Oaxaca: asesinaron a una muxe y atacaron brutalmente a una trans indígena

Marimar Santiago, docente muxe, fue asesinada el 27 de agosto. El mismo día David, mujer trans de origen mixteco, sobrevivió a un intento de transfemicidio.

6 de septiembre de 2022
Georgina González@georginagon
Edición: María Eugenia Ludueña

Marimar Santiago, docente muxe, fue asesinada en el municipio de Salina Cruz el 27 de agosto. A 400 kilómetros de ahí y el mismo día, David López, mujer trans de origen mixteco, fue víctima de un intento de transfeminicidio en San Pedro Jicayán. Activistas LGBT+ de Oaxaca exigen justicia e investigaciones con perspectiva de género. 

De acuerdo a distintos medios locales, la mañana del 27 de agosto tras llamadas al 911, Marimar Santiago fue encontrada sin vida en un camino de terracería. Su cuerpo tenía una herida de arma de fuego. 

A David, mujer trans mixteca, la golpearon, estrangularon e intentaron cortarle la lengua. Por las secuelas del ataque, no puede mover el cuello ni tragar comida sólida. Ella denuncia a Gildardo Martínez López, hijo del ex presidente municipal de San Pedro Jicayán, como su agresor. 

David López, mujer trans de origen mixteca.

Violencias hacia trans y muxes en Oaxaca

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) condenó ambos hechos. E hizo un llamado a las autoridades para “garantizar el acceso integral a la justicia e impedir la impunidad”. De acuerdo a sus cifras, de 2020 a la fecha se han iniciado 26 expedientes de discriminación hacia personas trans. Tres de ellos son por asesinatos.

Al cierre de esta nota, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca no ha emitido información sobre estas violencias hacia personas LGBT+.

“En estos casos ha habido una violencia brutal. Si bien en Oaxaca vivimos una violencia generalizada, la violencia de género también nos está tocando a las personas trans y muxe. Pero en ningún caso hay justicia”, dice Sofía Guandulain, defensora de los derechos humanos y directora de TransDifusión, organización trans oaxaqueña. 

Y se pregunta:”¿Qué tiene que pasar más, qué tenemos que hacer para que sobre todo las autoridades, que son quienes deberían estar más conscientes en protegernos, hagan su trabajo, haya justicia y cada crimen de odio e intentos de asesinatos no queden impunes? Ya no más, no nos vamos a callar y vamos a alzar la voz desde nuestras trincheras”.  

“No existe el paraíso muxe en el Istmo”

Marimar Santiago,  originaria de San Pedro Huilotepec, era una persona muxe. Le decían Estrellita y laboraba como docente en una primaria del municipio costero de Salina Cruz, Oaxaca.

Los activismos muxe y LGBT+ del Istmo de Tehuantepec calificaron el asesinato de Marimar como “un crimen de odio por homofobia”. Y pidieron una reunión urgente con el titular de la Fiscalía de Oaxaca, Arturo Peimberg, para que haya “esclarecimiento y castigo a los culpables”. 

El asesinato de Marimar Santiago se suma a otros 26 crímenes de odio contra personas muxe y LGBT+ desde 2020 en la región del Istmo de Tehuantepec que permanecen impunes. Un dato que, ante la ausencia de cifras oficiales, nace a partir del trabajo de registro comunitario. 

Marimar fue sepultada en su comunidad. A su despedida acudieron amistades, activistas y vecines de Huilotepec. En redes sociales, personas que la conocieron expresaron indignación y exigen justicia. 

“No existe el paraíso ‘muxe’ en el istmo. Nos siguen matando por ser quienes somos. Por dedicarnos a perseguir nuestros sueños, vestidas de mujer. Por hacer lo que más nos gusta, no traicionando a nuestra naturaleza. Geovana, Sherlyn, Oscar Cazorla, Marimar y todas las que han muerto asesinadas, sin que nadie haya sido encontrado culpable”, publicó en redes Amurabi Mendez, amigo de Marimar y promotor cultural del Istmo de Tehuantepec.

“Me quisieron matar. Sólo quiero justicia”

Ilustración: Florencia Capella

David López tiene 27 años, es de origen mixteco y se dedica al trabajo del hogar. En una transmisión en vivo con el reportero Carlos Martínez del medio Centro Informativo Oaxaca,  comentó: “me quisieron matar, me golpearon muy feo, me cortaron la lengua. Solo quiero justicia y que no quede impune”. En el video nombra como su agresor a Gildardo Martínez, hijo del ex presidente municipal de San Pedro Jicayán.

Presentes habló con una amiga de David, quien por seguridad solicitó el anonimato. Ella cuenta el relato que le hizo David: a la una de la madrugada del sábado 27 de agosto David estaba, a pie de carretera, tomando cerveza con otra mujer cuando de repente los hijos del ex presidente municipal de Jicayán, Gilberto y Gildardo Martínez López se acercaron a ellas. 

“David dice que de repente Gildardo lo (la) empezó a golpear en la cabeza de la nada, y en el suelo (le) apretó el cuello con sus manos. David está muy triste y asustada. Tiene moretones muy feos en el cuello y de hecho no puede ni tragar ni tomar nada”, comenta su amiga.

La mayor urgencia que tiene David es atender su salud. Las visitas al hospital más cercano le está generando gastos de transporte que ascienden a los 200 pesos. Por su situación de vulnerabilidad, dicen que la atención a la que puede acceder no es de la mejor calidad. 

Al momento que hablamos con su amiga, el sábado 3 de septiembre, David todavía sangraba de su lengua, no podía mover el cuello y tenía dolores fuertes en su cuerpo, cuello y cabeza.

El municipio de Jicayán no actúa

David denunció primero ante la agencia municipal de San Pedro Jicayán. En donde Agustina González Nicolas, la síndica municipal, propuso que “llegaran a un acuerdo económico”, en lugar de ofrecer atención médica a David y poner a disposición de la justicia al agresor.  

La amiga de David comenta a Presentes que no llegaron a ningún acuerdo pues su agresor solo se ofreció a pagar 6 mil pesos, un dinero que no cubre lo que David ha gastado en transporte, analgésicos y visitas médicas. 

Tras denunciar en su localidad, David dice temer por su vida pues su agresor es hijo del ex presidente municipal de San Pedro Jicayán. Hasta el momento se desconoce el paradero de Gildardo Martínez López. 

La amiga de David informó que ya hay una denuncia ante la Fiscalía General del Estado de Oaxaca. 

Gobiernos municipales ejercen violencias transodiantes

De acuerdo a la Defensoría de los DDHH de Oaxaca, los gobiernos municipales son las entidades de gobierno que ejercen mayor discriminación contra las personas trans.  Sofía Guandulain agrega que los prejuicios y la desinformación abonan las violencias que se ejercen desde las instituciones contra las personas muxe y LGBT de Oaxaca. 

Las autoridades no conocen nuestras necesidades. No saben quiénes somos las personas LGBT y es algo que sucede en todo el territorio de Oaxaca pero se agudiza más en las zonas rurales”, dice la activista.

En ese sentido, recordó el caso de Lizeth, mujer trans de origen mixteco que en julio pasado fue detenida arbitrariamente y torturada por la policía municipal de San Juan Colorado. 

De acuerdo a información de la periodista Diana Manzo, “como castigo al supuesto robo y por ser mujer trans, la Síndica Municipal, Agustina Lorenzo y el comandante de la policía municipal Agustín López ordenaron a los policías municipales que la vistieran con ropa de hombre y le cortaran el pelo”.

Acciones por la justicia

Diversas organizaciones y activistas muxe y LGBT+ de la región del Istmo de Tehuantepec exigen al gobierno estatal que intervenga en la investigación de cada uno de los crímenes de odio contra personas muxe y LGBT+ en Oaxaca. 

También hicieron un llamado al reciente gobernador electo para que se les incluya en políticas públicas y piden “se tomen en cuenta las necesidades históricas de la defensa de nuestros derechos”. 

Por su parte, la Defensoría de Derechos Humanos condenó los hechos y llamó a las autoridades a garantizar el acceso a la justicia y la no impunidad. También abrió expedientes “para investigar posibles violaciones a derechos humanos”. Y resaltó la urgencia de que reciba atención médica “de calidad y calidez”.

Dejar de naturalizar la violencia

Además, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) hizo un llamado a investigar con perspectiva de género: “Es importante visibilizar la vulnerabilidad y desigualdad de condiciones de las personas históricamente discriminadas. Es necesario dejar de normalizar la violencia en contra de las mujeres indígenas y las personas con identidades sexuales no normativas”.

La activista Guandulain buscará reunirse con la diputada Xóchitl Veázquez Vázquez, presidenta de la comisión permanente de grupos en situación de vulnerabilidad del Congreso del Estado de Oaxaca, con el fin de exponerle la preocupación que las personas LGBT+ tienen por su vida y seguridad, y trabajar en políticas públicas.

“Es importante esta reunión y hablarle de estas violencias. No se tratan de hechos aislados, hay una violencia latente, permanente contra las personas LGBT de Oaxaca. En cualquier momento incluso yo puedo ser la siguiente”. 

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR