Cómo sigue la vida de Luis, el joven de 17 años que fue atacado y perdió un brazo

Luis Álvarez Campuzano, un joven de 17 años, fue víctima de un ataque con machete por parte de un vecino, un año menor que él, que lo increpó por su orientación sexual.

14 de agosto de 2020

Por: Pompilio Peña Montoya/Hacemos Memoria*

Luis Álvarez Campuzano, un joven de 17 años, fue víctima de un ataque con machete por parte de un vecino, un año menor que él. Luego de increparlo por su orientación homosexual, le cercenó su brazo izquierdo por encima del codo. El ataque homoodiante se perpetró el 31 de julio a las 2:45 de la tarde en el municipio de Sincelejo, región Caribe de Colombia, cuando Luis le pidió respeto a su agresor y este lo atacó con el arma. 

Luis fue trasladado al hospital de Sincelejo y allí permaneció internado durante nueve días. Al regresar a su casa, se encontró con la sorpresa de hallar allí a familiares, amigos y vecinos que lo rodearon con frases cariñosas de apoyo y solidaridad.

Amigxs de Luis le escribieron algunos mensajes para sorprenderlo cuando regresara a su casa tras s,u recuperación en el hospital.

Según Oneida Campuzano, madre del joven, desde hace varios años su hijo ha sido objeto de agresiones y burlas por su inclinación sexual. No sólo en el barrio sino también en el colegio, donde cursa grado noveno. Dicen queLuis se ha caracterizado por no prestarle atención a las ofensas, ser un excelente estudiante y tener una personalidad divertida, mostrando interés en aprender sobre cocina y belleza. De hecho, Luis siempre tuvo una buena relación con la madre del joven que lo agredió, a quien en ocasiones acompañaba a hacer compras.

“Gracias a Dios mi hijo está bien. Lo que queremos es que esta clase de cosas no se vuelvan a repetir con nadie. Agradecemos profundamente el apoyo que hemos recibido”, afirmó Oneida Campuzano, madre y cabeza de hogar, quien con esfuerzo ha criado a Luis y a dos hijos más en una humilde vivienda de Altos del Rosario, un barrio habitado principalmente por personas desplazadas por la violencia, en donde el agua es escasa y la electricidad llega por horas.

Calle en el barrio Altos del Rosario en donde se perpetró la agresión contra de Luis.

En cuanto al agresor, las autoridades de Sincelejo comunicaron que el joven de 16 años fue detenido unas horas y dejado en libertad debido a un mal procedimiento de la Policía al momento de su detención, pues ésta no se realizó con el acompañamiento del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y de la Policía de Infancia y Adolescencia. Hoy, el adolescente se encuentra en casa de un familiar a la espera de ser solicitado por las autoridades. Frente a ello, el subintendente Carlos Mejía, de la oficina de Derechos Humanos de la Policía de Sucre, manifestó que permanentemente se ha hecho el acompañamiento del caso con el fin de que sean respetados los derechos tanto del menor agredido como del victimario.

Abrazo a Luis y a todos los luises”

El caso de Luis ha tenido tanto despliegue en Colombia, que la misma alcaldesa de Bogotá, Claudia López, integrante de la comunidad LGBTI, envió al joven un mensaje de apoyo a través de su cuenta de Twitter: “Abrazo a Luis y a todos los luises de Bogotá y Colombia”. Y rechazó toda expresión de homoodio.

También varias organizaciones iniciaron acciones de apoyo a Luis. Colombia Diversa, Pink Consultores y Sucre Diversa comenzaron una campaña con el fin de recoger fondos y acomopañar al joven en un proceso de recuperación integral. Así lo afirmó Hugo Ramos Hernández, presidente de la Fundación Sucre Diversa. Hasta el momento se han recolectado poco más de 79 millones de pesos, cerca de 20 mil dólares, a través de una plataforma digital.

Una prótesis y solidaridad para Luis

“Nuestra meta era recolectar 30 millones para una prótesis, con el fin de que Luis pueda viajar ya sea a Medellín o Bogotá para sus tratamientos. Estamos en el proceso de localizar a los mejores médicos especialistas en estos temas. La idea también es realizar mejoras en su hogar, ya que Luis, dos jóvenes más y su madre, viven en condiciones muy precarias; de hecho, no tienen electrodomésticos. Estamos profundamente agradecidos con todas las personas que han puesto su granito de arena”, comentó Hugo Ramos Hernández.

Cecilia Tejada Silva, de la Oficina de Gestión y Equidad Social de la gobernación del departamento de Sucre, manifestó que “con la ayuda de la Secretaría de Salud se le ha brindado acompañamiento psicosocial a Luis y su familia. Desde que nos enteramos de los hechos, le entregamos, primero que todo, elementos de bioseguridad. También le entregamos a su madre un mercado. Nuestro acompañamiento será integral”. La funcionaria añadió que está en proceso la entrega de una Tablet con acceso a internet, para que Luis reanude sus estudios, ya que por cuenta de la pandemia y las medidas adoptadas por el gobierno nacional todas las instituciones educativas están cerradas.

El camino de la recuperación

Hoy Luis permanece en su casa recuperándose de la herida de su brazo amputado, cuidándose de no contraer la COVID -19, recobrando fuerzas para retomar sus clases. Si bien, como afirma su madre, en ocasiones Luis expresa sentirse “destrozado”, puede adivinar en su actitud fortaleza y deseos de seguir persiguiendo sus sueños.

Creen que algunos de ellos podrá hacerlos realidad, dijo Hugo Ramos, integrante de Sucre Diversa, no solo porque gracias a los fondos recolectados se podrá conseguir una prótesis y adquirir para la familia de Luis algunos enseres y electrodomésticos, sino también se está buscando un apoyo para que una vez cumpla la mayoría de edad y termine su escuela secundaria, pueda formarse en cursos de cocina y estética.

Frente a este hecho, Hugo Ramos afirmó que en Sucre no existe una ruta clara para atender estas agresiones en contra de personas de las personas LGBTI, por lo que le hizo un llamado al gobierno nacional para que, por medio del Ministerio del Interior, “active una mesa de casos urgentes para que la gobernación de Sucre y todos sus municipios sepan atender este tipo de agresiones en contra de los niños, niñas y adolescentes con orientación sexual diversa”.

Según un informe de Caribe Afirmativo, asociación que vela por la defensa de los derechos humanos de la población LGBTI, entre el 1 y el 18 de julio del 2020, se han presentado 40 casos de agresiones a lo largo de la costa caribe colombiana, aunque se estima que existe un gran subregistro por falta de denuncia.

*Este artículo fue escrito en el marco de una alianza informativa para la Red de Periodismo y Memoria, entre Hacemos Memoria de la Universidad de Antioquia y Agencia Presentes.

14 de agosto de 2020

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario