Clarín sigue alimentando discursos de odio contra personas LGBTI+

¿Por qué este medio, que no suele cubrir temas de violencias contra los colectivos LGBTIQ+, y no se interesa por los derechos humanos de estas personas, ahora convierte en noticia una actividad en Cancillería enmarcada en la semana del Orgullo?

22 de noviembre de 2018

Por Ana Fornaro y María Eugenia Ludueña

Clarín publica hoy una nota que no terminamos de entender. ¿Por qué este medio, que no suele cubrir temas de violencias contra los colectivos LGBTIQ+, y no se interesa por los derechos humanos de estas personas, ahora convierte en noticia una actividad en Cancillería enmarcada en la semana del Orgullo?

La nota está firmada por Natasha Niebieskikwiat y se titula “los diplomáticos también festejaron la semana de la diversidad gay, trans y bisexual”. Además de olvidarse de las lesbianas y de otras identidades, es un compendio de lugares comunes estigmatizantes, abonado con un tono que sólo intenta ridiculizar al colectivo. Desde el copete – “se presentaron en vestido y tacos”- hasta hablar de “grieta” entre fuentes “a favor” y “en contra” de la actividad.

[LEE TAMBIÉN: A pesar de las leyes, las travestis seguimos siendo denigradas en TV]

También afirma (y se resalta en negrita) que: “Varios de los diplomáticos decidieron asistir enfundados en vestidos, polleras y tacos, ya que algunos pocos van así a trabajar”. ¿Se refiere a las personas trans como gente que se disfraza? ¿Se refiere a las personas no binarias como personas que se disfrazan? Hablar de “travestidos” es la manera en que la Policía históricamente persiguió y hostigó a las travestis y trans amparada en los Códigos de Faltas.

Esta nota se suma a un historial de artículos que viene publicando el diario con un enfoque periodístico discriminatorio y un tratamiento estigmatizante. El 14 de octubre, horas antes de que se realizara la marcha del Encuentro Nacional de Mujeres en Trelew, publicó un artículo titulado:  “Encuentro Nacional de Mujeres: venden nafta en botellas y sospechan que están armando bombas molotov”, que decidió ilustrar con una foto de una activista travesti, Alma Fernández, encabezando una marcha para pedir Basta de travesticidios y transfemicidios (noticias que Clarín tampoco suele cubrir). En un acto de claro transodio Clarín elige a una persona trans para ilustrar la nota, aunque la mayoría de las asistentes al ENM eran cis, y además a una activista.

No estamos haciendo un juicio de valor sobre la actividad en Cancillería ni conocemos las internas a las que hace referencia la nota. Pero sí sabemos identificar cuando desde la comunicación se enciende la mecha de las violencias por prejuicios. No funcionan de manera aislada, sino en base a una complicidad social con licencia para verter expresiones como que los diplámitocs decidieron “expresar sus elecciones de vida”. La orientación y la identidad de género no son elecciones ni condiciones. Esta nota -que no tiene ni una sola fuente consignada- se emparenta más a una operación que a una noticia. Y en el envión, vulnera todo tipo de derechos.

[LEE TAMBIÉN: Televisión e identidad trans: las cinco violencias de cada día]

Clarín dice que consultó a “fuentes a favor y en contra -que no quisieron identificarse-”. En un país con leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género, este tipo de comunicación parece inducir debates en cuestiones de derechos (y en un espacio como Cancillería) avaladas no sólo por leyes argentinas sino por organismos internacionales.  Por citar sólo uno, la Corte

Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) expresó en enero de este año, en una decisión histórica, que los derechos de las parejas del mismo sexo y de las personas trans están protegidos por la Convención de Derechos Humanos. Pero además, ordenó a los Estados que la suscriben garantizar su pleno ejercicio. Garantizar su pleno ejercicio también significa no estigmatizar estas identidades desde la comunicación. Mientras tanto, el grupo Clarín sigue alimentando discursos de odio contra personas LGBTI+.

22 de noviembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario