Una ley para proteger los derechos humanos de las personas intersex

La iniciativa propone que las intervenciones médicas que no tengan riesgo de salud o vida sean consentidas por las personas cuyos cuerpos estén involucrados.

3 de diciembre de 2018

L.C.

“Es fundamental poner un punto final a la violencia médica en Argentina, un país que además tiene una larga tradición por el derecho a la Verdad. Por eso es importante que se apruebe una ley que respete estos dos principios”, dice el activista y referente de la organización Justicia Intersex, Mauro Cabral Grinspan, al hablar sobre el proyecto que se presentará en los próximos días en el Congreso Nacional para garantizar la protección integral de las características sexuales de todas las personas.

[LEE TAMBIÉN: Qué es ser intersex: conceptos para derrumbar mitos y prejuicios]

La iniciativa propone que las intervenciones médicas que no tengan riesgo de salud o vida sean consentidas por las personas cuyos cuerpos estén involucrados. “Hay intervenciones que tienen que ver con concepciones de lo que socialmente se entiende por nena o varón, se trata de una pretensión normalizadora o cosméticas que no son consentidas y esto es lo que se busca evitar con esta ley. Que estas cuestiones no basten con la decisión de los progenitxres porque puede haber consecuencias en la integridad física o en su capacidad reproductiva. Son asuntos del fuero íntimo que deben decidir ellxs, cuando puedan hacerlo. Esto no excluye que si el niñe decide someterse a la intervención pueda hacerlo en el futuro”, cuenta a Presentes Iñaki Regueiro De Giacomi, integrante de ABOSEX (Abogad*s por los derechos sexuales), organización que trabajó junto a Justicia Intersex en la redacción del texto. Y remarca: “La norma se enfoca en revertir la vulneración de derechos humanos de niñes intersex, que es lo más urgente”.

No es una patología

“El proyecto ilumina los contextos médicos hospitalarios como ámbitos donde ocurren violaciones a los derechos humanos. “Nacer con un cuerpo intersex no es una patología. Son cuerpos que merecen ser respetados y no violentados con intervenciones normalizantes. Con esta ley se restrige el poder de los padres sobre sus hijos, y también el poder de los médicos”, dice Mauro Cabral.

Las llamadas intervenciones “normalizantes o correctivas” apuntan a acercarse a un ideal de cuerpo, pero cuando hablamos de intersexualidad, hablamos de diversidad corporal, no hablamos de identidad de género, ni de orientación sexual. Lo que pone en cuestión la intersexualidad es que las concepciones de varón y mujer son convenciones culturales. “Como sociedad tenemos que no solo no tenemos que normalizar esa diversidad, sino abrazarla”, dice Regeuiro De Giacomi.

El derecho a la verdad

El borrador del proyecto también propone la creación de una Comisión de la Verdad para expedirse sobre el accionar pasado desde una perspectiva de derechos humanos.

“La realidad es que hay chicxs que nacen con estas condiciones. Es tan común como ser pelirrojo o zurdo. El tema es qué hacemos con estos niñxs ante las cuestiones culturales de la sociedad que quiere corregir urgente estos cuerpos. Se les asigna un género y hay un altísimo grado de equivocación. No solo hay una violación de derechos, sino que además estas intervenciones no son efectivas incluso en su pretensión”, dice Regeuiro De Giacomi. Y agrega: “La ley de identidad de género dio un primer paso en disociar la cuestión registral de la genitalidad y eso ayudó mucho a las personas intersex. En argentina no existe esa asociación”.

La necesidad de que el proyecto sea apoyado por el colectivo LGBTI

Cabral sostiene que el proyecto va enfrentarse con dos problemas: la resistencia del sistema médico y el “desmanejo mediático”: “Pensamos que se nos puede atacar y presentarnos de una manera errónea”, dice. Por eso cree que es clave el acompañamiento de todo el movimiento LGBT porque “con esta ley lo que vamos a evitar son violaciones a los derechos humanos”.

[LEE TAMBIÉN: Audiencia en la CIDH visibilizó las violencias hacia personas intersex]

El activista considera que hay muchas razones para que se apruebe esta ley, “que se va a replicar también en otros países”, cuenta. A nivel internacional creamos el marco de la intergridad corporal de las personas intersex. Queremos utilizar en Argentina ese trabajo que vinimos haciendo a nivel internacional.

“Yo soy una persona intersex que he vivido distintas formas de violencia médica en nuestro país. Por eso es fundamental ponerle un punto final”, concluye.

3 de diciembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR