Imputan a performer gay por "actos exhibicionistas"

La Fiscalía paraguaya imputó por presuntos “actos exhibicionistas” al performer Bruno Almada Comas, que el pasado 17 de mayo participó en un festival LGTBI en Asunción, con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.

30 de mayo de 2018

Por María Sanz, desde Asunción La fiscal Carmen Bogado, de la unidad penal número 8 de Asunción, imputó a Bruno Almada Comas por supuestos “actos exhibicionistas”, basándose en el artículo 132 del Código Penal paraguayo, que castiga los “actos exhibicionistas que produjeran una perturbación considerable o inquietaren en modo relevante a otra persona”. El Código no define qué se entiende por “acto exhibicionista”, pero impone que se castigue con una pena de multa, que puede ser sustituida por un “tratamiento idóneo”. Por ahora, la fiscalía ha solicitado que el artista reciba la notificación de su imputación, y que se le apliquen medidas alternativas, como la obligación de comparecer ante el Juzgado Penal de Garantías una vez al mes, residir en un lugar determinado, y fijar una caución real.

[LEE TAMBIÉN: Controversia en Paraguay por la presencia de niñxs en un festival LGTBI]
Almada Comas dijo a Presentes que se enteró de la imputación por los medios de comunicación. “Cuando lo supe, me sentí vulnerable. No esperaba que fuera tan profundo el fenómeno mediático que se originó con mi performance en el festival, y las repercusiones que ha tenido. Me parece que no puedo ejercer mi libertad de expresión, y me sentí afectado por eso”. Comas defendió su actuación, una performance titulada “No me mates, Paraguay”, que busca denunciar la discriminación, acoso, violencia y rechazo que reciben muchas personas LGTBI en Paraguay. Para la representación, el artista recurre a elementos como látigos o sangre artificial, y una grabación en la que se escuchan audios reales de insultos dirigidos a personas lesbianas, gays, trans o bisexuales.

Niñxs viviendo en la calle

La performance motivó la preocupación de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia, que denunció a lxs organizadorxs del festival, promovido por las organizaciones LGTBI Somosgay y Lesvos. La denuncia, que empezó por unos grupos evangelistas, estuvo acompañada por fotografías y videos del festival, en los que se aprecia la presencia de menores de edad. “El hecho más grave es que, en uno de los vídeos, una persona adulta se toca los genitales frente a los niños”, declaró el titular de la SNNA, Ricardo González, en referencia al trabajo de Comas. Al respecto, Somosgay emitió un comunicado donde aclaró que “los niños que estuvieron presentes en el evento no fueron convocados ni llevados ni por la Asociación ni por los presentes, sino que coincidieron en un espacio de uso común y público que es la Plaza de Armas de Asunción”. Muchxs de estxs niñxs viven en esa plaza, junto al Congreso paraguayo, porque se vieron obligadxs a abandonar sus casas, inundadas tras la crecida del río Paraguay, mientras que otrxs son miembrxs de una comunidad indígena desplazada de sus tierras desde hace más de medio año, y que permanece acampada en ese lugar. Por su parte, Comas defendió que en ningún momento de su performance se desnudó, ni mucho menos se tocó los genitales. “Mi trabajo no tiene nada de exhibicionista. Incluso tuve mucho cuidado de realizar un trabajo que se pudiera adecuar al contexto en que estábamos, aunque no tenía conocimiento previamente de que iba a ser así: con presencia de niñxs damnificadxs y de la calle, que estuvieron compartiendo el evento con nosotrxs”, declaró.

Un intento de criminalización de activistas LGTBI

Comas considera que la imputación contra él responde a un intento de criminalización contra activistas LGTBI. “Creo que esta imputación es direccionada. Ahí tenemos los carnavales, donde hay muchos cuerpos expuestos, y muchxs niñxs participando. Pero lo que tenga que ver con las personas LGTBI se está persiguiendo en Paraguay. Esta vez me ha tocado a mí poner el cuerpo, pero lo peligroso es que estas imputaciones se vuelvan normales”, dijo.
[LEE TAMBIÉN: #CrímenesDeOdio2017: más de 400 denuncias por violencia a personas LGBT en Paraguay]
El comunicado de Somosgay apunta en la misma dirección. “Sin duda, estamos ante una de las muestras más visibles de la homofobia institucionalizada del Estado paraguayo y, desde la organización, realizaremos las defensas pertinentes y ejerceremos las acciones que correspondan ante los tribunales nacionales e internacionales, si fuera el caso”, afirmó la organización, en referencia a las acusaciones de la SNNA. El uso indebido de tipos penales para criminalizar a personas defensoras de derechos LGTBI en las Américas es una de las preocupaciones que manifiesta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en un informe de 2015. Entre estos tipos penales cita algunos como “la instigación pública a delinquir, la apología del delito y la asociación ilícita”, aunque no hace referencia a casos en los que se haya recurrido a la figura penal del exhibicionismo.

Presión de grupos fundamentalistas

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también advierte en ese informe de que “la criminalización a defensores y defensoras de derechos de personas LGBT no se da únicamente en el contexto de países que criminalizan las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo, sino que también se observa en otros países de la región donde la defensa de los derechos de personas LGBT no es bien vista”. En ese sentido, la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) alerta en su informe de 2017 sobre la situación de derechos humanos de que el país lideró en ese año la posición antiderechos LGTBI en la asamblea de la Organización de Estados Americanos. El informe resalta también la “presión que grupos fundamentalistas ejercen hacia autoridades públicas”, haciendo de manera constante un “uso de identidades LGTBI de manera peyorativa, calificándolas como enfermas y amenazadoras de la niñez paraguaya”.]]>

30 de mayo de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR