Buscó migrar a Chile y el consulado le exigió examen de VIH

La respuesta fue que por instrucciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de Santiago de Chile, ningún consulado puede procesar visas si en el examen médico de él o la interesada aparece como positivo.

18 de diciembre de 2018

Por Víctor Hugo Robles

Jhaim Key es un publicista caraqueño de 30 años. Desde 2011 vive con el VIH y debido a la crisis política y social de Venezuela migró para salvar su vida – allí no podía acceder a la salud- y después de un periplo terminó en Lima. El último mes, tras recibir una oferta de trabajo en Santiago de Chile quiso iniciar sus trámites de visa en el consulado pero allí le enviaron un formulario donde, entre otras cosas, le exigían un test de VIH. Jhaim preguntó qué pasaba si su examen daba positivo. La respuesta fue que por instrucciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de Santiago de Chile, ningún consulado puede procesar visas si en el examen médico de él o la interesada aparece como positivo.
[LEE TAMBIÉN: VIH/sida en Chile: Entre las peores cifras de la región y el show mediático]

Ahí empezó una pesadilla que terminó con la intervención diplomática de ONUSida logrando que – recién ayer- la Cancillería chilena fuera para atrás en un comunicado donde reconoció un “error” de procedimiento. En el interín, Jhaim se quedó sin la oferta laboral.

“Me siento insultado, discriminado, vejado, pisoteado por la ignorancia de personas que deben representar un país, me siento a su vez mentido, ya que el presidente Sebastián Piñera y el Canciller Roberto Ampuero han hablado hasta la saciedad sobre la situación horrible que se vive en mi país y se dan golpes de pecho afirmando que los migrantes venezolanos les importan, pero por detrás cierran todas las puertas a la migración”, señala molesto. “Solicito una excusa pública por la violación flagrante a mis Derechos Humanos”, dijo Jhaim a Presentes.

El camino de Jhaim

Jhaim relata que vivir con VIH en la Venezuela de hoy es “lastimosamente una pena de muerte silenciosa, al punto de que todos los infectólogos les recomiendan a sus pacientes emigrar a otros países, debido a la escasez de tratamientos y una enorme tasa de enfermedades oportunistas como tuberculosis, citomegalovirus y meningitis”.

En ese contexto, emigrar de Venezuela para encontrar soluciones médicas se transforma muchas veces en la única esperanza de sobrevida. “Hemos regresado lamentablemente a la Venezuela de los años 80, donde pacientes que no tienen la posibilidad de emigrar, se trasladan con todo el esfuerzo hasta la ciudad fronteriza de Cúcuta – Colombia para buscar TARV y volver a sus ciudades, en viajes de hasta más de 10 horas en un tramo”.

Jhaim, así como otros muchos ciudadanos venezolanos, emigraron a otros lugares para poder salvar sus vidas, siendo Chile uno de los países que ha recibido a una importante comunidad venezolana, particularmente jóvenes profesionales.

[LEE TAMBIÉN: Líder indígena denunció a un funcionario por políticas de VIH en Chile]

“Yo primero emigré a Ecuador y luego a Lima, Perú. Llegué a Lima porque me hablaron de mejores oportunidades laborales pero choqué con un muro enorme de acceso al sistema público de salud”, relata, agregando que Santiago de Chile se transformó entonces en una posibilidad cierta cuando recibió una oferta de trabajo concreta. “El 20 de noviembre de este año recibí una gran oferta de empleo como director creativo en una agencia de publicidad, una oferta que no podía desaprovechar y que me cambiaría la vida. Pero para generarme un contrato y hacer todo a lo legal, debía formalizar mi situación migratoria, así que solicité visa sujeta a contrato desde el consulado de Chile en Lima”.

“Ninguna persona con sida puede solicitar visa”

Luego de recibir la tentadora propuesta laboral, Jhaim miró sus maletas y comenzó pidiendo los requisitos formales en el Consulado de Chile en Lima. Después de diversas llamadas le señalaron que el trámite se debía realizar online. “Ya el leer los archivos PDF enviados por el Consulado de Chile me encontré con el alarmante requerimiento de exámenes médicos de laboratorio, entre ellos el Test de Elisa para VIH”, relata. “La situación me alarmó totalmente, porque yo soy una persona viviendo con VIH. Me comuniqué nuevamente con el consulado vía correo electrónico expresando mi miedo y duda sobre tal requerimiento. La respuesta del consulado fue que de acuerdo a instrucciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de Santiago de Chile, ningún consulado puede procesar visas si en el examen médico de él o la interesada aparece como positivo”.

Jhaim realizó otras llamadas y un funcionario -que no se identificó- le dijo textual: “Ninguna persona con SIDA puede solicitar visa para Chile. No lo podía creer ni asumir. Realizó entonces otras llamadas y recibió la misma explicación, hasta que decidió comunicarse directamente con funcionarios internacionales de Naciones Unidas, específicamente con el representante de ONUSIDA en la ciudad de Lima.

La intervención diplomática de ONUSIDA

El 22 de noviembre, Jhaim Key se reunió con el doctor Alberto Stella, representante de ONUSIDA para Perú, Ecuador y Bolivia. Stella se comunicó con el consulado para solicitar explicaciones a diversos funcionarios, hasta hablar con el cónsul de Chile en Perú, Samuel Ossa Dietsch.

[LEE TAMBIÉN: Es seropositivo, ganó un juicio al Estado chileno y pide asilo humanitario en España]

Entrevistado por Presentes, Alberto Stella confirmó la situación denunciada y detalla lo que define como “tensa” conversación con el funcionario diplomático de Chile. “Yo hablé con el cónsul de Chile en Lima y lo que puedo referir es que existe un desconocimiento de la norma o una aplicación inadecuada de la norma, es la única interpretación que puedo dar porque el sitio web del Gobierno de Chile -en lo que se refiere al procesamiento de visas en las oficinas consulares en el mundo- dice claramente en los requisitos de solicitud de visa que tienes que llevar un certificado médico, que pone entre paréntesis que no tienes que llevar resultados de los exámenes entre ellos el VIH. Lo que ONUSIDA tiene entendido es que Chile no tiene ninguna barrera legal restrictiva para la entrada y/o permanencia de un ciudadano, cualquier sea su nacionalidad, por razón de su estado serológico del VIH. Ni siquiera lo indaga, ni siquiera lo pide”.

Sin embargo, Stella dice que el cónsul le señaló que “esa información (el Test de Elisa) se envía a Santiago y ahí determinan si te dan o no la visa. Yo le hice notar que era extraño porque Chile está en la lista de países de ONUSIDA que no tiene ningún tipo de restricción en una óptica de Derechos Humanos para la entrada y permanencia de un ciudadano viviendo con VIH”, remarca.

“El cónsul quedó un poco en entredicho pero en definitiva no le dieron una solución a este ciudadano y además perdió el empleo que había logrado en Chile”, agrega. “El cónsul me insistió que ese era el formulario que ellos usaban y eso se debía presentar. Yo le insistía en la contradicción porque le hacía saber que si el consulado y el gobierno de Chile pedía esto como requisito, yo como funcionario de Naciones Unidas tenía que notificarlo para que Chile no aparezca más en la lista de países que no ponen ningún tipo de impedimento para la entrada y estadía de ciudadanos con VIH, poniéndolo, entonces, junto a los países que sí tienen barreras legales.

Stella hacía directa referencia a los países que impiden la entrada de personas viviendo con VIH como es el caso de Yemen, Omán, Sudán, Brunei y Emiratos Árabes Unidos.

En Chile es ilegal exigir el test para VIH, tanto en solicitud de visas como para postular a un trabajo o cualquier otro trámite oficial. La Ley 19.779 sobre prevención, diagnóstico y control del VIH/SIDA establece que la realización del examen es “voluntaria y derecho de la persona si accede a realizarlo o no”. Asimismo, para el resguardo de las personas que viven con VIH, la vigente normativa dispone que no se puede discriminar en el acceso a la educación, el trabajo y la salud.

La carta al presidente Piñera

Por su parte, organizaciones de la sociedad civil y activistas con trabajo en VIH/SIDA entregaron ayer mañana una carta al presidente Sebastián Piñera pidiéndole audiencia y su “visible” intervención en las “fallidas políticas públicas del VIH/SIDA”, advirtiéndole “la existencia de restricciones migratorias en el visado a Chile para extranjeros viviendo con VIH/SIDA, hecho grave y lamentable que instala a Chile como único país de Latinoamérica que posee este tipo de medidas discriminatorias”.

18 de diciembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR