Es trans y la torturaron en una comisaría: tras la denuncia fue liberada

Una joven trans de 23 años fue liberada después de denunciar torturas por policías de la comisaría 15 de Asunción. Karina Fernández había sido detenida en una “zona roja” de Asunción” el 29 agosto, y acusada de robo.

8 de septiembre de 2017

 Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), el ente que fiscaliza el trato que reciben las personas bajo custodia del Estado. Karina había sido detenida en las inmediaciones de la Terminal de ómnibus de Asunción. Esa es la zona donde la joven trans, excluída del mercado laboral por su identidad de género, ejerce trabajo sexual. Estaba ahí cuando agentes de policía se le acercaron y la empujaron hasta un vehículo policial. No le dijeron por qué la estaban llevando detenida ni adónde. Pero con el tiempo supo que la acusaban de un robo. Ella se declara inocente.

[LEER MÁS: Policías torturaron a joven trans: sigue detenida]
La abogada que acompaña a Karina en la denuncia por torturas contra los policías, Carlota Rivarola, dijo a Presentes que constató que presentaba hematomas en el ojo, la cara y el brazo. Ahora la investigación continúa: la Fiscalía de Derechos Humanos deberá solicitar la nómina de los policías que intervinieron en la detención. Y abrirles un sumario a fin de que se esclarezcan los hechos.

Malos tratos y torturas a personas trans

Según denunció Panambí, el maltrato físico y psicológico a Karina por parte de los policías empezó desde el momento de la detención. Yren Rotela dijo a Presentes que el abuso policial contra las trabajadoras sexuales travestis o trans es violencia “naturalizada”. “Sufrimos violencia de todo tipo: física, verbal o psicológica. No hace falta que te detengan para eso. Muchas veces, los policías pasan con un coche-patrulla y te insultan. O te dan con las luces en la cara para deslumbrarte. Cuando alguna cae presa, en la comisaría le arrojan agua, le tiran del pelo, le dan bofetadas y le ofenden por su identidad de género”, dijo. Señaló que la violencia policial contra las trans busca desplazarlas de su zona de trabajo. “Creo que ellos reciben el mandato de atacar a las travestis para que nos vayamos ahí. Pero, ¿adónde nos vamos a ir, si no tenemos otra opción laboral?”, se pregunta Rotela. Un informe de 2016 elaborado por Panambí llama la atención sobre la violencia y maltrato de policías hacia las personas trans. Advierte además un gran subregistro de las denuncias de violencia contra personas trans. En 2016, el Centro de Denuncias de VIH y Derechos Humanos recibió un total de 87 denuncias. Fueron por violencia física, discriminación por identidad de género y por orientación sexual contra personas trans. El informe estima que esta cifra no llega a representar ni a un tercio de los casos que se producen.
Conocé los derechos a exigir ante una detención en Paraguay.
Foto: captura de Google Maps/Gerardo Alarcón]]>

8 de septiembre de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR