fernández. Seguí a Presentes: Twitter @PresentesTLGBI Instagram: PresentesTLGBI Facebook: https://web.facebook.com/presentesTLGBI/]]>

1 de febrero de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR