Una mujer trans fue asesinada por su pareja en Montevideo

Fanny Aguiar, una mujer trans de 34 años, fue asesinada en su casa, ubicada en Cufré y Cagancha, en el barrio La Comercial, en Montevideo. Su cuerpo presentaba varias heridas de arma blanca. 

16 de noviembre de 2018

Fanny Aguiar, una mujer trans de 34 años, fue asesinada en su casa, ubicada en Cufré y Cagancha, en el barrio La Comercial, en Montevideo. Su cuerpo presentaba varias heridas de arma blanca.

El transfemicida era su pareja, Fernando Izquierdo, de 21 años. Los vecinos llamaron a la Policía cuando escucharon gritos. Al llegar, el hombre se estaba yendo con varias pertenencias de la mujer y tenía manchas de sangre. Izquierdo está detenido y confesó el crimen, según confirmaron fuentes del Ministerio del Interior. Esta tarde declara ante la fiscal Mirtha Morales.

[LEE TAMBIÉN: Golpearon a una trans en Salto: “Ahora sí vas a cobrar la pensión”]

“No es una excepción que maten a una trans en su casa o en la calle, que sea asesinada en manos de un hombre que, generalmente, es un cliente o su pareja”, señala una amiga de la víctima al medio uruguayo Ecos. “No es algo extraño a nuestra historia, me parece que debería considerarse como femicidio, pero es algo que lo va a determinar la Justicia”, agregó.

[LEE TAMBIÉN: Lanzan campaña para derogar la Ley Integral Trans uruguaya]

Según relata su amiga, cuando todavía era menor de edad no le quedó otro camino que el de la prostitución, no tenía alternativa. “Tiene que ver con el lugar que se nos asigna en esta sociedad dentro de las posibilidades y las imposibilidades, que hace que estés mucho más expuesta a este tipo de cosas. Fanny vivió en un contexto familiar difícil y tuvo que hacerse sola.

16 de noviembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR