“Necesitamos armar el genoma de lo trans”

La activista argentina Lara María Bertolini escribe sobre la urgencia de construir políticas a partir de las voces propias trans: sin intermediarios, manuales o bajadas de línea partidarias. Y, para esto, propone una serie de acciones.

13 de enero de 2017

La activista argentina Lara María Bertolini escribe sobre la urgencia de construir políticas a partir de las voces propias trans: sin intermediarios, manuales o bajadas de línea partidarias. Y, para esto, propone una serie de acciones. Por Lara María Bertolini* Fotos: Ariel Gutraich Durante una reunión con mis compañeras feministas -activistas políticas, escritoras, licenciadas en economía y en letras-  caí en la cuenta que no tenemos muchas voces trans expuestas a dar un relato: una opinión profunda de algunas cuestiones relacionadas con lo social y universal. Pocas voces de la comunidad trans están siendo oídas, entendidas o siquiera razonadas. Mis compañeras de activismo, con quienes tengo una estrecha relación, debatimos cosas que jamás serían posibles de realizar desde nuestro colectivo, dado el divismo y la poca impronta para poder ser interpeladas por otres: sentarse a razonar, discutir. Pensar. Debemos  armar “el genoma de lo trans”.  Eso quiere decir, darle al adn de nuestro colectivo un sentido político, social y laboral propio. No colgarnos de una derivación lineal o un partido político, quedando en segunda línea sin tener una voz real. No ser una imagen sazonada al gusto del consumidor y haciéndole creer a la sociedad que algunes son representantes del colectivo trans y en realidad son “tests dummies” políticos, a quienes les dan premios por cada pirueta política que aprenden. . Las acciones a realizar solo se están centrando en reclamos y pactos. Ese es el caso la ley de cupo laboral trans en Capital Federal, a la cual fuimos invitadas más allá de partidismos. Para mí ese no es un espacio para dialogar, viendo cómo políticos de primera línea presentan leyes en nuestro nombre sin siquiera tener en su equipo de estudio y propuesta de ley a una persona trans. Se cometen errores garrafales legales y de conocimiento, que cualquier persona trans -por sus vivencias- sabe que son un real impedimento para el cumplimiento de la reglamentación de dicha ley.

Para lograr esto, necesitamos:

-exigir la presencia de personas trans trabajando activamente en la creación de programas, leyes, estudios, y demás acciones que se ocupen del bienestar del colectivo trans. – hacer un mapeo de nuestra población trans y empezar desde nuestro propio movimiento a establecer acciones para la búsqueda laboral, de estudios y de salud. – empezar a exigir a los lugares donde las leyes a nuestro colectivo fueron aprobadas y reglamentadas, el cupo correspondiente. Ya no con notitas  sino con legalidades activas, porque en ello esta nuestro derecho. – empezar a creer más en nuestra voz, y no dejarnos influir por personas que tienen el manual del usuario trava al dedillo, sabiendo que nuestros lados flacos afectivo- amorosos son nuestro talón de Aquiles. Utilizan nuestra fidelidad en beneficio propio, y luego vemos como las travas son sacrificadas políticamente. Acción frente al Congreso argentino por la campaña “Reconocer es reparar” para otorgar una pensión graciable a sobrevivientes travestis y trans, víctimas de violencia institucional.  -En cuanto a lo compensatorio, es hora de exigir más alla de lo tibio de una letra o ley, el abandono y la violencia socio-institucional se agrava, y debemos mover todos los mecanismos para exigir el amparo físico y legal de las acciones destructivas persecutorias y asesinas de parte de algunxs miembrxs de la sociedad. Sino solo las condenas espurias darán mas tensión al hilo de la violencia, dándole mas seguridad a los travestifobicos de poder hacer justicia por mano propia. – Desde el plano político actual, tenemos las puertas cerradas de este gobierno, es un hecho, podrán lanzar monedas de oro y de ahí nosotras sentirnos beneficiadas y compensadas. Hasta diría engañadas, ya que obnubilan con acciones circenses y visuales, tapando la real exigencia, cegando a algunas que hay un mas alla en cuanto a  las acciones de beneficios ocmpensatorios hacia nuestro colectivo. -Por último y a mi entender más importante: empezar a revisar en forma profunda si las leyes actuales se adecuan a nuestra realidad, o son solo son una tibieza compensatoria, no alcanzando para las realidades actuales. Debemos ser nosotres quienes propongan acciones, creen, piensen, cuestionen, dialoguen y decidan sobre lo creado para el colectivo trans. No más ser rúbricas en los estudios o decisiones de otres ajenos al colectivo. *Activista trans Integrante de la Colectiva Lohana Berkins Modista Integrante del equipo de formación del Bachillerato trans Mocha Celis  Estudiante de Abogacía de la Universidad Nacional Avellaneda]]>

13 de enero de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario