Controversia en Paraguay por la presencia de niñxs en un festival LGTBI

La Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA) de Paraguay emitió un comunicado para rechazar “la utilización de niñas, niños y adolescentes” en el festival Besatón, que se celebró este jueves en Asunción, en conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Advierten de que lxs organizadorxs del festival pueden ser sancionados con multas o penas de prisión.

19 de mayo de 2018

Por María Sanz, desde Asunción Cada 17 de mayo y desde hace varios años, las organizaciones Somosgay y Lesvos convocan a un Besatón, una actividad en la que parejas de gays y lesbianas intercambian besos y muestras de cariño, como una manera de reivindicar su derecho a expresar sus afectos y su orientación sexual en el espacio público. Lo hacen en conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, que recuerda la fecha en que, en 1990, la Organización Mundial de la Salud dejó de catalogar a la homosexualidad como una enfermedad mental. Este año, el Besatón se realizó por la tarde, en el marco de un festival artístico donde participaron artistas, músicos, drag queens y performers. Como ya es habitual, el escenario elegido fue la Plaza de Armas, junto al Congreso paraguayo. En este lugar se encuentran acampadas, desde finales de 2017, varias familias indígenas que fueron desalojadas de sus tierras, quedaron sin un lugar donde vivir, y se instalaron junto al Congreso como medida de protesta. A ellas se suman grupos de personas que viven en las zonas inundables de Asunción, conocidas como los Bañados, y que cada año se ven obligados a abandonar sus barrios anegados por el agua y trasladarse a casas precarias de madera y chapa, instaladas en plazas y parques de la ciudad, como la explanada frente a la Catedral de Asunción, próxima al lugar del evento. Entre estas familias hay muchxs niñxs que el jueves por la tarde se vieron atraídos por las luces, la música, los colores y el escenario del Festival Besatón, y se acercaron a participar de la actividad.

Predicadores insultando

Al mismo tiempo, en otra esquina de la plaza, grupos de predicadores cristianos instalaron unos parlantes y dirigieron insultos y provocaciones contra las personas LGTBI que participaban del festival, algo que ya ha sucedido en años anteriores. También filmaron con sus teléfonos celulares diferentes momentos del Festival, incluyendo el instante en que varias parejas de gays y lesbianas se besaban sobre el escenario, en el que jugaba un grupo de niñxs. Los vídeos se compartieron en los perfiles de redes sociales del Movimiento por la Vida y la Familia de Paraguay, que se refirieron al festival como “besatón infantil”, y “abuso infantil en flagrancia”. En el material que divulgaron se ven bailarinas de danza del vientre, drag queens y performers, entre otros artistas. Se ha compartido más de 700 veces, acumula más de 25.000 reproducciones, y ha recibido cientos de comentarios, la mayor parte de ellos expresando odio e insultos hacia las personas LGTBI. La Secretaría de la Niñez y la Adolescencia de Paraguay reaccionó a la divulgación de este material con un comunicado en el que considera “inadmisible la utilización de niñas, niños y adolescentes como medio para reclamar derechos de terceros”, en referencia a las reivindicaciones de las personas LGTBI. El comunicado recuerda dos artículos del Código Penal paraguayo que condenan los “actos exhibicionistas y obscenos que ofendan el pudor de las personas”, y los “actos homosexuales contra menores”, referidos a “actos sexuales entre un mayor de edad y una persona de su mismo sexo de entre 14 y 16 años de edad”. En Paraguay, la edad mínima de consentimiento sexual, en el marco del matrimonio, queda establecida en 16 años para los hombres, y 14 años para las mujeres. Pero, para las relaciones entre personas del mismo sexo, esa edad mínima se eleva a los 17 años. El titular de la SNNA, Ricardo González, declaró a los medios de comunicación que los videos del Besatón registrados ayer han sido enviados a la Fiscalía para que abra una investigación, advirtió de que los organizadores del Festival Besatón se exponen a multas y penas privativas de libertad por  “exhibicionismo y realización de actos sexuales frente a o con niños”. Declaró que “el hecho más grave es que, en uno de los vídeos, una persona adulta se toca los genitales frente a los niños”.

Una performance para denunciar el odio homofóbico

El titular de la SNNA se refirió a la performance “No me mates, Paraguay”, del artista paraguayo Bruno A. Comas, que formó parte del programa del festival. La intervención artística busca denunciar de manera simbólica las agresiones que sufren a diario las personas LGTBI en Paraguay, según explicó Comas a Presentes. Para ello, el artista emplea elementos como látigos o sangre artificial, mientras se escuchan de fondo audios reales de insultos homofóbicos, lesbofóbicos o transfóbicos, extraídos de medios de comunicación y redes sociales. “Creo que la obra es bastante provocadora, hace una metáfora respecto a lo que es habitar en una sociedad como la nuestra, con tanta represión y tanta violencia hacia nosotros”, expresó Comas. Admitió que el contenido de la intervención “no es apto para niños pequeños”, pero afirmó que en todo momento tomó “recaudos para que no fuera excesivo”. “Lxs niñxs se acercaban y preguntaban qué era la sangre, o seguían jugando. No vi a ningunx que se sintiera incomodadx o lastimadx, ni a chicxs con miedo. Como performer manejo esos temores, y al finalizar la performance, terminé jugando con ellxs. Les vi curiosxs, muy prendidxs de lo que pasaba. Fue una performance intensa, pero también bastante lúdica. Es una lástima que quieran desvirtuar lo que pasó”, dijo Comas. Sobre el momento más polémico de la performance, en el que, según el titular de la SNNA, el artista se tocó los genitales frente a lxs niñxs, Comas aseguró que se trató en realidad de un gesto para extraer de sus pantalones la purpurina que arroja en el momento final de la obra. “No hubo nada que fuera sexualmente explícito. Fue un espectáculo muy medido. Creo que la SNNA trata de desviar la atención acerca de por qué estxs mismxs niñxs a quienes dicen proteger están viviendo en situación de calle desde hace tantos meses”, expresó el artista. Al respecto, el titular de la SNNA dijo este viernes a los medios que, mientras haya adultos indígenas viniendo a Asunción, habrá niños en la calle.  ]]>

19 de mayo de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR