#8M: así se preparan a marchar las lesbianas y trans en Chile

“Me siento convocada al Paro de Mujeres porque es nuestro derecho como diversidad femenina”, dice la activista trans Niki Raveau. “Las lesbianas somos invisibilizadas”, agrega la activista Claudia Amigo. Ellas, junto a otras activistas de la diversidad sexual y de género, llaman a tomar las calles el próximo miércoles a las 19HS.

6 de marzo de 2017
“Me siento convocada al Paro de Mujeres porque es nuestro derecho como diversidad femenina”, dice la activista trans Niki Raveau. “Las lesbianas somos invisibilizadas”, agrega la activista Claudia Amigo. Ellas, junto a otras activistas de la diversidad sexual y de género, llaman a tomar las calles el próximo miércoles a las 19HS.

Múltiples y diversos son los movimientos de mujeres, feministas y diversidades sexuales críticas que participarán del Paro Internacional de Mujeres bajo el lema “Si nuestras vidas no valen pues produzcan sin nosotras”.

Desde Chile, el movimiento de mujeres #NiUnaMenos se sumará a la convocatoria internacional convocando a una multitudinaria marcha para el próximo 8 de marzo a las 7 de la tarde, siendo los epicentros las principales plazas de las ciudades de Santiago (Plaza Italia), Valparaíso y Concepción.

 

 

Ximena Riffo, activista lésbica-feminista y una de las voceras de #NiUnaMenos, llama a “enlentecer las actividades, hacer reuniones en lugares de trabajos, estudio y huelgas en la cama”, haciendo así “efectivo el llamado al Paro Internacional de Mujeres”.

Por su parte, Claudia Rodríguez, activista travesti feminista, aplaude la iniciativa transfronteriza, señalando su valor crítico: “Me parece una estrategia fuerte, más crítica que la reflexión chilena respecto del femicidio porque marchar es menos problemático que el parar y/o detener frontalmente la fuerza laboral de las mujeres”, afirma. Además señala que dentro de los femicidios, las lesbianas asesinadas están invisibilizadas y que los “femicidios lésbicos” se excluyen de las denuncias.

[LEÉ TAMBIÉN: “Soy Claudia Rodríguez, activista, travesti, pobre y resentida”]

Niki Raveau de Fundación Transitar declara sentirse motivada y convocada al “Paro Internacional de Mujeres” del próximo 8 de marzo. “La coordinadora Ni Una Menos Chile me solicitó realizar un video como dirigenta invitando a marchar”, señala Niki, incluyendo su propio y colectivo deseo al señalar: “Me siento convocada además, porque es nuestro derecho como diversidad femenina. Participaré como mujer trans y como persona abocada a abrir espacios para la niñez trans, que es mi trabajo”.

Desde Quintay, comuna de Valparaíso, Sandy Iturra, vocera de la agrupación TravesChile y luchadora emblemática de la Ley de Identidad de Género, señala que es “importante participar en esta iniciativa para demostrar que la mujer es tan importante como el hombre en la fuerza de trabajo”.

[LEÉ TAMBIÉN: “Más que ‘niñas con pene y niños con vagina’ existen niñxs con ideas propias”]

La activista Claudia Amigo durante la campaña Mi Orgullo. Foto: Lilian Permoarta 

“Somos invisibilizadas por el poder judicial y el legislativo”

La articulación y participación de colectivos travestis y de lesbianas feministas será significativo en las acciones públicas planificadas en Chile. En ese marco, Presentes profundizó sobre las batallas de las diversidades sexuales, el feminismo lésbico y el “Paro Internacional de Mujeres” con Claudia Amigo, activista lesbiana de Familia Es Familia y de la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, histórico colectivo liderado por la periodista Erika Montecinos, que ha impulsado una ardua lucha por la incorporación de los derechos filiativos en parejas del mismo sexo en Chile, particularmente entre madres lesbianas.

– ¿Qué luchas enfrentas actualmente y quiénes son tus aliadas, tus colectivos de pertenencia?

– En lo jurídico, la lucha que estamos dando mi compañera de vida, nuestra hija y yo como familia lesbomaternal es por el reconocimiento materno-filial entre nuestra hija en común y su madre de crianza, Claudia Calderón. La demanda es en contra del Estado chileno heterocentrista ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. En lo  legislativo y a nivel colectivo estamos dando la lucha junto con Corporación Humanas, la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio, Visibles y Familia es Familia con un proyecto de ley que ingresó al Senado el 22 de abril de 2016, una iniciativa legal que regula la filiación de hijos e hijas de parejas del mismo género.

-¿Cómo se manifiesta la alianza entre el feminismo y las diversidades sexuales?

– Corporación Humanas es parte de esta lucha y es más que una alianza porque trabajan codo a codo con nosotras. Nosotras somos feministas y luchamos para que los derechos sexuales y reproductivos dejen de ser heteronormativos, ya que deja en desprotección a lxs hijxs y a sus madres o padres de crianza. En la diversidad sexual se manifiesta con apoyo en lo político, comprendiendo esto como un problema que hay que resolver independiente del estado civil de lxs madres/padres, es decir, independiente del matrimonio igualitario. Tenemos claro que las reglas del juego son por y para las madres o los padres heterosexuales y menoscaban a las madres o los padres LGBTQI por un Estado heterocentrista, prejuicioso y anti-democrático que viola incluso las misma Ley 20.609, más conocida como “Ley Zamudio”.

– La activista travesti Claudia Rodríguez señala que se excluye el femicidio lésbico de las denuncias públicas. ¿Qué piensas tú?

– Sin duda el femicidio lésbico es invisibilizado y no solo en las denuncias públicas sino dentro del mismo movimiento feminista. Muchas veces se debate sobre la mera definición del femicidio lésbico, de manera más superficial, si se pudiera definir de esa manera. La violencia machista y sexista ha sido históricamente ligada a la violencia de género entre personas de distintos sexos, sea cual sea su relación, incluso desde desconocidos, pero masculinos, machos, hombres o mejor dicho machistas.

– ¿Cómo se explica la definición de  “femicidio lésbico”?

– Hay mujeres lesbianas igualmente machistas que ejercen violencia en contra de otras lesbianas desde el pololeo en adelante. Es ahí donde existe un vacío legal, social y cultural. No existen redes de apoyo que puedan efectivamente tratar violencia entre parejas lésbicas, bisexuales, pansexuales, etc. Falta mucha educación preventiva al respecto, pero aún ni siquiera contamos con una educación de calidad, no heterosexista e inclusiva. Las chicas lesbianas, bisexuales, pansexuales que no tienen acceso a una educación desde el amor propio -y que crecen con factores como la violencia machista en sus entornos- terminan naturalizando la violencia y muchas veces ese ciclo vicioso no es quebrado sino que intensificado. Somos invisibilizadas por el poder judicial y el legislativo. Es hora ya que eso lo cambiemos.

 

No olvidar a Mónica y Nicole

– En Chile existen nombres emblemáticos e históricos de violencia contra lesbianas.

– Sí, recordamos la violencia que terminó en femicidios anti-lésbicos como el de Mónica Briones Puccio en julio del 1984 y el de Nicole Saavedra en 2016. Estos nombres y muchos más demuestran que en muchos años el odio y repudio anti-lésbico no ha cambiado y que aunque queramos auto engañarnos pensando que en Chile se ha avanzado con respecto a la dignidad, libertad y derechos de las personas LGBTQI, no se ve reflejado en el peligro que aún corremos las mujeres lesbianas, bisexuales, pansexuales, sean trans, cisgénero, heterosexuales y mujeres de pueblos originarios en las calles de este país.

– ¿Cómo se manifestará el paro internacional de mujeres en Chile el próximo 8 de marzo? ¿Los colectivos lésbicos son parte de la convocatoria? ¿Qué se demanda este 2017?

– Espero que se manifieste en una acción que paralice a la sociedad machista. Además que sea un día de reflexión transversal, que tanto el Estado chileno, como los estados que se verán afectados por el paro de las mujeres cisgénero y trans, lésbicas, bi, pansexuales y heterosexuales e indígenas de todas edades, tomen en serio las demandas de las mujeres y realmente tomen medidas que en el corto y largo plazo. Nosotras desde la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio y Familia es Familia vamos a la marcha del 8 de marzo en Santiago y exigiremos justicia para Nicole Saavedra Bahamondes y las mujeres lesbianas, bisexuales, pansexuales trans o cisgénero. A la vez con la intención de entregar información sobre el femicidio anti-lésbico que existe pero que se invisibiliza.

– Hablamos de un paro, activo, incluyendo protestas y marchas. ¿Es necesario marchar como todos los años o también es necesario radicalizar las luchas? 

– Es necesario marchar, pero también es necesario ser participe en el ámbito político, sea desde la junta de vecinos, gobierno local, en lo judicial y en lo legislativo tenemos que estar más que presentes y realizar un trabajo político que ayude a levantar e impulsar demandas que son urgentes y necesarias.

Seguí a Presentes:

Twitter @PresentesTLGBI

Instagram: PresentesTLGBI

Facebook: https://web.facebook.com/presentesTLGBI/

6 de marzo de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR