Salta: Es trans, la golpearon brutalmente a la salida de un boliche y está grave

Por Elena Corvalán, desde Salta Mirna Antonella Di Marzo, mujer trans de 30 años, está en grave estado de salud, en terapia intensiva, en el hospital público Joaquín Castellanos de la ciudad de General Güemes, a 50 kilómetros de la ciudad de Salta. Se encuentra en ese estado desde la madrugada del domingo 21 de…

23 de octubre de 2018

Por Elena Corvalán, desde Salta

Mirna Antonella Di Marzo, mujer trans de 30 años, está en grave estado de salud, en terapia intensiva, en el hospital público Joaquín Castellanos de la ciudad de General Güemes, a 50 kilómetros de la ciudad de Salta. Se encuentra en ese estado desde la madrugada del domingo 21 de octubre, cuando fue atacada por un hombre a la salida del boliche Caribe. Desde entonces no ha recuperado el conocimiento y sus familiares desesperan, porque ya sufrió dos paros cardiorrespiratorios, informó hoy su hermana, Norma Di Marzo.

Por los relatos de conocidos, los familiares saben que Mirna salió del boliche a eso de las 5 de la mañana, se cree que iba en busca de su motocicleta cuando fue atacada. La encontraron entre las 6 y las 7 de la mañana en la misma cuadra del boliche, desmayada, con golpes en la cabeza, sin su ropa interior.  No es la primera vez que Mirna es agredida por violencia por prejuicios hacia su identidad de género.

[LEER MÁS: #ENM2018 Histórica y masiva marcha contra los travesticidios]

El Ministerio Público Fiscal de Salta informó que el agresor ya fue identificado y detenido. Tuvo la audiencia formal de imputación por la Fiscalía Penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de la ciudad de Salta, a cargo del fiscal Rodrigo González Miralpeix. Sin embargo, no se dio a conocer la identidad del acusado, algo que criticó la activista Pía Ceballos, una de las directoras del Observatorio de Violencia contra la Mujer de la provincia de Salta y miembra de Mujeres Trans de Argentina (ATA).

“Inmediatamente se identifica a la piba y no al agresor, ponen detalles de la víctima, las cuestiones de la intimidad de la víctima, pero del agresor no sabemos nada”, lamentó Pía Ceballos. También consideró que el hecho debería ser caratulado como una “una tentativa de travesticidio y de transfemicidio”.

[LEER MÁS: Carta a Tiziana, la niña trans que hizo historia en Salta]

“Ella está mal. No despierta, tiene coágulos en la cabeza, tiene fisuras, así que está mal”, relató su hermana Norma a Presentes. Todavía no quedó claro si Antonella sufrió también una agresión sexual, aunque enfatizó que no se encontró su ropa interior.

Piden testigues que se acerquen a declarar

Anto, como la llaman sus seres queridos,  vive con su madre. Era habitué del boliche Caribe, iba siempre con amigas. Hasta ahora la hipótesis es que quedó sola cuando iba a buscar su motocicleta. Tenía la llave en una de sus manos cuando fue encontrada inconsciente por vecinas, que alcanzaron a ver al agresor, según el relato que logró confirmar la familia.

En declaraciones a medios locales, Norma pidió a les testigues que se acerquen a declarar. “Si hoy me tocó a mí, mañana le puede tocar a cualquiera de su familia”, dijo. Y  recordó que la vida de su hermana “está en juego”.

Norma Di Marzo contó que su hermana había retomado los estudios secundarios, y que no trabajaba, porque “siempre con esas condiciones nunca pueden conseguir trabajo, es muy raro el que le da trabajo”.

Violencia estructural contra trans y travestis

“Lo que sucedió con Antonella es terrible, y viene de la mano de este proceso que estamos viviendo hoy, un proceso de violencia que el Gobierno abona. Hay grupos que están militando para generar esa violencia, son los grupos antiderechos”, sostuvo Pía Ceballos, quien está en contacto con la familia de la víctima.

Pía Ceballos recordó que la figura del travesticidio social refiere precisamente a un marco de derechos: “¿Dónde estuvieron todo el resto de las instituciones estatales para garantizarle a esa persona una vida digna, es decir, garantizarle inclusión?”, se pregunta la activista. Para ella, la falta de legislación y de campañas que informen sobre la discriminación por orientación sexual o por identidad de género, propicia las reacciones violentas.

A eso sumó la presencia de “grupos antiderechos, que están liderados por la Iglesia Católica y por las iglesias evangélicas”, que “avanzan en un discurso fuertemente, diciendo que es ideología de género o diciendo que van en contra de la ESI (Educación Sexual Integral) o que van en contra de la identidad de género”. En realidad, advirtió, van “en contra de los derechos humanos y lo que generan socialmente es abonar a que se presenten mayores violencias en nuestra comunidad”.

Tras reseñar agresiones en distintos puntos del país, y las que se viven a diario en la provincia de Salta, Ceballos afirma que hoy esta violencia “se agudizó mucho más y lo podemos claramente sentir porque aparece nuevamente sin ningún tipo de careta, es permisible, en un gobierno que permite esto”. Y agregó: “Tenemos que estar hiper atentas y cuidándonos entre nosotras. Porque lo avalan ellos, lo legitiman los legisladores que son antiderechos, que son “provida”. Lo peor es que en la búsqueda del retroceso las primeras en morirse somos nosotras, las travas”.

23 de octubre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR