CHILE: denuncian torturas a gays y trans en la cárcel de Antofagasta

“Hubo golpes con pie, puño y luma propinados por funcionarios de Gendarmería”, denunció el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) en un comunicado. El Tribunal de Garantías confirmó los hechos y lxs reclusxs fueron trasladadxs.

10 de febrero de 2017

“Hubo golpes con pie, puño y luma propinados por funcionarios de Gendarmería”, denunció el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) en un comunicado. El Tribunal de Garantías confirmó los hechos y lxs reclusxs fueron trasladadxs. Dos hombres gay y dos mujeres trans fueron torturadxs por funcionarios penitenciarios de la cárcel de Antofagasta, al norte de Chile. No es la primera vez que sufrían estas violencias. De hecho, una de ellas ya había sido trasladada varias veces de penal por otros ataques. Los abusos en el módulo 88 de la cárcel de Antofagasta, que ocurrieron el pasado 21 de diciembre pero salieron a la luz este mes, “se tradujeron en golpes con pie, puño y luma propinados por funcionarios de Gendarmería, así como lanzamiento de agua con una manguera de bomberos y rociamiento de gas pimienta. Además los/as internos/as fueron obligados/as a desnudarse, junto con recibir continuos insultos en razón de la identidad de género y la orientación sexual, lo cual afectó especialmente la dignidad de las mujeres trans”, indicó el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh). Luego de que el Juzgado de Garantía confirmara la denuncia, el magistrado Marco Antonio Rojas ordenó el traslado de lxs internxs al una cárcel de Arica, muy cerca de la frontera con Perú.

[LEÉ TAMBIÉN: Crimen de odio en Chile: asesinan a un hombre delante de su pareja]

Medidas desde la Justicia

A raíz de estas violencias, desde Movilh se reunieron con el subsecretario de Justicia, Nicolás Mena. “Expresamos nuestra extrema preocupación por estos hechos al subsecretario Mena. Se trata de atropellos que ya se han transformado en un lamentable y deleznable constante y que convierten a Gendarmería en un lugar peligroso para los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales”, sostuvo Rolando Jiménez director del Movilh. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) informó a la organización que esta semana estuvo visitando internos gays y trans de las cárceles de Antofagasta y La Serena. El director del INDH, Branislav Marelic, precisó que su entidad hace un mes ha dado seguimiento a las denuncias por abusos en Antofagasta y ha estado en contacto periódico con lxs internxs. Población LGBTI en las cárceles chilenas  De acuerdo a un informe de la organización ILGA y del Frente por la Diversidad, “Gendarmería de Chile ha adoptado la práctica de segregar a la población gay, bisexual y transgénero del resto de la población penal. Toda persona que se declare homosexual (entendiendo como homosexuales también a las personas transgénero) es puesta en las celdas de la población especial que suele estar conformada por población GBT, personas viviendo con VIH y personas con situaciones de discapacidad física o mental.”
[LEÉ TAMBIÉN: #Chile: Bachelet se comprometió a una ley de matrimonio igualitario]
En Chile aún no existe una ley de identidad de género y las personas transgénero que no han realizado un cambio de nombre y sexo, no pueden optar a la posibilidad de estar en cárceles de acuerdo a su identidad de género.

Seguí a Presentes:

Twitter @PresentesTLGBI Instagram: PresentesTLGBI Facebook: https://www.facebook.com/presentesLGBTI/]]>

10 de febrero de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

1 comentario

  1. La poblacion gey, siempre ha sido maltratada cuando se encuentra entre un colectivo de hombre. O son maltratados sexualmente o en la vida cotidiana.
    Quizas hay que pensar en darles un espacio fisico diferente en las prisiones.

Los comentarios están cerrados