Sufrió un ataque homofóbico y falleció tras 21 días en coma: buscan testigos

La Justicia deberá investigar la muerte de Héctor Orlando Arce. Fue víctima de un presunto crimen homofóbico que conmociona a la comuna de Buin, donde vivía. Convocan a testigos a aportar datos que puedan servir a la reconstrucción y búsqueda de responsables.

9 de mayo de 2017

La Justicia deberá investigar la muerte de Héctor Orlando Arce. Fue víctima de un presunto crimen homofóbico que conmociona a la comuna de Buin, donde vivía. Convocan a testigos a aportar datos que puedan servir a la reconstrucción y búsqueda de responsables. Por Airam Fernández, desde Buin Las calles de Buin gritan justicia. Globos negros cuelgan de las rejas de muchas de sus casas, en señal de luto. Las paredes exhiben carteles y afiches de despedida, afecto, pero sobre todo clamor por respuestas ante un presunto crimen homofóbico: “¡Justicia para Orlando!”; “Hasta siempre, amigo Orli”; “Orlando querido, nunca te olvidaremos”. Héctor Orlando Arce Serrano, de 44 años, murió el pasado 5 de mayo, tras pasar 21 días en coma en el Hospital Lucio Córdova, por una golpiza. Quedó inconsciente desde entonces y falleció en la unidad de cuidados intensivos. La única versión que manejan quienes viven en ese poblado rural de casas antiguas, a 40 minutos de Santiago, es que aquel viernes 14 de abril Orlando salió a tomarse unos tragos. Y más tarde, unos vecinos lo encontraron tendido en un canal de agua, rodeado de maleza y tierra. Inconsciente como estaba, lograron llevarlo hasta la casa de sus padres, con quienes vivía. Sospechan que un hombre que lo molestaba con frecuencia por su orientación sexual fue quien lo dejó así. Sus familiares adhieren a la misma hipótesis. Nadie se atreve a mencionar su nombre y apellido. Por petición de los familiares, Rolando Jiménez, dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual de Chile (Movilh), lleva la vocería del caso. Jiménez dijo a Presentes que el primer informe de la autopsia arrojó una “infección agravada” por causa de una enfermedad crónica que la víctima padecía desde hace un año (y que la familia prefiere no revelar). “Los médicos nos dicen que, aunque no fue la causa de la muerte ese terrible golpe que tenía en la frente y que le dejó un ojo muy afectado, definitivamente sí empeoró su condición. Y sumó para que el desenlace fuera fatal. Parece que le hubiesen dado con una roca”, dijo.

La Justicia investiga

El caso está a cargo de la Fiscalía de San Bernardo, pero todavía no tiene un fiscal definitivo asignado, confirmó Alejandro Arnijo, encargado de la oficina de Diversidad Sexual de la Municipalidad de Buin. Presentes intentó conocer la versión oficial, pero hasta el cierre de esta nota no hubo respuesta a las llamadas y mensajes enviados a esa fiscalía. Hasta ahora, no han aparecido testigos de lo ocurrido, aclara Jiménez. El único antecedente judicial del caso es una denuncia por lesiones graves, consignada por familia de la víctima hace dos semanas ante Carabineros, bajo la asesoría del Movilh.

“Te prometo que el que te hizo esto va a pagar”

El domingo 7 de mayo, en el funeral de Héctor Orlando había tanta gente que la Municipalidad de Buin tuvo que disponer dos enormes autobuses para que todo el que quisiera pudiera ir desde su casa, donde lo velaron, hasta el cementerio. En el concurrido entierro los rumores se colaban entre los lamentos de los allegados. “Parece que el tipo que lo golpeó se arrancó de aquí. Es que sabe que lo van a atrapar y se está escondiendo”, le decía una mujer a otra mientras el cura terminaba los oficios. «Pobre Orlando”, lamentaba una de sus amigas y sostenía unos globos de colores que más tarde soltó al cielo. “Te prometo que el que te hizo esto va a pagar, te lo juro”, decía otra mujer cuando la misa culminó, apoyada sobre la bandera gay que cubría el féretro.  Sus padres y su hermano no paraban de llorar. Héctor Orlando era muy querido por muchos de los pobladores de Buin.  Trabajó como mesero en varios restaurantes y locales de la comuna, sin esconder su orientación sexual. Quienes lo conocieron creen que a partir de su enfermedad, empezó a tener problemas de adicción. “Cuando a él lo dejan en la casa en ese estado, su mamá no se percata de la magnitud del golpe. No lo lleva al hospital sino hasta el día siguiente. Apenas llega, lo deja dormir y le quita la ropa para lavarla, porque estaba ensangrentada. Y es probable que la policía no tenga cómo cotejar rastros de huellas o ADN, lo que nos pone ante una investigación más larga y compleja para encontrar a los responsables”, advierte Jiménez.  

«Hace rato que un homofóbico molestaba a nuestro amigo»

Al funeral también asistió un grupo de travestis y trans que se dicen muy cercanas a él. Una de ellas contó un dato no menor y está dispuesta a colaborar con su testimonio, si la Fiscalía lo requiere. “Orlando era nuestro amigo desde hace muchos tiempo, casi cinco años. Nos íbamos de carrete (fiesta) muy seguido. Yo creo que el tipo que todos aquí señalan sí tuvo algo que ver con todo esto porque desde hace rato ese homofóbico molestaba a nuestro amigo. Una noche que me encontré en la calle con esa persona, que estaba borracha y me insultó. Con otras amigas lo echamos de ahí y entonces nos gritó: ‘Pronto vas a saber quién soy yo’, así como amenazándome”, contó. “Todo lo que han dicho hoy aquí, lo que dicen en la comuna, son datos que la Fiscalía tendrá que tomar en cuenta a la hora de establecer las hipótesis de la investigación. Nosotros desde el Movilh también iniciaremos una campaña para buscar testigos, de manera de saber qué ocurrió exactamente. Y de saberlo más rápido también”, insiste Jiménez.

Buscan testigos

Depende del curso que tome el caso esta semana, el Movilh evaluará una posible querella a nombre de la familia Arce. Y de confirmarse el ataque homofóbico, trabajarán para garantizar que se aplique el agravante de la Ley Zamudio.
[LEER MÁS: A cinco años del ataque a Daniel Zamudio, asesinado por ser gay]
Al finalizar el acto en el cementerio, el encargado de la oficina de Diversidad Sexual de la Municipalidad de Buin, se acercó a un altavoz para agradecer a toda la comunidad, pero también para pedir algo muy importante: “Si saben algo, si vieron algo, si tienen alguna información que creen que pueda aportar a la investigación, no duden en acercarse a conversar. La familia de Orlando necesita de nuestra colaboración. Sé que estamos todos muy conmocionados pero no tengan miedo, confíen en que se hará justicia”. Todos los años, el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) elabora un completo informe donde registra las violencias hacia la población LGBTI chilena y donde monitorea las políticas públicas.  El XV Informe de Derechos Humanos publicado en marzo, destacó que en  relación a 2015, los crímenes de odio aumentaron un 33%, sumando 4 los homicidios.    ]]>

9 de mayo de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR