Balance 2021 El Salvador: Sin ley de Identidad de Género ni avances, con riesgos para LGBT

El gobierno de Bukele dejó en claro que los derechos de las personas LGBTI no son prioridad para su gestión.

20 de diciembre de 2021
Paula Rosales

SAN SALVADOR, El Salvador. El gobierno de El Salvador anunció con pompa en 2019 que iniciaría un estudio para proponer reformas a la Constitución promulgada en 1983. La apuesta fue liderada por el vicepresidente, Félix Ulloa, y prometía elaborar un documento moderno e inclusivo que reflejara el sentir y el pensar del pueblo.

Ulloa y un grupo de especialistas invitaron a diferentes organizaciones sociales para que dieran sus aportes para la elaboración de una nueva Constitución. Entre los planteamientos, discutieron la posibilidad de acceder al derecho al aborto en cuatro causales, el matrimonio igualitario y la eutanasia. Al concluir con el análisis, los abogados propusieron un total de 216 cambios a los 274 artículos que conforman la actual Carta Magna.

El equipo entregó las propuestas de reformas al presidente Nayib Bukele el 15 de septiembre, pero éste decidió no incluirlos en el documento que presentarán al Congreso para su discusión y votación.

“He decidido, para que no quede ninguna duda, no proponer ningún tipo de reforma a ningún artículo que tenga que ver con el derecho a la vida (desde el momento de la concepción), con el matrimonio (manteniendo únicamente el diseño original, un hombre y una mujer) o con la eutanasia”, publicó Bukele en su cuenta de Facebook.

Acusó a la oposición de esparcir rumores y generar una campaña sucia con el objetivo de aprobar el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la eutanasia. “Ustedes me conocen desde hace muchos años y saben que no propondría ninguna de esas cosas, por más presiones internacionales que tenga”, recalcó Bukele en la publicación.

Un presidente en contra de los derechos LGBT

Bukele de 40 años, que acostumbra tener una imagen desenfadada y moderna, se autoproclama un “dictador de El Salvador, el emperador o el presidente más cool”. Sin embargo, se parece más a los movimientos conservadores anti derechos que al presidente milenial con políticas progresistas.

“Bukele cultiva una imagen de sí mismo de líder juvenil y moderno en sintonía con las necesidades actuales del país”, expresó José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch.

«Sin embargo, sus declaraciones sobre aborto (en un país donde se prohíbe incluso si la vida de la madre está en peligro o si la mujer es víctima de violación) y matrimonio igualitario, demuestran, una vez más, que estamos ante un político retrógrado y autoritario que desprecia los derechos humanos y los valores democráticos», agrega.

Presentes solicitó un comentario a la oficina de prensa del vicepresidente de la República, Félix Ulloa, pero al cierre de la nota no se obtuvo respuesta.

La amenaza constante a la población LGBT+

Otro derecho negado por el oficialismo, que controla los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, fue el archivo de la propuesta de Ley de Identidad de Género presentada en 2018 que se discutía en la Comisión de la Mujer y Género del Congreso.

Los legisladores oficialistas de Bukele desestimaron 30 expedientes que examinaba la pasada legislatura (2018 – 2021). Los consideraron “obsoletos y no acordes a la realidad”, según declaraciones de la diputada oficialista de Nuevas Ideas, Marcela Pineda.

“Desde que diputados partidarios del presidente Bukele obtuvieron el control de la Asamblea Legislativa en mayo, la legislatura ha adoptado medidas drásticas que amenazan los derechos de las personas LGBT+, dijo a Presentes, Cristian González Cabrera, investigador de Human Rights Watch.

Y agrega, “por ejemplo, en mayo archivaron un proyecto que habría establecido un procedimiento de reconocimiento legal del género para las personas transgénero”

Un gobierno que no muestra voluntad

El 1 de mayo de 2021 se instaló la nueva Asamblea Legislativa en El Salvador para un período de tres años. El partido Nuevas Ideas, del presidente Nayib Bukele, obtuvo una contundente victoria en las elecciones intermedias de febrero. Junto a sus aliados consiguió una súper mayoría en el hemiciclo, 64 curules de un total de 84. Esta conformación les permite gobernar y aprobar lo que sea sin oposición.

“Este año hubo retrocesos en el tema de los derechos humanos de las personas LGBTI. Presentamos una nueva propuesta de Ley de Identidad de Género y no se tomaron la molestia de ponerlo en sus agendas y estudiarla”, dijo a Presentes Karla Guevara, directora de Colectivo Alejandría.

“No hay ninguna buena voluntad de querer tomar estos temas de los nuevos diputados de la Asamblea Legislativa”, añadió.

El Salvador no tiene aún ley de identidad de género.

Sospecha de violencia avalada

Presentes confirmó con una fuente legislativa que la Comisión de la mujer y género aún no discute un nuevo anteproyecto de ley de identidad. El proyecto fue presentado en agosto por diferentes organizaciones sociales.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos acusó la primera semana de diciembre a dos altos funcionarios del gobierno de facilitar una negociación con las sangrientas pandillas a cambio de apoyo electoral para el partido de Bukele en las elecciones de febrero.

“En 2020, el gobierno del presidente salvadoreño Nayib Bukele brindó incentivos económicos a las pandillas salvadoreñas MS-13 y Barrio 18 para que estas le garantizaran bajos niveles de violencia de pandillas y de homicidios confirmados”. “Los líderes de las pandillas también acordaron prestar apoyo político al partido Nuevas Ideas en las siguientes elecciones”, señaló el Departamento del Tesoro en un comunicado oficial.

Los crímenes respecto de 2020

La organización Comunicando y Capacitando a Mujeres Trans – COMCAVIS Trans, reportó en 2020 ocho asesinatos en contra de la población LGBTI. Hasta el 16 de diciembre de 2021 se contabilizaban siete personas asesinadas: un hombre trans, cuatro mujeres trans y dos hombres gay.

El 3 de marzo la policía reportó el hallazgo del cuerpo de un hombre trans estrangulado. Su rostro y manos tenían golpes visibles, de acuerdo a la Fiscalía General. No fue posible identificarlo debido a que no portaba documentos personales.

La organización Generación HT trató de identificar a la persona asesinada por los los objetos personales que se encontraron en la escena o por rasgos físicos para determinar la identidad de la víctima.

“Tratamos de identificar para ver a quien correspondía de nuestra base social, ya que se lleva un registro institucional. Hicimos una lista de posibles personas que coincidían algunos rasgos, pero lastimosamente no dimos con ninguno de los compañeros que tenemos en el registro. Lastimosamente no pudimos retirar el cuerpo ya que no teníamos ningún documento que nos respaldara a nosotros que sí conocíamos a la persona”, dijo a Presentes Joshua Navas, director ejecutivo de Generación HT.

Otros casos

La policía reportó el 6 de marzo la localización de un cuerpo de una mujer trans en estado avanzado de descomposición en el municipio de Rosario de Mora, 24 kilómetros al sur de la capital.

De acuerdo al médico forense que reconoció el cadáver, la víctima estaba amarrada con lazos dentro de una bolsa plástica, y no portaba documentos de identidad.

El domingo 25 de abril Zashy Zuely del Cid Velásquez, una mujer trans de 27 años, fue asesinada de un disparo por la espalda. La bala le perforó su pulmón. El hecho sucedió en la ciudad de San Miguel, a 138 kilómetros al este de la capital.

Zashy fue desplazada de su lugar de residencia debido a amenazas de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13). Es la pandilla que domina gran parte de los territorios en El Salvador.

El mismo mes de abril se reportó el asesinato con arma de fuego de una mujer trans en el departamento de San Vicente, unos 63 kilómetros al este de la San Salvador.

Una persona familiar de la víctima reportó que fue atacada con arma de fuego, pero se abstuvo de dar mayores detalles por temor.

La policía reportó dos crímenes en el departamento de víctimas masculinas.

Zashy Zuely fue asesinada en abril de tres tiros en la espalda.

Registros

Comcavis registró en mayo el asesinato de una mujer trans con arma de fuego, el hecho sucedió en el municipio de Texistepeque, departamento de Santa Ana al occidente del país. No fue posible su identificación.

En agosto la organización documentó el estrangulamiento de un hombre gay en el departamento de La Unión al oriente del país. No se cuenta con información personal de la víctima.

La madrugada del 21 de noviembre Brayan Alexander Aguiñada García de 22 años fue atacado con arma de fuego cuando regresaba hacia su casa ubicada en Copapayo, departamento de Sonsonate, 64 kilómetros al oeste de la capital.

El crimen fue cometido después de participar en una fiesta. Había recibido amenazas de la pandilla Mara Salvatrucha MS-13.

Ningún avance para la población LGBT

Según señaló González Cabrera a Presentes, «el gobierno actual no ha hecho nada para abordar estos problemas históricos”.

«Además del declive del estado de derecho en El Salvador, las personas LGBT enfrentan los mismos desafíos de siempre: la compleja red de violencia y discriminación que pone en riesgo su integridad física, limita sus opciones de vida y, en algunos casos, las obliga a huir de sus países«, señaló González Cabrera a Presentes.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, El Salvador era uno de los países con mayor número de homicidios del mundo. Desde 2019 registró una caída drástica de los homicidios.

De enero a diciembre, la policía reporta 936 asesinatos, frente a los 1,322 cometidos en mismo período del año pasado, un 29,1 por ciento menos.

Presentes consultó a la oficina de prensa de la Fiscalía General para conocer los avances de las investigaciones. Al cierre de la nota no hubo respuesta.

“El año 2021 representa un estancamiento total en el progreso limitado logrado en gobiernos anteriores, por lo tanto los derechos LGBT enfrentarán tiempos difíciles en 2022”, expresó González a Presentes.

En mayo se marchó contra el rechazo de la ley de identidad de género.

20 de diciembre de 2021
Paula Rosales

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR