Activistas lesbianas detenidas en la previa del #8M, más cerca de ir a juicio

Las activistas estuvieron detenidas durante 12 horas el 7 de marzo.  Un fiscal las acusó de hacer pintadas en una iglesia y dos bancos del barrio porteño de Almagro. Habían pedido la nulidad del proceso, pero ayer el pedido de la defensa fue rechazado.  

14 de julio de 2017

Seis activistas feministas estuvieron detenidas durante 12 horas el 7 de marzo.  Un fiscal las acusó de hacer pintadas en una iglesia y dos bancos del barrio porteño de Almagro. Habían pedido la nulidad del proceso, pero ayer el pedido de la defensa fue rechazado.   Por Lula González Fotos: Luciana Leiras El juez Ladislao Endre decidió que avance el proceso contra las seis activistas lesbianas y feministas acusadas de hacer pintadas en una iglesia y bancos del barrio porteño de Almagro. Lo hizo al rechazar el pedido de nulidad de las actuaciones presentado por la defensa de las jóvenes, en una audiencia que se realizó ayer por la mañana en el juzgado N° 25 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Mariana Leder Kremer, Lía Ghara, Camila Gómez Gradolli, Florencia Minici, FS y MM están imputadas por el delito de daño simple y agravado. El fiscal Juan Rozas las acusó por escribir  con aerosol “Lesbianas”, “8M”, “Paro” y “El Patriarcado se va a caer” en las paredes de la Iglesia Santuario Jesús Sacramento y en dos bancos del barrio de Almagro. La madrugada del 7 de marzo, las jóvenes estuvieron detenidas por más de 12 horas en la comisaría novena. Era la noche anterior al paro internacional de mujeres #8M, donde también fueron detenidas más de una veintena de mujeres. Cuatro militantes católicos fueron quienes las denunciaron al 911. “Somos lesbianas y nuestras apariencias no son heteronormadas y eso molesta. Eso fue lo que les molestó a los hombres que nos persiguieron y atacaron. Nos acusan de escribir en una pared de la iglesia y, a pesar de que nos tienen pruebas llegamos a esta instancia. Eso es porque hay una justicia machista y patriarcal que no nos escucha”, dijo a Presentes Lía Ghara una de las seis activistas.

«Una detención arbitraria»

La defensa, a cargo de la abogada Gabriela Carpineti pidió la nulidad de las actuaciones por considerar que la detención de las jóvenes fue “arbitraria” y los cuatro militantes católicos que las denunciaron al 911, esa madrugada, incurrieron en “falso testimonio”. Incluso se hicieron pasar por policías, dando la voz de alto, al perseguirlas por la calle hasta que llegó un patrullero. Así lo revela un video incorporado como prueba en la causa.  “Tranquilas somos policías”, se escucha que dicen, sin que se advierta la presencia de ningún uniformado. Uno de ellos, según señala el alegato, empuja a una de las jóvenes y le dice “andá para allá”. También se presentaron como prueba los diálogos entre los denunciantes y el operador de la línea 911.
[LEÉ MÁS: “Nadie menciona que las detenidas de #NiUnaMenos son lesbianas”]
“Esta instancia fue importante porque pudimos expresar nuestra postura. Consideramos que fue un procedimiento viciado, ya que en ningún momento las chicas violaron el artículo 78 del Código Contravencional de CABA, tal como se las acusa. Además, hubo contradicciones entre los denunciantes.  Tuvimos más argumentos que el fiscal, que actúa bajo una mirada ideológica patriarcal, sin parcialidad. El juez tuvo una posición ambigua”, dijo a Presentes la abogada. Y agregó: “Vamos a seguir luchando, vamos a seguir produciendo y discutiendo en cada instancia a la que lleguemos”. Frente a los tribunales ubicados en Tacuarí 138 de la Ciudad de Buenos Aires, numerosxs militantes de la diversidad sexual y referentes de derechos humanos, entre quienes estaba la madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, se concentraron para apoyar a las activistas.

Los denunciantes

Gabriel Omar Fittante, Juan Manuel Báez Rivora, Carlos Esteban Mater y Nicolás Djudjic, fueron los denunciantes. «Llamaron al 911 como si fuera un delivery de violencia institucional. Se hicieron pasar por policías para llevar adelante una detención arbitraria. Funcionaron como un grupo parapolicial violento”, dijo a Presentes Camila Gómez Gandoli. La joven enfatizó que hubo una clara mención a la orientación sexual: «Estaban espantados con nuestra condición de lesbianas” dijo.
[LEÉ MÁS: #8M Reprimieron y detuvieron a lesbianas: “fue una cacería policial”]
El juez, al momento de exponer su rechazo a la nulidad, aclaró que si bien era afín a los movimientos feministas, no encontró elementos probatorios ni a favor ni en contra de que existiera flagrancia. Ahora, el Fiscal tiene la facultad de llamar a las chicas a juicio oral y público.

Cómo sigue la causa

A partir de ahora, la investigación y el proceso contra las seis acusadas, sigue adelante. Después, existe la posibilidad de que haya alguna mediación. Pero mientras tanto, el proceso sigue abierto. Esto significa que la Justicia seguirá invirtiendo recursos en la causa y que podría terminar en un juicio oral. “Esa madrugada podría haber sido una de las peores experiencias de nuestra vida si no hubieran estado todas las mujeres. El apoyo fue inmediato, nos cuidaron. Apenas nos detuvieron, afuera había 40 personas pidiendo por nosotras. Mientras estábamos detenidas sentíamos el acompañamiento. Eso nos dio fuerza. Nuestras compañeras estaban afuera, no éramos solamente nosotras, estábamos todas juntas y presentes. Éramos todas, las que faltan también”, recordó emocionada Lía Ghara.  Leé el documento que leyeron las activistas después que les negaron la nulidad.   ]]>

14 de julio de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR