#Perú Padre mató a su hijo y denuncian crimen de odio

El homicidio generó un debate nacional y la exigencia de políticas públicas de educación contra la LGBTI fobia en el país.

7 de enero de 2019

Por Esteban Marchand, desde Lima. 

El 1 de enero un joven de 17 años fue asesinado a balazos por su padre tras una discusión familiar. También hirió a su mujer, que intentó defender al hijo; luego huyó y se suicidó. Si bien la justicia aún investiga el origen de la discusión, el caso se dio a conocer como el primer crimen de odio de 2019 y desató un debate nacional sobre la homofobia en Perú.

Ocurrió en el distrito de Saposoa, departamento de San Martín, en la selva del Perú. En una vivienda familiar del Barrio San Juan del barrio Caserío Alto Pachiza, Humberto Herrera Altamirano disparó contra su hijo de 17 años Moisés Herrera Muñoz e hirió a su mujer y madre del joven fallecido. Lxs vecinxs de la familia, según publicaron diversos medios, confirmaron que el padre del joven no aceptaba que su hijo era homosexual.

La hipótesis del crimen homofóbico fue ratificada por las organizaciones Trans, Casa Trans y Red Lac Trans en un comunicado conjunto. Allí piden al Gobierno que tome acciones concretas para terminar con las muertes por odio, que no tienen sanción específica en Perú: “(…) dicte medidas en contra de los crímenes de odio cuya erradicación requiere de una educación con enfoque de género, a lo que se oponen el fujimorismo y sectores católicos y evangélicos ultraconservadores”.

También el exalcalde provincial de San Martín, Manuel Nieves, hizo declaraciones: “No podemos llamarnos sociedad si es que siguen ocurriendo hechos que atentan contra la vida de mis compañeros LGTBI. Insistimos en una educación basada en Enfoque de Género para acabar con esta lacra social. La homofobia y el machismo matan, tu indiferencia también”.

También el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social de la Nación twitteó: “Todos y todas somos iguales. Condenamos el asesinato del adolescente en San Martín”, se lee en un tuit publicado el 4 de enero con los hashtags #NoMásCrímenesDeOdio

[LEÉ TAMBIÉN: Perú: El Congreso aprobó derogar el DL1323 que protegía a la población LGTBI]

La familia, el primer vínculo de violencia LGBTI fóbica

Según el comunicado de TRANS, “la discriminación y violencia en las casas es fuerte y conlleva muchas veces a suicidios u homicidios como el que ocurrió en Saposoa. El desamparo que muchos niñxs y adolescentes con orientación sexual, identidad y expresión de género diferentes a la heteronormada pasan en los hogares, escuelas y sociedad, muchas veces no es documentado; ni siquiera registrado como denuncia ya que en muchos sectores es considerado como castigos correctivos que llegan hasta la muerte”.

[LEER MÁS: Cómo afecta a Perú la decisión de la Corte IDH de respetar los derechos LGBT]

También pidieron al Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables que inicie una campaña de trabajo con padres y familiares: “Es urgente garantizar familias que acompañen los procesos de transición; identitarios y de orientación sexual, no podemos permitir sigan siendo expulsados, insultados, violadxs y matados (…) La familia muchas veces constituye el primer vinculo de violencia transfóbica, lesbofóbica y homofóbica”.

El homicidio del joven abrió un debate nacional sobre la homofobia y la LGBTI fobia en Perú. Para Adré Mere, joven afroperuano y activista de Gay Latino, el gobierno debería de tener acciones que permitan visibilizarnos. “No basta con solo sacar una foto o un comunicado cuando nos matan”, señaló.


La psicóloga y activista Alexandra Hernández Muro opina que desde el gobierno se deben realizar tres grandes tareas: la prevención, la atención y la sanción. “En temas preventivos se debe capacitar a los operadores educativos (profesores y directores) para que puedan implementar correctamente una educación con enfoque de género dejando de lado creencias personales y religiosas. En temas de atención y sanción también se debe de educar a la policía y operadores de justicia para que puedan entender las particularidades cuando hay algún crimen de odio hacia una persona LGBTIQ”.

LEER MÁS Perú: El Congreso aprobó derogar el DL1323 que protegía a la población LGTBI

Para Alexandra, la familia debe ser el lugar más seguro y a través de un enfoque de género se podría naturalizar las orientaciones sexuales que parecen diferentes y minimizar los estereotipos de género que pueden llegar a ser más dañinos. “Sin embargo, las estadísticas nos indican que la familia es el espacio menos seguro para las personas LGBT.  Son espacio en los que se replica con mayor facilidad los discursos de odio”, lamentó.

En tanto, Alejandro Merino, de la Asociación de Familias por la Diversidad Sexual Perú, destaca que el apoyo de los miembros puede marcar una diferencia sustancial en cómo esta persona va a poder enfrentar la discriminación ante la sociedad. “Se deber reafirmar la laicidad del Estado. Estos prejuicios que se plasman en actitudes de bullying y presiones a los jóvenes para ser ‘curados’ por su orIentación sexual vienen de grupos conservadores que el Estado debe combatir”, dijo a Presentes.

“Perdóname señor, padre santo”

Televisión Tarapoto, canal de TV regional, publicó un audio en el que se escucha cómo, tras los disparos, Humberto Herrera lamenta lo que hizo y pide perdón “a dios”: “Perdóname señor, padre santo, por todo lo que he cometido en esta tierra y en esta vida, te pido que lo cuides a mi hijito, cuídalo padre no lo desampares, ayúdame señor, dale consuelo”, se escucha en el audio.

La policía explicó que luego de cometer el asesinato, Humberto escapó y horas después se encontró el cuerpo sin vida. Según se constató, el hombre se suicidó. Dos días después del asesinato, se publicó el audio completo a través del canal de TV local ‘Vía Televisión’ en el que se escucha otra parte de la conversación que daría entender que la discusión se originó por un juicio.

Agencia Presentes intentó contactarse con el comisario de la PNP Alfonso Hidalgo, de la comisaría de Saposoa, pero se negaron a dar información.

 

7 de enero de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR