Nuestra existencia es resistencia: así vibró la segunda Marcha Lencha en CDMX

"Las lenchitudes somos las personas a quienes nos atraviesa el estigma dirigido a “las lenchas” en toda nuestra diversidad".

20 de junio de 2022
Georgina González@georginagonMilena Pafundi
Georgina G. ÁlvarezMilena Pafundi

El sábado 18 de junio se celebró en la Ciudad de México la segunda edición de Marcha Lencha. Se trata de una manifestación y evento autogestivo que pone en el centro a las lenchitudes. También sus realidades y necesidades, así como las ausencias del Estado mexicano para el reconocimiento de los derechos humanos de las lesbianas. 

De qué hablamos cuando hablamos de lenchitudes

“Las lenchitudes somos las personas a quienes nos atraviesa el estigma dirigido a “las lenchas” en toda nuestra diversidad. Somos personas trans, no binaries y cis; lesbianxs, bisexuales, pansexuales, asexuales, travestis, intersex, queer; xadres, madres y padres de familias diversas creando lazos en un sistema que nos invisibiliza a su conveniencia”. Con estas palabras explicaron su pronunciamiento les organizadores de Marcha Lencha. 

Se concentró en la Glorieta de las Mujeres que Luchan, en Avenida Reforma, y avanzó hasta el Jardín Botánico del Bosque de Chapultepec. Ahí se llevó a cabo el evento cultural.  

Derechos para madres lesbianas y familias diversas

Madres lesbianas y sus hijes –parte de la Red de Madres Lesbianas– caminaron al frente de la marcha. La consigna principal: que el Estado mexicano reconozca los derechos de sus familias y la no violencia para sus hijes. 

Sudor Común acompañó la manifestación con batucada. “Pucha o sin pucha, lesbianas en la lucha. Ni dios ni amo, ni género asignado. Señora, señora, no sea indiferente, se mata a las lesbianas en la cara de la gente. No nacimos en cuerpo equivocado, nacimos para amar, vivir, gozar sin sus pecados”.

La manifestación fue custodiada por los motores de She Can Ride, una comunidad de bikers que organiza rodadas para mujeres y diversidades.

Durante el recorrido, Enma Obrado, mujer lesbiana feminista y abogada de 51 años originaria de Atizapán, Estado de México, comentó a Presentes: “una marcha como esta es muy importante porque es incluyente. Estar aquí me da felicidad porque no para todas ha sido fácil, sobre todo de mi generación, poder mostrarnos públicamente sin vergüenza y sin miedo, es un orgullo”. 

Alto a las violencias odiantes

Durante la manifestación se exigió justicia por el lesbofeminicidio de Nohemí Medina y Yulizsa Ramírez en Chihuahua. También por los ataques en espacios públicos contra parejas lenchas, reportados a  inicios de año en el Barrio Chino de Ciudad de México y en el estado de Tabasco. 

En ese sentido, una de las principales consignas fue un alto a las violencias odiantes, los lesbofeminicidios, transfeminicidios y los discursos de odio que vulneran a las lenchitudes. También por el reconocimiento, respeto y garantía de sus derechos, como el acceso a la salud integral, al trabajo digno, a la familia y a una vida libre de violencias.

Durante el evento cultural se presentaron artistas, standuperas, raperas, djs y vogueras. También estuvo presente Marion Reimers, periodista deportiva y presidenta de Somos Versus, quien habló del goce, para y de las lenchitudes.

“El goce, tan ajeno y tan prohibido para las mujeres. Tan naturalizado y dado por sentado para los hombres. El goce de salir, de bailar, de reír, de coger con quien se te dé la gana, de celebrar y de vivir. De vivir. Vivir, ese verbo que sin importar cómo lo conjuguemos es ya en sí mismo un acto de resistencia y un deporte extremo en este país siendo mujer, siendo lencha, siendo trans, siendo cualquier disidencia. ¡Y que soporten! Ese goce que vivimos hoy es una consecuencia directa e indirecta de las que han venido antes que nosotras, de las que lucharon y están y de las que marcharon, y gritaron y señalaron y también, de las que ya no están. Este goce debe ser también un disparador para quienes siguen en el camino, para quienes no nos hemos cansado. Gracias por no rendirse, gracias por acuerpar”

El evento cultural concluyó con una Kiki ball en donde se caminaron las categorías de runway, old way, vogue femme y sex siren. Les participantes y ganadores fueron aplaudides por las lenchitudes presentes, que para muches fue su primera vez viviendo las batallas de vogue. 

20 de junio de 2022
Georgina González@georginagonMilena Pafundi
Georgina G. ÁlvarezMilena Pafundi

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR