Argentina: 147 crímenes de odio contra personas LGBT en 2018

Así lo señala el informe del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, en articulación con la Federación Argentina LGBT.

19 de marzo de 2019

67 personas murieron en Argentina en 2018, como consecuencia de crímenes de odio basados en la identidad sexual y falta de acceso a derechos básicos. La mayoría de las víctimas fueron mujeres trans. La cifra surge del informe del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, en articulación con la Federación Argentina LGBT. Once mujeres trans y seis varones cis gay fueron asesinadxs, mientras que 43 mujeres trans murieron por ausencia y/o abandono estatal. También el informe releva siete suicidios (cinco de mujeres trans, un varón gay y una lesbiana).

Mujeres trans: foco de las violencias 

“Asistimos a un estado de precarización de las vidas de las personas de la diversidad sexual y alarmante cómo la violencia se enfoca hacia las mujeres trans y travestis, en quienes se manifiesta con especial odio, saña y de manera más brutal la discriminación en su máxima expresión”, dice Vanesa Calderón, coordinadora del Observatorio.

[LEE TAMBIÉN: CIDH en alerta por ola de ataques a LGBT+ en América Latina]

El reporte señala además que se registraron 80 ataques contra personas LGBT que no terminaron en muerte. En total, las víctimas de crímenes de odio en Argentina, según este reporte, ascienden a 147. En todos los casos, “la orientación sexual, la identidad y/o la expresión de género fueron utilizadas como pretexto discriminatorio para la vulneración de derechos y la violencia”. El informe advierte que los datos no son exactos ya que incluyen sólo aquellos casos que fueron relevados por los medios de comunicación o han ingresado como denuncias en la Defensoría LGBT. “Sin embargo permiten vislumbrar una realidad que es, sin duda, mucho peor de lo que sugieren los números“, dice el reporte elaborado por la Defensoría.

La cantidad de casos de muertes por abandono y/o ausencia estatal es impreciso y “sin dudas significativamente muchísimo menor al real ya que estos no figuran en los medios y solo es posible acceder a ellos a través de la denuncia directa de familiares y mayormente de otras mujeres trans”, señala el informe.

Aumento de suicidios

Vanesa Calderón resalta el aumento o la visibilización de suicidios de personas de la diversidad sexual. “Este fenómeno está motivado por el hostigamiento, la persecución y la violencia social que es ejercida sobre todas las personas que se apartan de la norma. En estas muertes existe una importante responsabilidad estatal por no garantizar las condiciones mínimas para prevenir y erradicar estas violencias que generan largas cadenas de padecimientos y dolor en la comunidad LGBT”.

La edad de las víctimas

Casi el 40% de las víctimas tiene entre 20 y 29 años. “Estos porcentajes coinciden con el bajo promedio de vida de las mujeres trans y con los altos índices de violencia que sufre la comunidad LGBT en general”, señala el informe.

Saña y odio institucional  

El informe señala que la violencia institucional afecta a gran cantidad de personas de la comunidad LGBT, sobre todo a las mujeres trans, ya que como resultado de las exclusiones sistemáticas y del menoscabo de los derechos básicos e inalienables, a menudo enfrentan situaciones de pobreza que condiciona las estrategias de supervivencia disponibles y explica el recurso a la economía informal, el trabajo sexual o a actividades al margen de la legalidad.

[LEE TAMBIÉN: Un ataque o asesinato cada 3 días contra LGBT en Argentina]

Agrega que las fuerzas de seguridad argentinas y los servicios penitenciarios manifiestan particular saña y odio contra la comunidad de mujeres trans. Ello se manifiesta en el desconocimiento de sus identidades auto percibidas -burlas, insultos, descalificaciones-, en detenciones arbitrarias con armado de causas judiciales, en la criminalización del trabajo sexual, en la exigencia de coimas o de servicios sexuales gratuitos, en persecuciones, hostigamientos, tratos vejatorios e inhumanos, violaciones y tortura, tanto en la vía pública, como en comisarías y penales.

 

Salta la provincia más violenta para las personas LGBT

La provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y Salta registran la mayor cantidad de ataque a personas LGBTI. “No es casual que los grandes centros urbanos concentren la mayor cantidad de casos de crímenes de odio del país, ya que se es notable la migración de personas de la comunidad LGBT hacia estos, por el gran estigma y la exclusión que acarrea pertenecer a la diversidad sexual en ciudades pequeñas”, dice el informe. El reporte destaca la relación entre población y crímenes de odio en la provincia de Salta, ya que esta jurisdicción tiene una concentración poblacional considerablemente más baja que Buenos Aires y CABA, y a pesar de ello se encuentra tercera en cantidad de casos, con casi la mitad de crímenes de odio que CABA. “Podemos inferir de estos resultados que, Salta es la provincia más hostil a la comunidad LGBT y en donde más crímenes de odio se producen de toda la Argentina, en proporción a la cantidad de habitantes”.

Lugar de los ataques 

El 41% de los ataques se perpetran en la vía pública y le siguen los hogares de las víctimas.

Urgencia de políticas públicas  

El informe concluye que las cifras expuestas ponen en evidencia la necesidad de políticas públicas eficaces y acordes a la urgencia, que demuestren el compromiso del Estado argentino con esta población históricamente vulnerada y que permita pasar de la inclusión legal a la inclusión social real. Y agrega: “A siete años de aprobada la ley de Identidad de Género, aún quedan muchas deudas sociales y estatales para con las personas trans. El Estado tiene la obligación de tomar los recaudos necesarios para prevenir estas muertes, y el deber de implementar medidas de acción positivas orientadas a brindar las oportunidades que históricamente les fueron negadas.

“Basta de Genocidios trans”

El reporte de Crímenes de odio se presentó junto al informe de “Basta de Genocidio Trans – Informe 2018 Argenitna” que elaboró el Centro de Documentación y Situación de América Latina y el Caribe (CeDosTALC) que desarrolla la Red Latinoamericana y del Caribe de personas trans (RedLacTrans). Este informe destaca la saña con que se cometieron los crímenes de Lourdes Reinoso (30 años), Cinthia Moreyra (25 años) y Sol Peltier, quien se encontraba en situación de calle y murió por neumonía derivada de vivir con VIH. Este crimen se le imputa al Estado por abandono de persona. También destaca que el 48% de los autorxs de violaciones de derechos humanos a personas trans son funcionarios de Estado (fuerzas policiales y servicio penitenciario). El informe concluye que “la precaria situación de las vidas de las mujeres trans en Argenitna evidencian un panorma de discriminación,violencias y vulneración que impiden el real accesos a todos los derechos. El estigma y prejuicios, sustisten en todos los ámbitos de la sociedad y diariamente nos encontramos ante violacuones a los derechos humanos de mas mujeres trans, cuya expectativa de vida es de 35/40 años no ha cambiado”. 

19 de marzo de 2019

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario