“Queridas Lohana y Diana, por fin tenemos ley de cupo e inclusión laboral trans travesti”

"Diana y Lohana, les escribo esta esta carta para contarles que por fin tenemos esa ley y lleva el nombre de ustedes: Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans “Diana Sacayán- Lohana Berkins".

28 de junio de 2021
Alma Fernández, activista travesti
Ariel GutraichArchivo Agencia Presentes

Queridas Lohana y Diana,

Hace unos años, ustedes pusieron las cartas sobre la mesa, agarraron el mazo, mezclaron, armaron la jugada y repartieron las cartas. Barajaron y a la hora de jugar el juego le pusieron mucho amor travesti. El juego tenía un objetivo y no era algo que en rigor pudiera tomarse como un juego: que de una vez por todas nuestras vidas dejaran de hacerse añicos en una sociedad heterosexual y machista. A modo de ingrediente secreto, ustedes nos mostraron cual era el teje y el desteje. Y así nos enseñaron a hacerlo! 

Yo entonces era una niña trava con la cara sucia y vivía con mi familia en Tucumán. Y aunque mi cabeza apenas llegaba a tocar el borde de la mesa, escuchaba y anotaba. Aprendía junto a tantas otras a ser Trava, así, con mayúsculas. 

Diana, tomaste una de las primeras iniciativas aquel fin de semana que no olvidaré nunca. Cuando todo esto comenzó, trazaste el rumbo por el que teníamos que ir.  Yo ya vivía en Buenos Aires. Un fin de semana te sentaste y escribiste cómo tenía que ser la ley de cupo trans, anotabas con lapicera y en hojas de carpeta. Después la plastificaste y te vi llevarla colgando en el cuello por todos lados, buscando adhesiones. 

Diana y Lohana, les escribo esta esta carta para contarles que por fin tenemos esa ley y lleva el nombre de ustedes: Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans “Diana Sacayán- Lohana Berkins. 

Contarles que después de que el Congreso de la Nación la votara por amplia mayoría el jueves 24 de junio, un montón de compañeras de todos los colores y sabores salieron a las calles para celebrar todas juntas por las travas el anhelado proyecto de vida travesti trans. “Somos potencia marika”, lo descubrí. Como cuando en otros momentos menos felices nosotras salíamos contra las injusticias de algún que otro cambio de código de convivencia urbana, o un comisario corrupto que muchas veces tatuó los atropellos de las fuerzas policiales en nuestra piel. 

Quiero contarles que fue un día hermoso con un sol inmenso y un cielo que merece también ser nuestro.

También estaban los cuervos, yo los vi. Cuando pienso en los cuervos, me pregunto de qué agujero nauseabundo vienen sus actitudes y al mismo tiempo pienso que me asustan más que las sirenas, más que las celdas y esos calabozos donde nos siguen llamando y gritando nuestro nombre. Los cuervos tienen nombres, ustedes los saben, pero aquí y hoy no son tan importantes. 

El jueves 24 de junio quedó bien en claro para la sociedad que al calabozo y a las esquinas no volvemos nunca más, como ustedes lo soñaron y nos encomendaron que hagamos en aquel tristísimo 2015. 

Quisiera contarles marikas que la noche del 24 de junio, tras la aprobación de la Ley de cupo trans e inserción laboral, mi papá me escribió a las doce de la noche un mensaje por WhatsApp. Decía que estaba muy orgulloso de mí y que se iba a dormir contento, por dónde había colocado mi apellido en esta sociedad. Hasta en eso ustedes fueron sabias cuando me advirtieron que eso algún día me y nos iba a pasar, si nos sumábamos a luchar. 

Quiero contarles que desde acá que me toca ver y ser una privilegiada de observar cómo va tomando forma el proyecto de vida travesti trans, en una sociedad que está empezando a cambiar. Contarles que la familia ya no expulsa, solo acompaña a su manera, aunque es cierto que aún no pasa esto en los casos de muchas de las mariposas. 

Quiero contarles que el tiempo de la revolución trajo un cambio de paradigma, y el tiempo por fin es HOY. 

La prostitución no va a ser la única opción para poder comer, vivir, reír y salir adelante. La biología no es ni va a ser destino. Y la teoría va a ser cada día más trava, sudaka, migrante, marrona, abortera, pobre y originaria. Me siento muy feliz, todo lo que nos dijeron que pasaría pasó. Llegó el momento de las travas y trans de los barrios, de las villas y de las zonas rojas. 

En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo travesti es y tiene que ser colectivo. Para seguir transformando todo lo que hace falta, para seguir diciendo Dejen de matarnos, para seguir sembrando y construyendo esa memoria travesti trans colectiva que es de todas y todos. Orgullo es ir a la sexta marcha contra los travesticidios un 28 de junio y por primera vez celebrar que tenemos ley de cupo laboral travesti trans. 

Orgullo es pensar y construir desde la política para las que vendrán, para las que aquí están y para las que se fueron. Orgullo es mirar a las compañeras que día a día se suman a la política como ustedes Diana y Lohana nos enseñaron a hacerlo. Con errores y aciertos, con errores de ortografía a veces, con palabras comunes y teóricas, transpensantes, eso es el Orgullo hoy. 

Prometo seguir abrazando y levantando todas las banderas, como ustedes siempre me enseñaron. Prometo seguir acompañando los primeros vuelos de este hermoso ejército de mariposas que ustedes con tanto amor travesti nos legaron. Furia travesti siempre! hermanas queridas, Diana y Lohana.

28 de junio de 2021
Alma Fernández, activista travesti
Ariel GutraichArchivo Agencia Presentes

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR