Comisario acusado de liderar una red de trata en Camino de Cintura, a juicio

Héctor Mario Coquean, titular de la Comisaría N°4 de Lomas de Zamora hasta el 2017, está acusado de liderar una banda mediante la cual explotaban sexualmente a mujeres cis, travestis y trans en situación de vulnerabilidad estructural a la vera de la Ruta Provincial N°4

22 de mayo de 2019

Héctor Mario Coquean, titular de la Comisaría N°4 de Lomas de Zamora hasta el 2017, está acusado de liderar una banda mediante la cual explotaban sexualmente a mujeres cis, travestis y trans en situación de vulnerabilidad estructural a la vera de la Ruta Provincial N°4

Por Ana Inés Cabral

El comisario Héctor Mario Coquean, acusado de liderar una red de explotación sexual que tenía por víctimas a mujeres cis, trans y travestis en Camino de Cintura, irá a juicio juicio oral pedido de la titular de la Fiscalía Federal N°2 de Lomas de Zamora, Cecilia Incardona, y de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), encabezada por Alejandra Mángano y Marcelo Colombo.

El comisario de la Policía Bonaerense está señalado de ser quien comandaba este “sistema” que a su vez habría contado con la participación y colaboración de otros agentes de esa misma dependencia bonaerense: otros dos comisarios, dos “jefes de calle” y personal subalterno. Todos ellos están procesados con prisión preventiva y también fueron elevados a juicio acusados del mismo delito que se le atribuye a Coquean. Además, a cada uno se les impuso un embargo hasta alcanzar los 2 millones de pesos.

19 víctimas en la ruta 4

El mecanismo ideado por Coquean y el resto de los imputados consistía en disponer de la ubicación de las víctimas a la vera de la Ruta Provincial N°4, zona en la que tenía injerencia dicha comisaría, ejercer un extremo control sobre ellas y cobrarles un “canon” diario por su ubicación que podía ir desde los 250 hasta los 400 pesos, independientemente de si asistían o no al lugar. La oferta sexual era a lo largo de todo el día pero se encargaban de disponer de más mujeres en el horario de la noche. En caso de negarse, un hombre apodado “Juan” las amenazaba con armas y hasta incluso a través de golpizas.

A lo largo de la investigación, se pudieron constatar al menos 19 víctimas de entre 18 y 50 años, según informaron a Presentes fuentes judiciales. Todas admitieron tener miedo a posibles represalias y todas dieron cuenta de haber sido sometidas a métodos de intimidación por parte de los imputados que se valían de la impunidad que les otorgaba sus respectivos cargos.

[LEE TAMBIÉN: Laly Heredia, una trans de 36 años, asesinada en Camino de Cintura]

Cinco de las víctimas identificadas son peruanas, seis de nacionalidad paraguaya y el resto argentinas. Once se identificaron como mujeres cisgénero y el resto como mujeres trans. Algunas de ellas describieron cómo ingresaron al circuito de prostitución y detallaron que comenzaron a ser explotadas sexualmente antes de los 18 años. En sus declaraciones, todas pudieron contextualizar su situación y dar cuenta de los procesos de estigmatización y discriminación constantes de los cuales fueron y son víctimas lo que les dificultó la inserción dentro del mercado laboral formal.

Migrantes por violencia de género

Las víctimas extranjeras también relataron que tomaron la decisión de irse de su país de origen con la idea de encontrar una mejor calidad de vida y mayores oportunidades laborales. Muchas de ellas refirieron que fueron víctimas, a su vez, de situaciones de violencia dentro de sus vínculos familiares y redes más cercanas. Para las profesionales del Programa de Rescate de Víctimas de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, que participaron de los allanamientos y se entrevistaron con las víctimas, ese contexto expulsivo es el que muchas veces hace que las víctimas oculten su condición a sus redes más cercanas y de esta forma su situación de vulnerabilidad se agrava más aún, ya que quedan muy desamparadas en caso de necesitar ayuda.

[LEE TAMBIÉN: Mapa de crímenes de odio en Argentina 2019]

Los hechos imputados a Coquean habrían ocurrido al menos desde febrero de 2015 -momento en que se inicia la investigación- hasta marzo de 2016, fecha en que cesó en sus funciones a cargo de la Comisaría 4° de Lomas de Zamora. Sin embargo, existen elementos para inferir que el sistema implementado funcionó con los comisarios que lo sucedieron hasta mayo de 2017.

En febrero de este año, en la misma zona de Camino de Cintura, fue asesinada Laly Heredia, una travesti peruana de 36 años. Su cuerpo fue encontrado con una herida de bala a la altura de su cadera y alrededor fueron halladas varias vainas de calibre 9 mm, el calibre que suelen tener las armas de la policía. Sin embargo, hasta el momento, ambas causas no estarían vinculadas.

 

22 de mayo de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR