Salta: Convocan a marchar por la joven trans atacada: sigue en coma

Mirna Antonella Di Marzo, de 30 años, la joven trans atacada el domingo, sigue en coma. Familiares, vecines, amigues y activistes marchan esta noche en General Güemes, a 50 kilómetros de la ciudad de Salta, en reclamo de justicia.

26 de octubre de 2018

Por Elena Corvalán, desde Salta

Mientras Mirna Antonella Di Marzo, de 30 años, la joven trans atacada el domingo, sigue en coma, familiares, vecines, amigues y activistes marcharán esta noche en General Güemes, a 50 kilómetros de la ciudad de Salta, en reclamo de justicia.

La movilización, en la plaza central de General Güemes, seá a partir de las 20, para que puedan asistir les familiares de la joven. Sigue internada en estado grave en la terapia intensiva del Hospital Joaquín Castellanos de General Güemes.
“Sigue mal”, contó a su hermana, Norma Di Marzo, y pidió que la gente vaya a acompañarles en su reclamo de justicia.

Entre llantos, se esperanza, quiere creer que “ella se va a recuperar”. También contó que además de las fracturas en el cráneo, Mirna tiene una grave lesión en un ojo y en un brazo. Ayer lxs médicxs intentaron quitarle el respirador artificial, pero no reaccionó, por lo que sigue conectada, inconsciente, tal como fue encontrada en la mañana del domingo 21 de octubre, en la vereda del boliche Caribe, a donde había ido para saludar a una amiga.

[Salta: Es trans, la golpearon brutalmente a la salida de un boliche y está grave]

Hay un detenido

La policía dice haber identificado y detenido al agresor, José Gustavo Gareca. Se le imputa el delito de “homicidio calificado por el género en grado de tentativa”, informó el área de prensa del Poder Judicial de Salta.
En el caso intervienen la jueza de Garantías 1, Ada Zunino, y el fiscal de la Unidad Penal de Graves Atentados contra las Personas, Rodrigo González Miralpeix.

La Brigada de Investigaciones de la Policía de Salta identificó al acusado a partir de las cámaras de seguridad que grabaron la agresión en la cuadra del boliche. Por las declaraciones de CAribe se sabe que Mirna fue solo un momento por el lugar, había ido a saludarla y a desearle un feliz día de la madre. Creen que su agresor la vio adentro, la siguió y la atacó cuando ella iba a tomar su motocicleta. La dejó tendida en la vereda, donde testigos ocasionales que alcanzaron a presenciar el final del ataque la ayudaron.

Según contó Norma Di Marzo, en General Güemes, una localidad comercial ubicada a la vera de la ruta nacional 34, que conduce a San Salvador de Jujuy, Gareca era conocido como un vendedor ambulante de pan. Y se sabe que cumplió una condena por haber degollado a una vecina suya. Además, poco después de agredir a Mirna atacó a otra chica en la misma ciudad. Igual que a Mirna, la golpeó en la cabeza, aunque en este caso la víctima fue ayudada por un joven transeúnte. El agresor huyó, y en el lugar del segundo ataque, perdió una cartera. Era la cartera que le había robado a Mirna.
La chica atacada se contactó con la familia de Mirna. Contó que el domingo temprano iba camino a tomar el colectivo con destino a la ciudad de Salta, donde trabaja, se dio cuenta de que era seguida por un hombre, simuló atarse los cordones para que se adelantara, pero el hombre se detuvo, le preguntó la hora y acto seguido comenzó a golpearla en la cabeza. La joven hizo la denuncia penal y tiene previsto reunirse mañana con la familia de Mirna.

El acusado salió en libertad en julio

Según se supo hoy, Gareca, de 44 años, tuvo otros expedientes en el Poder Judicial y el Ministerio Público salteños. El 1 de marzo de 2006 la Cámara en lo Criminal 3 lo condenó a 12 años de prisión por el asesinato de su vecina.
Casi dos años después, el 27 de octubre de 2008, el mismo tribunal le unificó la pena en 17 años y 9 meses, por otro delito cometido presuntamente durante su cautiverio. El 2 de enero, se le abrió una causa por tenencia simple de estupefacientes.
Comenzó a abandonar la prisión en febrero pasado, y estuvo bajo el régimen de libertad asistida hasta julio de este año, cuando la condena fue cumplida.

Las agresiones a trans, habituales en Güemes

“Siempre recibimos agresiones acá, en Güemes”. “No solo yo, sino todas las chicas (trans) que vivimos acá en General Güemes, todas tenemos problemas”, aseguró Estrella Méndez, una mujer trans de 47 años, amiga de Mirna. Dijo que suelen robarles con frecuencia, que siempre intentan golpearlas y, sobre todo, soportan insultos todo el tiempo. La “mayoría” de les agresores son varones, añadió.

“Ahora va a hacer un año que me pegó un tipo para robarme el celular, tengo la marca en la cara, tengo fotos. Presenté en la Ciudad Judicial pero no hicieron justicia”, sostuvo sobre su experiencia personal.
En realidad, el agresor recibió una pena de 8 meses, pero para Estrella es poco: cuando hizo la denuncia solo se la tomaron en lo concerniente al robo del celular, no por las lesiones. En una espiral de violencia, el agresor en este caso fue Miguel Ángel Martínez, quien se hizo conocido en 2011 por ser uno de los jóvenes torturados por policías en la Comisaría 11 de General Güemes.

Estrella destaca dos hechos de agresiones muy graves en su vida. Ésta y otra que data de seis años, cuando un hombre intentó violarla y le fracturó el cráneo. “Hice la denuncia, pero él a los 20 días salió (…) Acá nadie nos ampara a nosotras, nos discriminan”, afirmó.

Precisamente, la convocatoria a la marcha de esta noche se hace bajo la consigna: “Basta de prácticas y episodios de odio hacia las personas gay, lesbianas y trans”. Si bien fue originalmente impulsada por les familiares de Mirna y por adolescentes que están movilizadxs desde la discusión de la legalización del aborto, es acompañada por el Área de la Diversidad de Género de la municipalidad de General Güemes.

Norma Di Marzo lamentó que las agresiones verbales continúen, aún en el caso de su hermana, cuya vida está en peligro, relató que recibió comentarios hirientes. Asimismo, sostuvo ante Presentes que teme que Gareca vuelva a quedar en libertad y siga agrediendo a otras personas.

26 de octubre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR