#Paraguay: Parada del Orgullo LGBTI por las familias diversas y contra la discriminación

Cerca de medio millar de personas -en su mayoría jóvenes y adolescentes- participaron en Asunción de la Parada por el Orgullo LGTBI. Como parte de los festejos internacionales por el Orgullo LGTBI en el mundo, el lema de este año fueron las familias diversas. "El discurso de “familia” está hoy secuestrado por una minoría muy ruidosa de gente antiderechos, que no reconoce la diversidad".

2 de julio de 2017

Cerca de medio millar de personas -en su mayoría jóvenes y adolescentes- participaron en Asunción de la Parada por el Orgullo LGTBI. Como parte de los festejos internacionales por el Orgullo LGTBI en el mundo, el lema de este año fueron las familias diversas. “El discurso de “familia” está hoy secuestrado por una minoría muy ruidosa de gente antiderechos, que no reconoce la diversidad”. Por María Sanz, desde Asunción En un ambiente festivo, a ritmo de batucada y agitando banderas del arco iris, cerca de quinientas personas marcharon este sábado desde la plaza de la Libertad, en el centro histórico de Asunción, para reclamar la igualdad de derechos, el cese de la discriminación, el respeto a todos los tipos de familia, y la libertad de ser visibles y expresar afecto en público para las personas LGTBI. La Parada fue convocada por las organizaciones Somosgay y Lesvos.

“Vengo a apoyar a mi hermano gay”

La mayor parte de los participantes de la marcha fueron adolescentes y jóvenes, que llegaron en pareja o con amigos, aunque algunas personas también vinieron en familia. Entre ellas, Sandra Ortiz. Acudió a acompañar a su hermano. “Vengo a apoyar a mi hermano gay, porque los gays son muy discriminados acá. Les rechazan en los supermercados, en las iglesias, en los centros de salud. Quiero que les vean como personas normales, que se puedan vestir como quieran y entrar a cualquier lugar, así como yo puedo entrar”, dijo a Presentes. No faltaron los carteles en reclamo del matrimonio igualitario, que las leyes paraguayas no contemplan. Tampoco estuvo ausente en los cánticos el recuerdo de Usha, popular travesti paraguaya. Se hizo conocida como artista teatral pero también como ícono de la lucha por los derechos de las personas transexuales, travestis y transgénero. Falleció en 2015 de un paro cardíaco.

Familias diversas pero sin derechos

Las familias fueron el eje de la convocatoria a esta marcha, según explicó a Presentes Simón Cazal, director ejecutivo de Somosgay. “Tomamos como lema el de las familias diversas, porque el discurso de “familia” está hoy secuestrado por una minoría muy ruidosa de gente antiderechos, que no reconoce la diversidad. Más allá de reclamar matrimonio para todos, queremos incluir a un sector más amplio de la sociedad que tiene un modelo familiar sin protección de las leyes”, dijo Cazal. Añadió que, así como las parejas del mismo sexo no ven reconocidas sus uniones en Paraguay, tampoco las familias monoparentales o extensas acceden a los mismos derechos y protecciones que las familias nucleares compuestas por padre, madre e hijos. “Estamos intentando romper con esa dinámica de que la familia es sólo la que está en la cabeza de los jerarcas católicos o de los pastores evangélicos, y aterrizar a la realidad de Paraguay, que es de familias ampliadas y variopintas, pero que hoy se encuentran sin derechos”, explicó Cazal.

“Esto tiene un impacto en la salud de mental de niñxs y adolescentes LGBTI”

Actualmente las parejas LGTBI de Paraguay, al no poder inscribirse como uniones civiles libres o como concubinato, tienen negados un total de 37 derechos de los que sí gozan las parejas heterosexuales, según Cazal. Entre ellos se encuentran el acceso a préstamos, a planes para una primera vivienda o programas de salud públicos, o a la seguridad social. Además, las familias LGTBI son “invisibilizadas en el discurso público”, que solo contempla a la familia nuclear tradicional. “Esto tiene un impacto en la salud mental de niños, niñas y adolescentes LGTBI que, en un momento clave de su vida, no ven representada su afectividad en la cultura pública”, dijo Cazal.

“En Paraguay se niega la homofobia”

Recordó además que en Paraguay no existe reconocimiento ni protección de derechos individuales como el de la identidad o el de la libre expresión de género, que son sistemáticamente negados a las personas trans. Tampoco existe protección contra la discriminación hacia personas LGTBI.
[LEER MÁS: “Paraguay asumió un rol activo contra derechos LGBTI en la Asamblea de la OEA”]
“Paraguay está inmerso en una cultura de mucho retroceso, en la que se niega que exista la homofobia. O se invisibiliza el problema de la violencia que se ejerce contra las personas LGTBI”, declaró Cazal.

Doble discriminación: mujeres y lesbianas

La discriminación hacia la comunidad LGTBI fue otro de los reclamos de la marcha, una discriminación que se dirige con más violencia contra las mujeres lesbianas, según dijo a Presentes Mónica Encina, presidenta de la organización Lesvos. “En una sociedad tan machista como la de Paraguay, con una cultura conservadora que todavía dice que las mujeres tienen que estar dentro de las casas, sufrimos una doble discriminación: por ser mujeres, y por ser lesbianas”, dijo Encina. La doble discriminación, según Encina, se manifiesta “en el colegio, la universidad y el trabajo” y últimamente se están registrando “muchas denuncias” de parejas de lesbianas a las que se les llama la atención o se les expulsa de bares y discotecas. Encina cree que en Asunción hay movida nocturna gay, pero muy pocos espacios lésbicos, y lo atribuye a la falta de visibilidad de las mujeres lesbianas. “Por ese machismo, por esa discriminación, a nosotras nos cuesta mucho salir del clóset. Todavía hoy se nos ve a las lesbianas como objetos sexuales para que los hombres los vean y les guste”, expresó.

“Que dejen de vernos como monstruos u objetos sexuales”

Contra esa cosificación de los cuerpos y la discriminación en locales nocturnos también habló con Presentes la drag queen LexxyQuinn. Esta profesional del maquillaje, creó su personaje hace tres años pero fue la primera vez que participó de la marcha. “Más de una vez, yendo de fiesta “montada” como drag, me prohibieron entrar a un lugar. Mi lucha es por la normalización, para que dejen de vernos como monstruos, o como objetos sexuales. Es horrible: acá se asocia cualquier figura femenina con algo que sirve para el sexo”, dijo.
[LEER MÁS: Así celebra Paraguay la memoria y la resistencia LGBTI]
Acudió a la marcha para “reivindicar los derechos queer y los de las personas que quieren explorar lo femenino para expresar un arte o un sentimiento”. La marcha concluyó de vuelta en la Plaza de la Libertad, con los conciertos de varias bandas de músicos locales. Ellos también se sumaron al reclamo por la diversidad y la igualdad.  ]]>

2 de julio de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR