Una primera encuesta arroja luz sobre cómo es ser intersex en México

La intersexualidad es una forma de diversidad corporal. La intersexualidad no es una orientación sexual, no es una identidad de género y no es un “tercer género”.

24 de agosto de 2021
Georgina González@georginagon

La organización mexicana Brújula Intersexual y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) realizaron la primera encuesta sobre personas intersexuales en México que busca contribuir a visibilizar las problemáticas que enfrenta esta población con información que impulse a construir políticas públicas y reformas necesarias para garantizar sus derechos humanos. 

“El activismo intersexual ha intentado por años informar sobre todo esto que socialmente se calla y se desconoce, y lo que se ignora no puede ser abordado. La Encuesta Intersex da visibilidad a la compleja realidad de las personas intersexuales en nuestro país. Pensamos que este instrumento es un paso fundamental en la dirección de un mundo más justo y amable, menos prejuicioso y menos violento con las personas intersexuales”, comentó Laura Inter, fundadora de Brújula Intersexual

La intersexualidad es una forma de diversidad corporal. La intersexualidad no es una orientación sexual, no es una identidad de género y no es un “tercer género”. Las personas intersex son aquellas que nacen con variaciones en sus características sexuales que no parecen encajar en las definiciones típicas masculinas o femeninas, y éstas no representan en sí mismas un problema de salud por lo tanto la intersexualidad tampoco es una patología.  

Brujula Intersexual es el primer colectivo activista intersex de México, surgió en 2013 y desde entonces trabajan en la generación de información a cerca del derecho a la autonomía e integridad corporal de las personas intersexuales y construyen comunidad con otras personas intersexuales de habla hispana.

Entre el 8 de noviembre de 2019 y el 31 de enero de 2020 se levantó la encuesta. Brújula Intersexual participó en el diseño y la presentación de los resultados de la primera Encuesta Intersex en México, en la que participaron 89 personas intersexuales, en su mayoria adultas y jóvenes (47% y 45%, respectivamente) de 24 de los 32 estados del país. 

Cirugías innecesarias sin consentimiento 

De acuerdo a la Encuesta Intersex el 39.8% de las personas intersexuales refirieron haber tenido alguna cirugía y 9.1% no está segura de si fue sometida o no a algún procedimiento y casi la mitad cuentan que sucedió en su infancia: 22.4% ocurrió en su primera infancia y 24.5% en su infancia; 30.6% en la adolescencia y 22.4% entre los 18 y 30 años. 

Laura Inter comenta que entre las principales violaciones de derechos humanos que experimentan las personas intersexuales está la realización de cirugías genitales y otros procedimientos médicos invasivos e innecesarios en la infancia, sin consentimiento propio ni información adecuada. 

El protocolo médico recomienda la cirugía genital a edades tempranas, básicamente por razones “cosméticas”, para que los genitales tengan una apariencia más típicamente femenina o masculina, y para que puedan desempeñar una sexualidad heterosexual, es decir, la práctica de la penetración vaginal, dando por hecho que todas las personas van a querer involucrarse en esa práctica sexual y van a tener una orientación heterosexual, y además, pasando por alto el hecho de que hay muchas más prácticas en la sexualidad que solo penetrar o ser penetradas, y violando así los derechos humanos más básicos como el derecho a la integridad corporal”, explica. 

Además, un poco más de 6 de cada 10 personas intersex contaron que las cirugías a las que fueron sometidas fue sin su consentimiento y solo al 5% le informaron a sus padres, madres o tutores la opción de retardar las intervenciones médicas irreversibles hasta que fueran mayores de edad y entendieran los procedimientos y sus consecuencias. 

“Las cirugías que son sumamente dolorosas y acarrean muchas secuelas físicas y psicológicas como pérdida de sensibilidad genital parcial o total, dolor, infecciones, cicatrices, depresión, ansiedad, y traumas cuyo impacto es similar al producido por abuso sexual. Incluso hay guías médicas que mencionan que la cirugía ayuda a fortalecer el “vínculo parental”, como si una mamá o papá fuera incapaz de amar a su hija o hijo tal cual es”, sostiene Laura Inter.

En la Encuesta Intersex una persona de 34 años declaró haber sido sujeta a 15 intervenciones quirúrgicas. “Los médicos hacían referencia en varias ocasiones a que mi cuerpo necesitaba ser ‘corregido’ mediante cirugía para que pudiera tener relaciones sexuales con mi esposo cuando me casara”, narra su testimonio.

“Sin información te sientes un fenómeno, un monstruo”

Para Laura Inter la importancia de esta encuesta también radica en que las personas intersexuales han vivido por muchos años sin información sobre su propia variación congénita.

“Hemos vivido en el desconocimiento, desconocemos lo que sucede con nuestros cuerpos por el ocultamiento y secretismo en los hospitales que frecuentemente no nos permiten tener acceso a nuestros expedientes médicos, además de que nuestras familias comúnmente no nos hablan sobre el tema, y a veces nos ocultan información”. 

La Encuesta Intersex da cuenta que 68.2% de las personas encuestadas no ha tenido acceso a información sobre su variación congénita y solo el 31.8% sí ha tenido acceso a ella a través de su expediente médico. 

Laura Inter insiste en que “el problema fundamental para las personas intersex no es la asignación de un género binario al nacer, a toda persona —haya nacido con un cuerpo intersexual o no— se le asigna un género al nacer y nada garantiza que esa persona se identifique con ese género. El problema es, como dice el activista intersexual Morgan Carpenter, lo que médicamente se hace para hacer que nuestros cuerpos se adecuen a esas normas”. 

A su vez, la encuesta revela que 44% de las pesonas viven actualmente con una identidad de género que no corresponde con el sexo que les asignaron al nacer. El informe explica que el problema radica en que esas personas fueron sometidas a procedimientos médicos invasivos e innecesarios con la intención de reforzar el sexo asignado al nacer sobre todo en la infancia o la adolescencia —sin información ni consentimiento propio— que tiene como consecuencia “daños irreparables e irreversibles para el resto de la vida”. 

Violencia y discriminación en espacios de salud

Las personas intersex se enfrantan a discriminación al asistir a los servicios de salud, de acuedo a los datos, 58% reportó acudir al médico solo en caso de necesitarlo y el 42% afirmó no tratarse en estos espacios o hacerlo con remedios caseros o alternativos. 

Además dan cuenta que el personal médico tiene tratos que vulneran su dignidad. Una de cada dos personas intersex dijo haber sido examinada en situaciones innecesarias; y 3 de cada 10 informó que han tomado decisiones sobre su cuerpo sin consentimiento. Así mismo reportaron haber recibido burlas, agresiones físicas y amenazas. 

La escuela: un lugar hostil para les adolescentes intersex

La encuesta revela que los espacios públicos como la calle, el transporte y baños públicos, así como la escuela son entornos donde más experimentan discriminación las personas intersex. Pero es el entorno educativo donde más las adolescencias intersexuales se enfrentan a violencias. 

Sobre la encuesta

Durante la Primera Conferencia Latinoamericana y del Caribe de Personas Intersex 2018 se estableció la Declaración de San José de Costa Rica, que llama a los Estados a compilar datos para la generación de políticas públicas a favor de las personas intersex y el conocimiento de sus realidades con la intención de que abone a visibilizar sus experiencias y los retos que enfrentan. En ese sentido la Encuesta Intersex es un ejercicio potente de los activismos que abre la puerta para conocer, visibilizar e impulsar los derechos humanos de las personas intersexuales mexicanas.

Y si bien los resultados son representativos de la población encuestada más no de toda la población intersex mexicana, ésta es un importante registro de sus necesidades y experiencias en los servicios de salud, de su autoconocimiento, de su bienestar emocional y de los prejuicios sociales que han enfrentado. 

Laura Inter agrega: “En México conocemos a una gran cantidad de personas intersexuales, pero no sabíamos cuántas responderían, porque responder una encuesta como esta implica enfrentarnos a situaciones dolorosas de nuestro pasado, y otras que vivimos en el presente, y eso siempre es complicado. También influyeron otros factores, como la falta de acceso a internet que existe en muchos lugares de México, y el hecho de que no todas las personas que nacen con variaciones de las características sexuales se sienten interpeladas por el término “intersexualidad”, o siquiera lo conocen, y eso pudo impedir que se decidieran a abrir la encuesta y responderla, sin embargo, promovimos la encuesta en grupos de variaciones intersexuales específicas”.

Durante la presentación de los resultados de la Encuesta Intersex, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez señaló, “la Encuesta Interex es valiosa porque nos dice cuáles son los pendientes y dónde se encuentran con exactitud y es por eso que hoy quiero asumir el compromiso de este gobierno para contrarrestar la violencia, discriminación y exclusión de las personas intersex”. 

Anunció que para lograrlo es necesario impulsar líneas de acción como limitar cirugías y procedimientos médicos innecesarios; revisar las normas oficiales de salud para proponer reformas contra toda disposición que viole derechos humanos de las personas intersex y que la guía para garantizar el acceso a la salud libre de discriminación para las personas LGBTI se cumpla. Además dijo que se impulsarán criterios antidiscriminatorios contra el acoso escolar y por la inclusión en espacios laborales. 

Para Laura Inter esto es muy importante porque “es la primera vez que el Gobierno de México reconoce la violencia que vivimos las personas que nacemos con variaciones en nuestras características sexuales, y estaremos al pendiente de las acciones que se tomen en futuros proyectos”.

24 de agosto de 2021
Georgina González@georginagon

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR