Protestan contra discursos de odio emitidos en la Universidad Autónoma de México

En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hubo un panel de feministas trans-excluyentes donde se negó la existencia de las personas trans, intersex y no binarias.

29 de marzo de 2022
Georgina González@georginagon
Georgina G. Álvarez

Estudiantes, personas trans y disidencias de distintas facultades de de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) protestaron y exigieron que la Universidad se posicione en contra de los discursos de odio. Esto luego que el pasado 24 de marzo el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM difundiera un foro virtual titulado: “Aclaraciones necesarias sobre las categorías sexo y género” en el que sus participantes, mujeres feministas, emitieron discursos de odio contra personas trans, no binarias e intersexuales. 

¿Qué pasó en ese foro?

El evento “Aclaraciones necesarias sobre las categorías sexo y género” fue organizado por la comunicóloga Aimee Vega y sus ponentes fueron Marcela Lagarde (antropóloga), Amelila Valcárcel (filósofa), las abogadas Alda Facio y Andrea Medina, y como moderadora Angélica de la Peña Gómez, ex senadora federal.

Una semana antes del día de la visibilidad trans y durante casi cuatro horas las académicas pusieron en duda la existencia de las personas trans, no binarias e intersexuales; de manera particular para referirse a las personas intersexuales la española Amelia Valcárcel usó palabras como “cosas”, “anomalías”.

Negaron las aportaciones feministas que incluyen a las personas trans así como las aportaciones teóricas a los estudios de género y feminismos hechas por personas trans. 

Sostuvieron que la penalización del concepto ‘discurso de odio’ no debe existir. “Con el delito de odio hay que tener mucho cuidado, porque en la práctica es muy difícil de probar que, en efecto, exista delito de odio (…) Prefiero que el delito de odio no exista, que exista la libertad de expresión (…) los convencimientos razonables”, señaló Valcárcel. 

Dijeron que hay un movimiento que supuestamente busca borrar a las mujeres cis de toda figura jurídica y mecanismos de protección y por ello proponen abolir la categoría de ‘género’.

Alda Facio hizo un llamado a que la convención Belem do Pará, que establece el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias, deje de proteger a las mujeres trans. 

Para ello Facio mencionó de manera deshumanizante a Vicky Hernández, mujer trans asesinada por el Estado hondureño en 2009, y criticó la sanción, sin precedentes, que hizo la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) al responsabilizar por primera vez a un Estado por el asesinato de una mujer trans

“Las agresiones estuvieron motivadas por lo que se llama identidad de género y no porque los perpetradores creyeran que era una mujer”, dijo la abogada. 

Por su parte la abogada Andrea Medina se refirió a la identidad de género y el derecho humano a la libre autodeterminación como un “deseo”, “sentimiento” y un cambio “sin ton ni son”. Y agregó “el mundo jurídico no debe entrar en eso (…) la definición jurídica es completamente objetiva, se mide en derechos y libertades y ahí no hay un tema de sentimientos o sensibilidades”. 

Al día siguiente del foro, el CEIICH dijo en un comunicado que es un espacio que se distingue “por la libertad de expresión y el respeto a los derechos humanos” y que “las ideas expresadas son responsabilidad de quienes participaron en el debate”. 

#UNAMSinTransfobia

Al finalizar el foro al menos 743 personas de la comunidad universitaria y ajenas a ésta firmaron un posicionamiento donde advierten la preocupación que implica que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) abra espacio a discursos de odio. 

“Espacios como este contribuyen a la violencia de género en contra de las mujeres trans, hombres trans, personas no binaries, y travestis (…) Los señalamientos realizados por parte de las participantes de este foro no solamente niegan las vivencias e identidades trans sino que generan un retroceso en la conquista de derechos para las poblaciones trans. Además de que su discurso excluye a éstas del derecho a la autonomía corporal, el derecho a la identidad y el derecho a una vida libre de violencia”.

También exigieron que los programas, centros de investigación, institutos y el Comité de Género de la UNAM se posicione en contra “de las voces transfóbicas y dejen de dar espacios a discursos que deshumanicen las vivencias trans”. 

Además, en redes sociales se empezó a usar el hashtag #UNAMSinTransfobia para señalar los discursos de odio vertidos en el foro y exigir a las autoridades universitarias desde una disculpa pública, medidas de reparación hasta la renuncia de la organizadora de dicho foro.

Distintas organizaciones, colectivos y activistas emitieron comunicados reprobando el contenido del foro y la posición de la UNAM por difundirlo.  

La personas trans existen

Brújula Intersexual, un colectivo virtual para la comunidad interexual que nació en 2013, expresó un comunicado tras las declaraciones emitidas en el foro “Aclaraciones necesarias sobre las categorías sexo y género”. 

“La intersexualidad sí existe (…) No es una patología o una anormalidad que deba ser “corregida” (…) Hay muchos cuerpos de mujer y muchas formas de ser mujer. Las mujeres intersexuales también somos mujeres, algunas mujeres intersexuales somos trans y algunas de nosotras también somos feministas (…) Existen otras realidades corporales y subjetivas distintas a las hegemónicas, y aceptarlo no anula otras existencias ni pone en riesgo los derechos conseguidos hasta este momento”. 

El comunicado fue firmado por colectivas intersex de México, Argentina, Chile y España.

“Las mujeres trans son mujeres”: Copred

El msimo día del foro, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Copred) de la Ciudad de México, un organismo descentralizado, se pronunció en contra de los discursos de odio.

“Excluir del reconocimiento de derechos a determinadas poblaciones, en específico a las mujeres trans, no es un discurso protegido constitucionalmente porque niega derechos y lastima su dignidad (…) La diversidad construye; los discursos de odio destruyen. Las mujeres trans son mujeres. Dentro de los feminismos deben caber todas las mujeres”.

En su comunicado, el Copred no hace mención a la UNAM o al foro difundido por la universidad pero aclara que el organismo en ningún caso respalda discursos transodiantes, y los califica de “expresiones inaceptables que vulneran la dignidad de las personas y las colocan en riesgo pues legitiman, multiplican y fomentan las violencias”.

La protesta estudiantil: “¡Fuera Terfas de la UNAM!”

El lunes 28 de marzo en Ciudad Universitaria, el complejo más grande la UNAM, estudiantes de distintas facultades se manifestaron en contra del foro, de los discursos de odio y exigieron que se retire el video del foro difundido por el CEIICH. 

“Estamos aquí alzando la voz porque en el foro se dijeron discursos abiertamente racistas y transfóbicos que atentan contra la identidad y autonomía de las personas trans. Es muy importante hacer presencia porque posibilitar discursos a través de un feminismo blanco posibilita el fascismo que atenta contra las personas trans”, comentó a Presentes, Malinalli, estudiante de sociología, durante la protesta.

La manifestación partió de distintos puntos de Ciudad Universitaria y les estudiantes se concentraron, en un primer momento, en la Torre II de Humanidades, complejo donde se encuentran las oficinas del CEIICH. Ahí leyeron varios pronunciamientos, gritaron consignas como “biología no es destino”; “Fuera terfas de la UNAM”; “los derechos humanos no se debaten”, protestaron bailando vogue y exigieron la renuncia de Aimeé Vega, organizadora de dicho foro. 

La manifestación continuó hasta el edificio de Rectoría de la UNAM en donde el edificio permaneció con las puertas cerradas. Afuera, les estudiantes pegaron los carteles que traían para la protesta, y dejaron escrito con plumón el mensaje: “Condeno enérgicamente tu transfobia”, en alusión a la forma como la UNAM responde cuando a las denuncias de acoso o violencia de género ejercida por profesores o funcionarios universitarios. 

Un tercer comunicado, firmado por más de mil cien personas, se leyó afuera de Rectoría y entregaron copias a funcionaries de la UNAM que les atendieron en la explanada. Les estudiantes les exigieron que retiraran de la web el video del foro, que se disculparan públicamente y que la UNAM emita una postura clara y efectiva contra la transfobia. Les funcionarios solo dijeron que van a “analizar” el documento entregado.

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR