Travesticidio en Tucumán: dos meses después, confirman que la víctima es Cynthia Moreira

Ayer la Justicia confirmó que el ADN de un cuerpo mutilado, que había sido encontrado el 22 de febrero en el fondo de una casa del barrio Villa Alem, en el sur de la capital provincial, es de ella.

18 de abril de 2018

Por Maru Ludueña La buscaban con desesperación su familia y sus amigas, desde hacía más de dos meses. A Cynthia Moreira, una joven trans de 25 años, la habían visto por última vez el 14 de febrero en San Miguel de Tucumán. Ayer la Justicia confirmó que el ADN de un cuerpo mutilado, que había sido encontrado el 22 de febrero en el fondo de una casa del barrio Villa Alem, en el sur de la capital provincial, es de ella. “Su círculo más cercano está devastado. A pesar del dolor, ya empezaron a organizarse para exigir que se investigue, no solo el crimen de odio sino también las dilaciones de la justicia en identificarla”, contó una fuente allegada que pidió reserva del nombre. Por el momento la causa no tiene detenidos. Sus familiares se reunieron con abogados para iniciar la querella.

[LEER MÁS: Hallan un cuerpo desmembrado: investigan si es de una joven trans]

El hallazgo

Las horas y días que siguen a un crimen son cruciales para cualquier investigación. El hallazgo en febrero de ese cuerpo desmembrado se produjo cuando Cynthia llevaba apenas más de una semana desaparecida. Por eso la familia está indignada. Aquel día de verano, los propietarios de la vivienda –que  no residían allí- lo encontraron en el fondo de la casa, en una zona de pastizales altos, y dieron aviso a la policía. “El cuerpo estaba en avanzado de descomposición y parcialmente desmembrado”, informaron a Presentes en aquel momento fuentes de la investigación. La causa quedó en manos de la  Fiscalía de Instrucción de la VII° Nominación, a cargo de Arnaldo Suasnábar. Integrantes de su familia intentaron entonces identificar el cuerpo. Estaba irreconocible. Sólo un ADN puede afirmar si es mi hermana” había dicho, tras ser convocada a reconocer el cuerpo, una de sus hermanas. Días antes de ese hallazgo, una amiga de la víctima ya había radicado la denuncia por la averiguación del paradero de Cynthia en la Comisaría 2. Las dos jóvenes compartían las calles de San Miguel, en situación de trabajo sexual por falta de políticas de inclusión en una provincia donde no hubo acuerdo político para siquiera tratar el cupo laboral trans.

Relación con otros ataques

Otra de las líneas de la investigación abierta con el hallazgo del cuerpo en febrero, apuntaba a identificar si existía alguna relación con el ataque sufrido por Natasha Banegas, una trans de 22 años, atacada un día a golpes y otro balazos por dos varones a bordo de una moto en la esquina de Crisóstomo Álvarez y Moreno, parte de la llamada “zona roja” en San Miguel de Tucumán. La misma donde se movía Cynthia.
[LEER MÁS: Balean a una mujer trans en Tucumán: es el segundo ataque que sufrió en 72 horas]
Algunos medios locales hablaban entonces de conflictos por el territorio entre las chicas trans. Activistas de Libertad y Orgullo Trans Organizadxs (LOTO) que conocen bien la zona lo desmintieron a Presentes. “Los medios de comunicación dan información que no es. Siguen estigmatizando a las mujeres trans, poniéndolas en el papel de violentas, drogadictas, delincuentes. Lo que pasó con Flor de V. Algunos medios siguen fomentando el odio y la transfobia, conscientes o no, y el Estado no los multa ni castiga, dijeron activistas de la organización. “Tenemos leyes que en teoría nos protegen, pero en la práctica el trato digno sigue sin aparecer para las trans en los sistemas de salud, educación y justicia. En Tucumán se cajoneó el cupo laboral trans, como si nada”.

Tucumán, una de las provincias más violentas

Tucumán es una de las provincias más violentas de la Argentina para las personas trans. LOTO surgió después del travesticidio de Ayelén Gómez, perpetrado en agosto de 2017. Su cuerpo brutalmente asesinado fue encontrado bajo las tribunas del Lawn Tenis antes de un partido de rugby. Tiempo atrás Ayelén había denunciado a policías por violarla. En enero en Tucumán, otra trans fue asesinada salvajemente: Lourdes Reinoso.
[LEER TAMBIÉN: Tucumán: asesinaron a una joven trans y a su tía abuela]
Ante la ola de violencia, personas trans, LOTO y otras organizaciones marcharon el 7 de febrero para decir Basta de travesticidios y transfemicidios, exigir que se cumpla la ley de Identidad de género, y pedir por una ley de cupo laboral trans.
[#Tucumán “Pedimos Justicia por todas: ni una trans menos, vivas nos queremos”]
Un mes después, también marcharon el #8M con la consigna Ni Una Trans Menos. A esa altura las amigas y la familia seguían buscando desesperadamente a Cynthia.
[LEER MÁS: Marcha en Tucumán: “Sin las trans no hay Ni Una Menos”]
]]>

18 de abril de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR