Denuncian a una orquesta de salsa peruana por burlas homofóbicas

La orquesta de salsa Zaperoko se burló de un joven gay en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, Callao, Perú.

10 de diciembre de 2018

Por Esteban M. Marchand

Integrantes de la orquesta de salsa Zaperoko se burlaron de un joven gay en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, Callao, Perú. Antonio Gálvez tiene 21 años, viajaba por trabajo y, tras perder su vuelo, se enfrentó a los comentarios homofóbicos en la sala de espera. Las burlas de Juan Carlos Paz, animador de la orquesta, quedaron registradas en tres videos que el joven filmó y compartió, volviéndose virales. El joven inició acciones legales contra la orquesta.

“Fueron como ocho minutos de burlas. Solo grabé lo que publiqué pero fue mucho más. Desde que entré a la sala de embarque ya estaban las risas. He llegado a un extremo para dejar mi maleta, he vuelto a salir para comprar agua y en todo ese tramo ellos se estaban riendo de mí”, contó Antonio Gálvez a Presentes en una entrevista que dio junto a su madre Alida María Salazar Reyes.

La organización Más igualdad Perú se puso en contacto con Antonio Gálvez para brindarle apoyo en todo el proceso. “Casos como el de Antonio y la orquesta Zaperoko son cotidianos en Perú porque la homofobia está normalizada como parte del ‘humor’ o la ‘criollada’, pero realmente estas burlas son formas de desprecio y discriminación”, dijo a Presentes Gabriela Zavaleta, presidenta de Más Igualdad. A su vez, el mismo día de la agresión, el 30 de noviembre, la Defensoría del Pueblo se pronunció al respecto en su cuenta de Twitter.

En ese momento se encontraba una personas de LATAM y dos del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (LAP) que no hicieron nada. Como se observa en las imágenes, Antonio, que nunca antes había enfrentado directamente a agresores homofóbicos, los encaró. “Todo estaban gritando SAO pero cuando me acerco a grabar todos se callan. Por eso voy a dirigir la denuncia a la orquesta porque es una empresa y bajo esa empresa están todos esos integrantes”.

“Como padres nosotros queremos que quede un precedente”, dijo a Presentes su madre respecto a la decisión de iniciar un proceso penal por discriminación contra la orquesta Zaperoko.

[LEE TAMBIÉN: Golpean a otra mujer trans en Perú: van 76 ataques en 2018]

“No quiero que se quede solo en Facebook. Cualquier persona que cree que tiene el derecho de insultar a alguien en la calle, o hacer una ‘broma’, la va a pensar dos veces. Hay muchas personas que me han escrito y que viven casos similares todos los días. Ellos van a saber que tienen la opción de denunciar”.

La orquesta Zaperoko solo minutos después de bajar del avión publicó unas “disculpas” en la que señalan que son muy bromistas y que fue una malinterpretación y que separaron del grupo a Juan Carlos Paz, animador de la agrupación. “Ha sido una chacota, ha sido una broma, en ningún momento he querido faltarte el respeto. Tengo muchos amigos y familiares gays. (…) Yo he visto que estabas filmando y pensé que lo estabas haciendo porque te gustaba la broma, yo en ningún momento me acerqué a ti, tú te acercaste a mi”, dice Juan Carlos Paz.

Cuando Antonio regresó de Arequipa a Lima el 3 de diciembre quiso hacer la denuncia en el aeropuerto y sólo le entregaron el libro de reclamaciones. Insistió en hablar con algún encargado y les señaló que el aeropuerto se había pronunciado en redes sociales lamentando la agresión. Sin embargo nunca pudo hablar con algún representante.

#NOalaHomofobia

Publicado por Aeropuerto Internacional Jorge Chávez en Viernes, 30 de noviembre de 2018

Alternativas legales

El abogado especializado en temas LGBTIQ, Bruno Fernández De Córdova, explicó a Presentes que Antonio Gálvez tendría tres vías por las cuales hacer su denuncia en estos casos. Al haber sucedido en aun espacio público, a través del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) se podría poner una denuncia al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez por no hacer nada frente a un acto de discriminación.

Al final de este proceso el establecimiento tendría que pagar una multa a Indecopi. “La otra opción es ir por la vía penal y denunciar a la orquesta y también a las empresas que han estado involucradas como LAP y LATAM”, agregó. La vía civil también es factible porque “estas personas le ha hecho un daño a Antonio y por lo tanto es factible pedir una reparación monetaria. Pero muchas veces dentro de la vía penal ya se incluye la indemnización”.

10 de diciembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR