Tucumán: asesinaron a una joven trans y a su tía abuela

La investigación se está llevando adelante bajo la carátula de doble homicidio con agravantes. “Encontramos que había una denuncia anterior que se había formalizado en contra del imputado en la que ya había una restricción de acercamiento".

23 de enero de 2018

Por Ignacio López, desde Tucumán  En la mañana del domingo 14 de enero dos mujeres fueron asesinadas a cuchillazos en Río Nio, un pequeño poblado a 60 kilometros al noroeste de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Lourdes Reinoso, una joven trans de 30 años, y su tía abuela Francisca Ofelia Palacio, de 80 años, fueron atacadas con arma blanca presuntamente por la expareja de Lourdes. La causa está a cargo del Fiscal Diego López Ávila quién relató a Presentes que el imputado, Julio Palladini, está en hospitalizado y en calidad de detenido recuperándose de un supuesto intento de suicidio.

[LEÉ TAMBIÉN: Balean a una mujer trans en Tucumán: es el segundo ataque que sufrió en 72 horas]
La investigación se está llevando adelante bajo la carátula de doble homicidio con agravantes. “Encontramos que había una denuncia anterior en contra del imputado donde ya había una restricción de acercamiento, por lo que estamos hablando de una persona que habría asesinado a alguien con quien tendría una relación de pareja anterior, otro agravante es lo que tiene que ver con la violencia hacia la mujer y el feminicidio”. En este sentido y por la gravedad de la imputación, la fiscalía mantiene la orden de detención durante la estadía de Palladini en el Hospital y pedirá la prisión preventiva mientras se desarrollen los procesos judiciales. Francisca Ofelia Palacio, la tía abuela de Lourdes, tenía 80 años. 

Los medios y el “crimen pasional”

Por su parte, el comisario Jorge Dib dijo a Presentes que “ambas mujeres tenían varias heridas de arma blanca”. El comisario además relató que “según la madre de Palladini, la pareja tenía una relación ‘tormentosa’, lo que llevó a la joven a trasladarse a Río Nio tras convivir con Palladini en Villa 9 de Julio en el domicilio de los padres de éste”. La versión de la “relación tormentosa” se trasladó a los medios locales donde el doble femicidio aparececió bajo la conocida fórmula del “crimen pasional” que esconde la violencia de género que, según el relato de sus familiares, sufría Lourdes.

“Lourdes tenía muchos proyectos”

La joven trans nació en Río Nio, se crió con su tía abuela Francisca, quién vivía de los animales que criaba en su pequeña finca. Lourdes vivió en el difícil contexto que imprimen a la diversidad de género los pueblos chicos, sin embargo eso no logró quitarle la alegría con la que vivía :“ella siempre buscaba la aceptación, tenía muchos proyectos, había terminado su secundario de Las Salinas (Burruyacú) y trabajaba en un kiosco del pueblo” relató un familiar de la víctima que prefiere mantenerse en el anonimato por el temor que les causa la situación. “Lourdes era una chica muy entregada, se hizo cargo del cuidado de sus abuelos hasta que murieron. No se metía con nadie, a pesar de que a veces tenía que soportar burlas porque su condición no se entiende en pueblos como este” continuó.

Una pareja marchada por la violencia machista

Lourdes y Julio Palladini se conocieron en San Miguel de Tucumán entre 2011 y 2012, cuando ella iba a la ciudad a visitar a familiares. Primero iba a visitarlo y de a poco se fue quedando, hasta que se trasladó a la casa familiar de Palladini donde convivieron un tiempo. Pero desde el principio tuvieron una relación marcada por la violencia machista. “Él la celaba todo el tiempo, le revisaba el teléfono, la golpeaba. Ella creía que los celos eran normales, que la celaba porque la quería” contó a Presentes su familia. Las escenas de violencia se repitieron y Lourdes lo denunció en repetidas oportunidades, pero él la convencía de que levantara las denuncias. Hasta que a mediados del 2017 Lourdes, producto de reiteradas actos de violencia, decidió terminar la relación y volver a la casa de su tía abuela Francisca.

Mujeres trans, movilizadas

El 14 de enero Julio Palladini recorrió 60 kilómetros en bicicleta hasta Río Nío. Un familiar de las víctimas que vive en un pueblo cercano lo vio pasar en la ruta cerca de las 7:30 de la mañana y la escena le pareció rara, no era una persona de la zona. Es por eso que se presume que el sospechoso por los femicidios llegó a la casa de Francisca cerca de las 9 de la mañana y encontró sola a la mujer de 80 años.
[LEÉ TAMBIÉN: Travesticidio en Tucumán: encontraron a Ayelén Gómez en el Lawn Tennis]
Cerca de la una de la tarde, Lourdes recibió un mensaje en su trabajo y dejó todo lo que estaba haciendo y se fue en moto. La escena de violencia dejó marcas en la casa “Estaba todo lleno de sangre y pelos, aparentemente Lourdes logró escaparse herida hacia el fondo de la casa, allí quedó su cuerpo” contó su familia. Luego Palladini quiso incendiar la casa y, según la policía local, intentó suicidarse, hecho que la familia de Lourdes pone en duda y el fiscal López Ávila no pudo comprobar en principio. Las organizaciones de mujeres trans convocarán a una reunión el próximo miércoles para coordinar acciones de apoyo a la causa “nos encontramos cada vez más oprimidas, hay chicas que están totalmente excluidas de la sociedad, es moneda corriente salir de noche y que nos pase algo. Es por eso que armamos LOTO (asocación Libertad y Orgullo Trans Organizadxs) tras el asesinato de Ayelén Gómez y a partir de ahí y nos empezamos a enterar de cada caso y de cada historia, una más horrorosa que la otra” contó a Presentes Claudina, miembro de la recientemente fundada organización trans.]]>

23 de enero de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR