“La universidad debe dejarse interpelar por los saberes disidentes”

Se inauguró la Cátedra Abierta de Géneros y Disidencias Lohana Berkins, un espacio logrado con la colaboración de organizaciones del colectivo LGBTI y la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Salta.

14 de mayo de 2019

Por Elena Corvalán 

Fotos: Cortesía de Efímera Producciones 

Se inauguró la Cátedra Abierta de Géneros y Disidencias Lohana Berkins, un espacio logrado con la colaboración de organizaciones del colectivo LGBTI y la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Salta. La Cátedra, que se dictará todos los viernes hasta el 21 de junio inclusive, se asienta en “dos grandes patas”, la encuesta a la población trans que desarrolló MTA con la colaboración del Observatorio de Violencia contra las Mujeres en 2016 (ampliado el año pasado) y el Archivo de la Memoria Trans, que impulsa localmente Mary Robles, de ATTTA.

Del lanzamiento participó su coordinadora, la docente e investigadora Natalia Gil; la psicóloga social y activista trans Marlene Wayar; la activista tucumana Claudine Gala Leguizamón; Lourdes Ibarra, de la Fundación Damas de Hierro de Jujuy; Luisa Paz, trabajadora del INADI en Santiago del Estero y presidenta de la Asociación Travestis Transexuales y Transgéneros (ATTTA).

[LEE TAMBIÉN: Una cátedra de Psicología desde la mirada travesti y trans]

Ellas serán docentes de la nueva Cátedra, igual que las activistas salteñas María Pía Ceballos, Mary Robles y Carla Champicién, entre otras. Destacaron la necesidad de impulsar la educación de las personas trans y refirieron las limitaciones extras que encuentran quienes quieren estudiar, por el hostigamiento policial, las agresiones verbales y físicas de desconocidxs en la vía pública, el rechazo y la discriminación en ámbitos académicos. El otro gran reclamo fue el del cupo laboral trans.

Construir “la nostredad”

Marlene Wayar cerró su exposición con una interpelación a lo establecido en las universidades. Recordó que, cuando era consultada por estudiantes o docentes, Lohana Berkins solía exigir una devolución de las universidades, y convocó a “destruir paradigmas”.

Wayar denunció la “violencia epistemológica”, una forma de invisibilizar al otrx, y la “violencia hermenéutica”, que rechaza la palabra viva y prefiere apegarse a lo establecido. “Las personas trans somos mucho más complejas” que este lenguaje “simplón” insuficiente para decir el ser travesti, afirmó ante un público que la escuchó con atención y la aplaudió reiteradamente. Y convocó a construir “la nostredad en contra de la terrible otredad que han sabido construir” el sistema neoliberal, el capitalismo. En el mismo sentido, propuso una epistemología transhumante, que dé cuenta del cambio permanente del conocimiento, “no quedarnos empozadas en una idea”.

[MIRÁ TAMBIÉN: Las videocolumnas de Marlene Wayar: prostitución]

“Proponemos una epistemología que sea prostitutiva”, aseguró, dijo que la experiencia que más valora, por los saberes que adquirió, es la prostitutiva.

“Pertenezco a un grupo de gente que cree firmemente que la universidad no solo debe incluir, sino que debe dejarse interpelar por los saberes populares insurrectos de los cuerpos disidentes”, explicó por su parte Natalia Gil, quien entendió que este trabajo “ha dado muchos frutos y (…) ha dado formas de crear conocimiento colectivo que hoy se reúne la Cátedra”.

Archivo de la Memoria Trans

En la presentación, Gil describió a Robles como “una historiadora y memoriadora del colectivo” en Salta. “Tenemos un registro fotográfico que valoramos muchísimo porque nos permite reconstruir la historia del colectivo antes que se visibilicen en la década de los 90, entonces estamos como recogiendo una prehistoria y que es urgente, porque esas personas están muriendo, sabemos de la problemática de la expectativa de vida de mujeres trans, que es muy corta, entonces son tareas que urgen. Y lo que hace la Cátedra es tomar esas tareas que ya vienen desarrollando las organizaciones sociales e insertarlas en el saber académico para provocar una interrupción en ese saber y poder procurar nuevos saberes colectivos”.

[LEE TAMBIÉN: Las videocolumnas de Marlene Wayar: la mirada trava]

Mary Robles será una de las docentes de la Cátedra. “La paradoja es que nosotras éramos excluidas del sistema educativo y entonces estar dentro de esta cátedra y ser parte de esto, promover a futuro que los nuevos educadores puedan trabajar esta temática, la invisibilización en todos los sectores, sociales, culturales y políticos, es un placer”, sostuvo.

[MIRÁ TAMBIÉN: El Archivo de la Memoria Trans Argentina]

“Nuestro primer objetivo es que las voces trans se escuchen en la universidad, que tengan aceptación y que sobre todo las activistas encuentren un espacio en el cual vehiculizar sus reclamos, y por supuesto que creemos que este gesto de abrir el espacio universitario a personas que no están recibidas pero que, sin embargo, pueden estar en el espacio de una cátedra y dar una clase, puede habilitar a que otras compañeras a que habiten el espacio de la universidad con menos temor a ser violentada”, explicó Gil.

Cupo laboral trans

En ese marco Pía Ceballos anunció que se presentará un proyecto de cupo laboral trans en la Facultad de Humanidades de la UNSa, y pidió que lxs presentes adhirieran con su firma. La idoneidad, dijo, “forma parte de un régimen heteropatriarcal” que hoy, “con el macrismo, se expresa en la meritocracia”. “Olvídense de la idoneidad, porque ninguna trava la tiene. La responsabilidad del Estado es darnos, porque nos deben todo”, agregó Marlene Wayar.

[LEE TAMBIÉN: MAPA: Así está el cupo laboral trans en Argentina]

Claudine Gala Leguizamón, de la Asociación Libertad y Orgullo Trans Organizadas (LOTO), expuso sobre el ataque en San Miguel de Tucumán al joven trans Lucas Gargiulo, el pasado 1 de mayo. “Fue tremendo encontrarnos en una situación de violencia tan tremenda, y sobre todo la indiferencia de la sociedad, de los gobernantes”, confió. También recordó los crímenes de las jóvenes trans Ayelén Gómez, en agosto de 2017, y de Lourdes Reinoso, en enero de 2018.

“No somos ciudadanas, o somos ciudadanas de cuarta. La idoneidad es una gran excusa para excluirnos”, retomó. “Seguimos siendo violentadas, seguimos siendo insultadas, siendo escupidas en la calle” ante la indiferencia de la sociedad que “nos vuelve a dejar solas”, afirmó antes de reseñar la violencia que deben soportar las personas trans que desean estudiar. “Hoy por hoy, la violencia que vivimos en Tucumán nos vuelve a empujar a las calles”.

La figura de Lohana Berkins estuvo presente en toda la presentación, se la recordó a través de un video y con testimonios sobre su militancia y sus saberes. Lohana nació en Profesor Salvador Mazza, pueblo ubicado en el extremo norte de la provincia y que linda con Pocitos del lado boliviano. El final de la presentación estuvo a cargo de la bagualera trans de Cafayate, Lorena Calpanchay.

14 de mayo de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR