Paraguay: Abren centro de denuncias de violencia y discriminación contra trans

La organización Panambí, que defiende los derechos de travestis, transexuales y transgénero en Paraguay, abrió esta semana en Asunción su centro de recepción de denuncias de casos de violencia y discriminación contra personas trans.

18 de julio de 2018

Por María Sanz, desde Asunción

La organización Panambí, que defiende los derechos de travestis, transexuales y transgénero en Paraguay, abrió esta semana su centro de recepción de denuncias de casos de violencia y discriminación contra personas trans.

Se trata de una línea telefónica (0983 321006) que estará atendida de 9 a 17 horas, tanto para recibir llamadas, como mensajes de texto y Whatsapp. Al otro lado del teléfono responderá una activista trans capacitada para dar atención e información, registrar la denuncia, brindar asesoría jurídica para formalizar la denuncia, y ofrecer acompañamiento, seguimiento y monitoreo del caso.

[LEE TAMBIÉN: #CrímenesDeOdio2017: más de 400 denuncias por violencia a personas LGBT en Paraguay]

Además, los registros servirán para contar con estadísticas y datos que se publicarán en informes anuales sobre la situación de personas trans en Paraguay. Estas cifras se emplearán como una herramienta de incidencia política para motivar al Estado a que genere mecanismos de protección, mejore la respuesta ante estos casos, y evite la impunidad.

El centro de denuncias forma parte de la red del Centro de Documentación y Situación Trans de América Latina y el Caribe (CeDoSTALC), un sistema de recolección de información, monitoreo y respuesta a las barreras relacionadas con los derechos humanos que sufre la población trans en la región, y que promueve la Red de personas trans de Latinoamérica y el Caribe (Redlactrans).

Trabajo sexual y policía

Las denuncias podrán referirse a hechos de cualquier tipo de violencia, discriminación, abuso o violación de derechos, que ejerzan tanto personas particulares, como fuerzas o representantes del Estado, explicó en una conferencia de prensa Mariana Sepúlveda, una de las activistas de Panambí que atenderá la línea.

Sepúlveda añadió que muchos de estos casos de violencia se producen “en la calle, mientras las compañeras ejercen el trabajo sexual”, y en muchas situaciones “son los policías quienes violentan” sus derechos.

Así, resulta muy difícil presentar una denuncia en la comisaría, ya que después la denunciante regresa a trabajar en la calle, y puede volver a encontrarse con el mismo agente de policía que la violentó, o con sus compañeros, y sufrir algún tipo de represalia, explicó Yren Rotela, defensora de derechos humanos y referente de Panambí.

Por ello, el centro de denuncias de Panambí supone una alternativa segura a la denuncia en comisaría. Pretende servir además como puente entre las personas afectadas y el Estado, a través de convenios con la Fiscalía, el Poder Judicial, y el Ministerio del Interior.

Más de 30 denuncias por violencia en lo que va de año

En lo que va de 2018, Panambí ha recibido más de 30 denuncias por hechos de violencia o discriminación contra trans, mientras que en 2017 recibieron más de 50. Pero advierten de que alrededor del 70 % de los casos de violencia contra personas trans no se denuncian.

“Es lo que en criminología se conoce como ‘la cifra oculta’”, explicó el abogado Diego Molinas, asesor jurídico de Panambí. “Tenemos un subregistro de denuncias: son solo la punta del iceberg. Además, como el Estado no desagrega por género los datos sobre violencia, no existen cifras oficiales”, agregó.

Según Rotela, en muchos casos las denuncias no se registran porque travestis y trans no conocen el procedimiento que deben seguir, o bien porque naturalizan los diferentes tipos de violencia que sufren. Por eso, animó a que cualquier persona que presencia un hecho de violencia contra una persona trans lo denuncie, para “dejar de ser cómplices”.

[LEE TAMBIÉN: “En Paraguay, la salud para las travestis es clandestina”]

El lanzamiento del centro de denuncias irá acompañado de una campaña para concienciar sobre violencia contra travestis y trans, que busca lograr “mayor visibilidad” de estos casos, y un mejor “acompañamiento del Estado”, dijo Rotela. En el marco de la campaña, las activistas trans repartirán entre sus compañeras cartucheras con la información y el número de teléfono para las denuncias, que es el 0983 321 006.

El servicio de asesoría telefónica se suma así a otras dos iniciativas similares de la sociedad civil que también reciben denuncias de discriminación y violencia contra personas LGTBI: el servicio Rohendu (“te escucho”, en guaraní), gestionado por Aireana – Grupo por los derechos de las lesbianas, y el Centro de Denuncias de VIH/SIDA y Derechos Humanos. Entre ambas organizaciones contabilizaron un total de 421 denuncias a lo largo del año 2017.

Cerca de 60 asesinatos impunes

Desde el final de la dictadura de Stroessner en 1989, en Paraguay se han registrado un total de 59 asesinatos contra travestis y trans. El 70 % de estos crímenes se produjeron en zonas donde las víctimas ejercían el trabajo sexual. La mayor parte de ellos permanecen impunes o sin investigar, según el informe “Olvidadas hasta en la muerte”, elaborado por Panambí.

El último caso fue el asesinato de Romina Vargas, de 28 años, en octubre de 2017, y por el que fue imputado el autor, que reconoció que cometió el crimen “por odio”. Panambí reclama que este caso se eleve a juicio oral, para terminar con la impunidad que rodea a los asesinatos de travestis y trans en Paraguay.

“No pedimos otra cosa que no sea justicia”, declaró Rotela. Recordó además que la ley 5.777 de protección integral de las mujeres contra todo tipo de violencia, aprobada en 2016, excluye a las trans de acceder a esta protección, después de que los legisladores eliminaran la palabra “género” de todo el contenido de la ley.

18 de julio de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR