Lana de Holanda: “Ser trans en Brasil es vivir en peligro todos los días”

Lana de Holanda es una activista trans carioca de 28 años con un recorrido muy intenso. Hace tres años empezó contando su transición en las redes sociales y en una columna para de Huffington Post, y terminó como asesora de la concejala de izquierda (Partido Socialismo y Libertad. PSOL) Marielle Franco.

11 de diciembre de 2018

Por Ana Fornaro y María Eugenia Ludueña

Foto: Agencia Presentes

Lana de Holanda es una activista trans carioca de 28 años con un recorrido muy intenso. Hace tres años empezó contando su transición en las redes sociales y en una columna de Huffington Post, y terminó como la primera asesora trans de la concejala de izquierda (Partido Socialismo y Libertad. PSOL) Marielle Franco, hasta su asesinato el 14 de marzo pasado.  En el año en que ganó el ultradecherista Bolsonaro y hubo un récord de candidaturas trans en las elecciones, Lana estuvo en Buenos Aires invitada a las jornadas previas al G-20, participó de las actividades organizadas por la ONG Género y Comercio, estuvo en la carpa feminista, y conversó con Presentes.

– ¿Cómo empezó tu activismo? 

– Empecé con el activismo cuando me asumí como trans en 2015. Fue en ese momento de mi vida porque me di cuenta de los privilegios que tenía como hombre gay y no percibía las redes de discriminación para las travestis. Ahí fue un shock muy grande. Y no hay forma de ser trans o travesti sin hacer activismo porque nuestras vidas corren peligro todos los días.

[LEE TAMBIÉN: #BRASIL Asesinaron a Marielle Franco: concejala feminista, afro y lesbiana]

– ¿Cómo te acercaste a Marielle?

– Yo  trabajaba como recepcionista de Aministía Internacional en Río y en esa época ya estaba escribiendo. Y ella trabaja en la Comisión de Derechos Humanos y cuando iba a Aministía empezó a ver mi proceso de transición y a leerme. Dos semanas después de que fuera electa, me mandó un mensaje para decirme que quería conversar conmigo. Y ahí me dijo que de hacer parte del mandato de ella.Cuando Marielle me llamó fue muy importante porque en Rio de Janeiro nunca había habido una asesora trans en la Cámara. Su mandato fue muy plural. Habia lesbianas, bi, muchas personas negras. Fue un mandato que causó mucho barullo entre ese espacio tan blanco y tan rico. Eso incomodó.

[LEE TAMBIÉN: Quién es Erica Malunguinho, electa como la primera diputada trans de Brasil]

– ¿La elección de Bolsonaro ya tuvo consecuencias para las personas LGBT?

– Cuando Bolsonaro fue electo yo estaba con un grupo de amigxs en casa y quedamos paralizadxs. Tenemos mucho miedo. La militancia LGBT en Río y en Brasil estamos sin saber qué va a pasar con nosotrxs, pero sabemos que él algo muy ruin, muy triste. Las declaraciones que él hizo, que prefería un hijo muerto que un hijo gay, es tan solo un ejemplo. Nos da miedo, además de lo que pueda hacer él, de lo que puedan hacer sus electores. Durante la campaña varias personas LGBT fueron atacadas, dos trans fueron asesinadas. Entonces está lo que nos puede hacer directamente, pero también lo que puede hacer la población que se siente legitimada.

-¿Ahora qué estás haciendo políticamente?

– Después del asesinato de Marielle yo quedé sin trabajo pero el partido me sigue apoyando hasta fin de año. Ahora estoy ayudando en la investigación del crimen. Participé de la campaña de Monica Francisco (diputada electa por el PSOL) y ahora me llamó para trabajar con ella. Mi objetivo es fortalecer y dar apoyo físico a proyectos de ley de la izquierda, sean LGBT o no, que estén de nuestro lado. Porque vimos lo que le hicieron a Marielle, de lo que son capaces. Porque la derecha brasilera moviliza mucho, son youtubers, están en las redes y creen que ser revolucionario es estar contra las minorías. La militancia tiene que estar junta para hacer un bloque.

– ¿Qué es para vos el transfeminismo?

– El transfeminismo es la idea radical de que las mujeres trans son mujeres y que los hombres trans son hombres. Y de que el género es una construcción social, y que mi género no está ligado a mi genitalidad. Militamos por algo tan básico como derecho a entrar a un baño, al trabajo, a la educación. Nosotrxs necesitamos los mismos derechos que las personas cisgénero. Y también es difícil hacer entender que la orientación sexual y la identidad de género son cosas diferentes. Por ejemplo, yo soy hetero y trans. Es un trabajo de hormiga que tenemos que hacer día a día.

11 de diciembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR