Denuncian discriminación a una joven trans en un boliche de Mar del Plata

“¿Sos mujer o sos 'un travesti'? Porque si sos travesti hay que cobrarte la entrada”, contó Ximena, una joven trans, que le dijeron en el boliche “Clip Club” de Mar del Plata. Convocan a una sentada en la puerta de la disco para el sábado 2 de septiembre a las 18hs. También reclaman: “No se están haciendo las capacitaciones en diversidad sexual e identidad de género”. 

1 de septiembre de 2017

“¿Sos mujer o sos ‘un travesti’? Porque si sos travesti hay que cobrarte la entrada”, contó Ximena, una joven trans, que le dijeron en el boliche “Clip Club” de Mar del Plata. También reclaman: “No se están haciendo las capacitaciones en diversidad sexual e identidad de género”. Tras una reunión que se realizó ayer, los dueños del local se comprometieron a respetar la Ley de Identidad de Género y a generar talleres de sensibilización para el personal.  [Nota actualizada el sábado 2 de septiembre de 2017, a las 18 Hs.] El sábado 26 de agosto, Ximena Lorenz, una mujer trans de 24 años que vive en Mar del Plata, salió a bailar con amigxs al boliche Clip Club. “¿Sos mujer o sos un travesti? Porque si sos travesti hay que cobrarte la entrada”, contó que le dijeron en la puerta. Ximena volvió a su casa y publicó lo que había vivido en su cuenta de Facebook. A raíz de la difusión del caso, desde la disco convocaron a una reunión que se realizó anoche en el local. Ximena es activista de la Asociación por un Mundo Igual (AMI) y una de las dos personas seleccionadas para trabajar en la  Universidad de Mar del Plata por cupo trans.Fue un acto de discriminación porque el boliche tenía una promoción para que las mujeres entren gratis, pero a las trans se les cobra. Entonces se está vulnerando la ley de identidad de Género”, dijo la joven a Presentes. Contó que el dueño se acercó y “muy gentilmente” le ofreció entrar, pero ella decidió irse y compartir lo que había pasado en su Facebook. “Hoy me voy a dormir orgullosa porque no entré en ese juego, cuando me quiso ofrecer el dueño diciéndome que entre o cómo lo podríamos arreglar le dije que no, porque eso hace que sigan haciéndolo con otras compañeras, aunque seguramente lo sigan haciendo porque nadie controla esto y por el solo hecho de ser travesti tenés que dejar que vulneren todos tus derechos. Mis saludos y mi agradecimiento por estos más de 7 años que hace que voy a CLIP CLUB, a los barman, personal del baño de mujeres, personal del guardarropas, Djs y transformistas, los cuales admiro y aprecio con el corazón porque aparte de ser grandes actores son grandes personas. De ahora en más se encargará la justicia”, escribió Ximena en su Facebook.

[LEER MÁS: Le prohibieron entrar a un boliche porque su pelo no era “femenino”]
“No se están haciendo las capacitaciones en diversidad sexual e identidad de género” Claudia Vega, presidenta de AMI, dijo a Presentes que la sentada sentada prevista para hoy en la puerta del boliche, quedó suspendida tras una reunión que se realizó ayer con los dueños del local. Allí, se comprometieron a respetar la Ley de Identidad de Género y a generar talleres de sensibilización destinados al personal. “Consideramos este hecho como una violación a la Ley de Identidad de Género. A 5 años de esa norma, no podemos permitir que siga pasando esto en la entrada de ningún lugar y que esta pregunta o esta connotación siga existiendo. Por eso, seguiremos monitoreando de manera constante el cumplimiento y recibiendo denuncias en nuestra página de Facebook”. Convocan a sentada boliche Mar del Plata discriminación Claudia contó que no se están haciendo las capacitaciones en Diversidad Sexual e Identidad de Género con las personas que trabajan en la entrada de los boliches. “Nosotras participábamos, nos convocaban para estas capacitaciones, y no se hacen más. Por eso también vamos a protestar. El Estado no está haciendo lo que tiene que hacer. Esto es una consecuencia del vaciamiento de las políticas públicas en materia LGBT”, dijo. Agregó que evalúan hacer una presentación ante la Dirección de Derechos Humanos municipal, Defensa del Consumidor y el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI). “Ellos llaman diciendo que no pasó nada, y pasa, pasó y no queremos que pase nada más”, remarcó.

“Si el personal de seguridad cometió un error, lo vamos a subsanar”

Lautaro Reyes, el encargado de prensa de Clip Club, se comunicó con Ximena y con Claudia Vega para “aclarar” el tema. Les ofreció reunirse y firmar un acuerdo para que se respete la identidad de género y que las mujeres trans entren sin cargo, tal como se anuncia en la publicidad del local. “Me parece perfecto que lo hagan porque ese era mi objetivo”, dijo Ximena. “Nunca hubo problemas con las chicas trans. Lo único que vemos en las cámaras es que la persona de seguridad le pide el DNI, pero se les pide a todxs por una cuestión de minoridad, para que no nos clausuren”, explicó Reyes a Presentes. Aunque aclaró que, de todos modos, “la casa siempre se reserva el derecho de admisión. No queremos que sólo sea un boliche trans”, dijo. Y agregó: “Si el personal de seguridad cometió un error, lo vamos a subsanar con el acuerdo”. Otro caso de discriminación en boliches de Mar del Plata Ximena contó que varias chicas ya se comunicaron con ella contándole que habían pasado por situaciones similares. “Algunas se tuvieron que ir o agachar la cabeza y pagar la entrada. No es justo, se está violando una ley. Ahora otros boliches van a mirar lo que pasó desde otra perspectiva y espero que capaciten al personal para que no vuelvan a discriminar a otras chicas”, dijo. En enero, Magalí Vidal (25 años) había denunciado que patovicas de los boliches marplatenses Bookan y Sobremonte no la habían dejado entrar por ser trans. Hizo la denuncia ante el INADI y la Dirección de Derechos Humanos. A la primera disco fue con una amiga para aprovechar una promoción que permitía el acceso gratis de mujeres hasta las 2 de la mañana. Sin embargo, cuando quiso entrar, una persona de seguridad le dijo que debía pagar la entrada “como los hombres”.  A pesar de que Magalí le mostró su DNI y le explicó los alcances de la ley de Identidad de Género, el personal repitió: no la dejaría entrar si antes no abonaba el ticket. El segundo episodio lo vivió 24 horas después, en el boliche Sobremonte. Para evitar una nueva discusión con quien tampoco la dejaba ingresar gratis, como se promocionaba, la joven pagó la entrada. Pero cuando se acercó con el ticket, el hombre a cargo de la seguridad le aclaró que de todas formas no la iba a dejar pasar. Le devolvieron el dinero y le dijeron que no podía pasar, aunque pagara.      ]]>

1 de septiembre de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR