Asesinato de activista trans hondureña Vicky Hernández llega a Corte Interamericana de DDHH

El 11 de noviembre la Corte Interamericana de Derechos Humanos tratará la responsabilidad del Estado de Honduras sobre la ejecución extrajudicial de Vicky Hernández, mujer trans y defensora de derechos humanos.

10 de noviembre de 2020

Por María Eugenia Ludueña y Dunia Orellana

Ilustraciones: Cattrachas

La Corte Interamericana de Derechos Humanos convocó para el 11 y 12 de noviembre a una audiencia pública que las organizaciones LGBTI+ ya consideran histórica:. Se tratará la responsabilidad del Estado de Honduras sobre la ejecución extrajudicial de Vicky Hernández, mujer trans y defensora de derechos humanos.

Vicky tenía 26 años cuando fue asesinada, entre la noche del 28 de junio y la madrugada del 29 de junio de 2009, mientras regía un toque de queda que ella desconocía. Fue a pocas horas del Golpe de Estado contra el entonces presidente Manuel  Zelaya, que estableció el gobierno de facto de Roberto Micheletti. 

Estas dos audiencias tienen una enorme importancia para toda la región y para Honduras en particular, uno de los países más peligrosos de América Latina para las personas LGBT+.

Desde hace más de 11 años la organización lésbica Cattrachas viene pidiendo Justicia para que el asesinato de Vicky y también para que otros crímenes de odio no queden impunes: 116 mujeres trans y 250 personas LGBTIQ+ fueron asesinadas desde 2009 en Honduras. 

“Con tanta impunidad, con tantas muertes, esto es como una justicia colectiva”, dijo a Presentes la coordinadora de Cattrachas, Indyra Mendoza. “Allí van a estar los nombres de otras trans. Hubo prejuicio, discriminación, violencia, odio, pero al final vamos a lograr esa justicia colectiva”.

El caso llegó a esta instancia impulsado por una petición de Cattrachas realizada el 23 de diciembre de 2012. Años después se unió a la defensa la organización Robert F. Kennedy Human Rights de Estados Unidos. Las audiencia serán virtuales, a las 8:30 (hora América Central) y se espera sean transmitadas a través de las redes de la Corte IDH. 

Marlene Wayar, convocada como perito

Para las audiencias la Corte ha convocado a la República de Honduras, a lxs representantes de las víctimas y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para escuchar sus alegatos. Y ha citado a declarar como testigxs a una compañera de Vicky, a su familia, a abogados y a la activista travesti argentina Marlene Wayar. 

Wayar, psicóloga social, fue citada para exponer sobre el rol del Estado como nexo causal de violencia sistemática hacia personas trans y para desplegar el transfemicidio como categoría para conceptualizar los crímenes basados en prejuicio por identidad o expresión de género. 

Wayar conoció a la organización hondureña Cattrachas cuando fue convocada a un encuentro de Lasa (Latin American Studies Associattion) en Boston. 

También citado como perito, el abogado Carlos  Zelada, explicará el contexto de violencia contra personas LGBT en Honduras; la idea de violencias por prejuicios hacia personas trans, y estándares para investigar estos casos. También declararán familiares de Vicki Hernández en calidad de víctimas. Su hermana Merelin y su madre Rosa Argelia Hernández Martínez.El abogado penalista Edgar Fernando Pérez Archila también rendirá peritaje sobre en qué modo los hechos del ca_so se enmarcan en un patrón de ejecución extrajudicial motivado por razones de prejuicio bajo los estándares del derecho penal y del derecho internacional, y cuáles deberían ser los lineamientos de la investigación de comprobarse que fue una ejecución extrajudicial motivada por prejuicios. 

Qué se denuncia

Vicky Hernández sobrevivía en las calles de San Pedro Sula ejerciendo el trabajo sexual. Y era una reconocida activista de Unidad Color Rosa, una organización de mujeres trans de esa ciudad hondureña. 

La noche del 28 de junio salió a la calle sin saber del toque de queda. Esa misma noche, Zelaya fue sacado de su casa a punta de fusil. A la mañana siguiente Vicky fue encontrada muerta en una calle de la colonia Ruiz, en el noreste de San Pedro Sula. En la oscuridad de aquella noche las únicas personas que circulaban en la ciudad eran las de las fuerzas de seguridad de Honduras. 

La autopsia -realizada con mucha posterioridad porque en su momento se le negó a la víctima esa posibilidad por su identidad de género y por vivir con VIH- reveló que Vicky fue asesinada con un arma de fuego, así señala un documento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitido en diciembre de 2018. 

Un decreto de amnistía que data del año 2010 protege a los responsables de la violencia institucional. La querella buscar eliminarlo para así identificar la cadena de mando detrás del asesinato de la activista trans hondureña.

 “Se alega que la muerte de Vicky Hernández ocurrió en dos contextos relevantes. Por una parte, el presunto contexto de violencia y discriminación contra personas LGBT en Honduras con alta incidencia de actos cometidos por la fuerza pública y, por otra, el presunto contexto del golpe de Estado ocurrido en el año 2009”, dice el texto con que la Corte IDH dio a conocer la noticia en septiembre de 2020. 

Crimen estatal y por prejuicios

Por eso no sólo se juzga la muerte de Vicky, la violencia por prejuicio con base en su identidad y expresión de género, sino que se argumenta que el Estado hondureño no investigó adecuadamente, con la debida diligencia y en un plazo razonable los hechos del caso, los cuales se encuentran en impunidad. 

Porque esta cadena comenzó con el crimen y continuó con el manejo del cadáver de Vicky, al que se negaron a practicarle la autopsia. “Organizaciones de derechos humanos denunciaron que las autoridades forenses se negaron a realizar el dictamen de autopsia con la excusa de suponer que la víctima vivía con VIH”, señala un documento de la CIDH. 

Se alega que “el Estado de Honduras es responsable por la violación de los derechos establecidos en los artículos 4.1, 5.1, 8.1, 11, 13, 24 y 25.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en relación con las obligaciones establecidas en el artículo 1.1 y del mismo instrumento”. 

En las redes sociales ya se agitan las consignas: “Justicia para su familia. Justicia para todas las personas trans en Honduras. Justicia para todas las personas LGBTI en América Latina”. Y proponen sumarse a las actividades virtuales con el hashtag #JusticiaParaVicky.

10 de noviembre de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario