#Paraguay: asesinaron brutalmente una mujer trans de 29 años

Por María Sanz, desde Asunción Ada Mía Naomi Gomes Rivas, una mujer trans de 29 años, fue asesinada en la compañía Naranjo, próxima a la ciudad de Piribebuy (unos 100 kilómetros al este de Asunción). Sus familiares habían denunciado su desaparición el pasado lunes 27 de agosto. Un hombre de 19 años, César Guzmán Franco…

3 de septiembre de 2018

Por María Sanz, desde Asunción

Ada Mía Naomi Gomes Rivas, una mujer trans de 29 años, fue asesinada en la compañía Naranjo, próxima a la ciudad de Piribebuy (unos 100 kilómetros al este de Asunción). Sus familiares habían denunciado su desaparición el pasado lunes 27 de agosto. Un hombre de 19 años, César Guzmán Franco Ruiz, confesó el asesinato y condujo a los policías hasta el lugar donde había enterrado el cadáver de Naomi. Explicó que la mató a machetazos, y que después incineró su cuerpo.

Franco Ruiz trabajaba como empleado en un local de comida rápida, según su declaración, y este viernes fue imputado por homicidio doloso con agravantes, explicó a Presentes la fiscal de la causa, Gloria Gamarra.

[LEE TAMBIÉN: #CrímenesDeOdio2017: más de 400 denuncias por violencia a personas LGBT en Paraguay]

En concreto, Gamarra mencionó los incisos 3 y 4 del artículo 105 del Código Penal paraguayo, que corresponde al homicidio doloso. Estos incisos advierten de que la pena por este crimen podrá ser elevada a 25 años de prisión si el autor del asesinato somete a la víctima a “graves e innecesarios dolores físicos o psíquicos, para aumentar su sufrimiento”, o si actúa “en forma alevosa, aprovechando intencionalmente la indefensión de la víctima”. La Fiscalía considera que ambas circunstancias estuvieron presentes en el crimen contra Naomi.

Crímenes de odio

Por su parte, la organización Panambí, que defiende los derechos de travestis, transexuales y transgénero en Paraguay, expresó su “gran tristeza, preocupación y repudio” por este asesinato. “Desde Panambí creemos que estos crímenes son cometidos por el odio, la discriminación y el repudio a nuestra identidad u orientación sexual”, manifestó la organización en un comunicado.

Además, la Red Paraguaya de la Diversidad Sexual (Repadis) repudió en sus redes sociales el “atroz asesinato con ensañamiento” de Naomi, y exigió a las autoridades que “investiguen, imputen y condenen al autor confeso, e investiguen si no existen más responsables de este lamentable y horrendo crimen”.

Con Naomi suman 60 las personas trans asesinadas por crímenes de odio en Paraguay desde el final de la dictadura de Alfredo Stroessner en 1989, según datos de Panambí. La mayor parte de estos casos permanecen sin esclarecer. Sin embargo, en los últimos dos asesinatos de personas trans antes del de Naomi, se logró detener a los presuntos autores.

En octubre de 2017, Romina Vargas, una mujer trans de 28 años, fue asesinada en el Gran Asunción por un hombre de 21 años, que confesó el crimen sonriente y sin pudor, y expresó que sentía odio hacia las personas trans.

Además, en diciembre de 2016 fue asesinada Andrea González, una mujer trans de 20 años con una discapacidad auditiva. El crimen se produjo en Ciudad del Este, en la frontera con Brasil. La policía detuvo a un hombre en relación con el crimen, aunque después le otorgó prisión domiciliaria.

3 de septiembre de 2018

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR