Marcha histórica en Paraguay por el derecho a la tierra de comunidades indígenas y campesinas

En el Día Internacional de los Derechos Humanos, miles de personas marcharon en Asunción para exigir el cese de los violentos desalojos a comunidades campesinas e indígenas. En los últimos meses han desplazado de sus territorios a 2.500 personas.

11 de diciembre de 2021
Concepción Oviedo
Concepción Oviedo

El viernes 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, miles de personas marcharon en Asunción para exigir el cese de los violentos desalojos a comunidades campesinas e indígenas que se intensificaron en los últimos meses.  Ya han desplazado de sus territorios a 2.500 personas. 

La marcha unitaria es la primera acción conjunta que desarrollan organizaciones del campo y la ciudad unidas en una plenaria. Las tres consignas de la marcha fueron:  la restitución del Estado de Derecho en el país, el cese de los desalojos violentos, la derogación de la ley Zavala-Riera. Ésta modifica el art. 142 del Código Penal, que criminaliza la lucha por la tierra y abre la pauta para blanquear tierras malhabidas o tierras robadas a sujetos de la Reforma Agraria. Este proyecto logró modificar el código penal sobre la propiedad.

La concentración fue a las cinco de la tarde en la Plaza Italia y se marchó hasta la Plaza de Democracia, donde se realizó el acto central. No todas las personas pudieron ingresar a la Plaza de la Democracia por falta de espacio y debieron ubicarse en la Plaza de la Libertad y la calle Estrella. 

Mujeres y niñas, protagonistas

Rostros de mujeres campesinas e indígenas de distintas edades, niñas, jóvenes, madres, abuelas marcharon en una manifestación que reunió a 10 mil personas. El calor de Paraguay era intenso y sofocante: termos con agua, tereré, kepis, sombreritos, sillas, abanicos  para intentar aplacar la calurosa tarde y a la par carteles, banderas y la certeza de luchar por los derechos no garantizados por el Estado paraguayo.

“El golpe de Estado del 2012 fue contra nosotras y nosotros. Desde ese momento tuvimos muertes y persecuciones. Se cumple un año de la desaparición de Lichita, tenía 14 años y la última vez que se la vio fue con las Fuerzas de Tarea Conjunta. Creo que es importante este encuentro, escucharnos y abrir la unidad de acción, esa es nuestra fortaleza” dijo a Presentes Alicia Amarilla de la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas-Conamuri.

“Nos quedamos sin casa, sin comida y sin tierra”

“En nuestro país se instala el poder judicial con una política de represión. Se dedican a condenar y enviar a la cárcel a los pobres y los ricos hacen lo que quieren. Nos dejan en la calle. La violación a los derechos humanos es para satisfacer a los sojeros y ganaderos. Cárcel y balines de goma para satisfacer a los latifundistas. Niegan el desarrollo nacional,  niegan la vida a campesinas, campesinos e indígenas, van a echar nuestra casa que con tanto esfuerzo levantamos, queman nuestra casa, producción. Nos quedamos sin casa, sin comida y sin tierra. La narcopolítica se adueña de nuestro país”, dij con contundencia Teodolina Villalba, secretaria general de Federación Nacional Campesina.

El compromiso de las organizaciones sociales fue volver a los territorios para seguir fortaleciendo la unidad y la organización y así responder ante los atropellos sistemáticos del actual gobierno. 

“Cada uno jajapo ñande esfuerzo por la Reforma Agraria, contra el desalojo y la criminalización. Acá estamos miles en contra de la violación de los derechos humanos, contras las políticas contra el pueblo, política de persecución del gobierno. Nos niegan el derecho a la educación, la vivienda, la salud”

Rosa Acuña vino con la comunidad de Cristo Rey desde San Pedro. Viajó unos 177 kilómetros para sumarse a la marcha unitaria y seguir exigiendo el derecho a la tierra y el territorio, por una vida digna para su comunidad con el objetivo de recuperar todo lo que perdieron tras el desalojo de octubre pasado. 

11 de diciembre de 2021
Concepción Oviedo
Concepción Oviedo

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR