Carta a Tiziana, la niña trans que hizo historia en Salta

Esta semana, Tiziana, una niña trans de diez años, recibió en el Registro Civil de Salta, Argentina, su nuevo documento nacional de identidad, dos años después de comunicar a sus padres su identidad de género autopercibida. La activista trans salteña Pía Ceballos escribió esta columna: una carta abierta de una generación a otra. Por Pía…

27 de abril de 2018

Esta semana, Tiziana, una niña trans de diez años, recibió en el Registro Civil de Salta, Argentina, su nuevo documento nacional de identidad, dos años después de comunicar a sus padres su identidad de género autopercibida. La activista trans salteña Pía Ceballos escribió esta columna: una carta abierta de una generación a otra. Por Pía Ceballos El año pasado una niña le decía a su maestra: “Señorita dígame al menos TIZ, llámeme así…por favor se lo pido dígame TIZ… “. Una niña interpelaba a la adulta con poder en cuestión, y fueron los adultos progenitores quienes defendieron con su vidas, a la más pequeña de la familia, la que baila, la que canta, la que estudia, la que les roba la sonrisa de ese amor infinito que tiene el papá y la mamá. La batalla se había iniciado y la lucha tenía un objetivo fundamental: la felicidad, ése ser feliz, que es parte del deseo profundo de una identidad no binaria. La conocí en noviembre en la marcha, me dio la mano y marchamos juntas. Desde ese día hasta hoy y lo seguimos haciendo junto a su madre y padre.

[LEE TAMBIÉN: Lucas, el niño trans de Entre Ríos que pidió cambiar su DNI]
En diciembre le regalé su primer vestido ese que tanto quería y deseaba, porque notaba en ella que estaba cansada de llevar ese bolso botinero con ropas de un atuendo el cual lastimaba y violenta su ser. Esa niña hizo recordar a todas las travas y trans más viejas los recuerdos más lindos y también los más crueles de nuestras infancias, marcas que aún en muchas cuerpas se hace más grande la cicatriz. Fue el látigo o el cinto, fueron los puños o el puntero del maestro, fue la cruz y también la penitencia, fue la disciplina y su psicología…Fueron tantas cosas: la escuela, la salud, el estado y la estructura que nos arrojó a miseria de las miserias siendo tan pequeñas.

¿Quién nos devuelve nuestra infancia?

Y cuando preguntamos: ¿quién, quiénes nos devuelven nuestra infancia ? La respuesta del estado es el silencio y la desidia y una sociedad cómplice del silencio que se une en un solo eco…pero nosotras nos animamos a decir que es esta generación, las que vendrán, la que vivirán en igualdad, en libertad, porque serán completamente libres de infancias violentas y discriminatorias Porque es el amor infinito de nuestros lazos con esxs niñxs el que nos hizo volver a abrazar nuestras infancias.
[LEE TAMBIÉN: La historia detrás de un tuit viral: “Me viene naciendo un hijo de 12 años”]
Recuerdo el primer día de clases de este año. Todas estábamos muy nerviosas, pero le fue bien y nos contó que la maestra respetó su nombre cuando pasó lista, eso significa que de algo sirvió charlar el año pasado con la supervisora y dar un taller en la escuela, y después dar “mil talleres” “No sé” cuántas escuelas, perdí el número a largo de los años, pero este año me sentí muy feliz por ese cuerpo de docente y directivos que fueron ejemplares en su cumplimiento con la ley. Para conseguir el cambio registral de Tiz hubo muchas idas y venidas. Hace unos días me veía sosteniendo que la figura del abogado no es vinculante frente a la solicitud de los padres. Finalmente, llegó el día y ese día es hoy. El día de hoy, querida Tiz, quedará guardado en tu memoria pero también en las nuestras. Con vos tenemos la esperanza que ese fuego de lucha jamás se apagará. Con vos renace la fuerza para seguir luchando. ¡Te abrazo mi pequeña!]]>

27 de abril de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario