Meredith Russo: la escritora trans que lxs jóvenes adoran

Entrevista a Meredith Russo, la autora de Si yo fuera tu chica. Esta novela juvenil cuenta parte de su historia como adolescente trans. Recibió varios premios y fue elegido como "uno de los 50 libros que todo adolescente debe leer".

2 de mayo de 2017

Entrevista a Meredith Russo, la autora de Si yo fuera tu chica. Esta novela juvenil cuenta parte de su historia como adolescente trans. Recibió varios premios y fue elegido como “uno de los 50 libros que todo adolescente debe leer”. Acá, un anticipo del primer capítulo. Por Lala Toutonian Fotos: Anthony Travis y Chris Anderson (Gentileza Edhasa)   Meredith Russo empezó a vivir su identidad como mujer trans en 2003. En Si yo fuera tu chica, novela juvenil publicada por Edhasa, cuanta parte de su recorrido personal. Lo hace a través de la protagonista, Amanda Hardly, una chica trans que se muda a un pueblo de Tennessee (en el sur de los Estados Unidos), donde afronta los desafíos de la identidad de género y la búsqueda del amor. Lo cuenta con crudeza, sensibilidad, y una valentía de hidalgos. O mejor, de hidalgas. Si yo fuera tu chica fue destacada con muchos premios, entre ellos, el Stonewall de Literatura LGTB, Walter Dean Myers, Novela YA del año para iBooks, uno de los mejores libros del año según Publishers Weekly, Kirkus y Amazon. Y elegido por Flavorwire entre los 50 libros que todo adolescente debe leer. Desde Tennessee -donde se crió y vive con su hijo- Meredith habló con Presentes acerca de activismo LGBT y literatura. — Cada uno sabe para qué es bueno, lo tuyo resultó la escritura. ¿La considerás tu activismo?En todo está el activismo. Lo que es verdaderamente importante para mí es que fue a través de la escritura y de pretender cambiar el mundo de lo que va todo esto. Pero hay algo que encuentro en todos los escritores, y es que hay algo roto, algo muy loco que cultiva amigos imaginarios y necesitamos ponerlos en papel. Creo que más allá del activismo, como todos los escritores, estoy canalizando alguna forma de locura.

“Todos están preocupados por a qué baños van los gays, las trans y las lesbianas”

— ¿Cómo ves el recorrido del movimiento LGBT? —Queda un largo camino que recorrer, chica, pero el movimiento LGBT es más visible hoy que hace unos años. Y se han ganado derechos antes impensados. El conocimiento sobre el tema se está propagando, lo cual también puede resultar peligroso. Creo que muchos trans en Estados Unidos estarán de acuerdo conmigo. Hemos estado usando los baños sin problemas por años, pero ahora los conservadores se ponen locos porque no pueden importunarnos al respecto. Ahora todos están preocupados a qué baños van los trans, los gays y las lesbianas… Hace un tiempo, Meredith Russo fue invitada por el New York Times a escribir sobre el uso de los baños de las personas trans y de la nueva ley sobre uso de baños públicos. El artículo se tituló “Qué se siente usar el baño equivocado“. En ese texto, la escritora contó que un antiguo jefe le consultó si estaba “operada”; y ante la negativa de Meredith, le exigió que usara el baño de varones. “Me dirigí al baño de hombres, donde esperé a que se desocupara el único cubículo existente. Pensé en hacerlo estilo punk-rock: levantarme la pollera y usar el mingitorio, y a cualquier hombre que me mirara raro hacerle Fuck you. Pero seguramente no haya ser más dócil en la Tierra que una mujer que acaba de hacer su transición”, escribió en esa columna. — ¿Cómo viven hoy los logros? — Somos más visibles y en líneas generales es mejor. Pero con Trump es un peligro latente que todos los progresos logrados se deshagan. Justamente hoy leí sobre la situación de Chechenia, donde han abierto verdaderos campos de concentración para homosexuales. Vivimos en un mundo donde la derecha ha llegado al poder, incluido Estados Unidos, lo cual mete miedo. Pero confío en que la próxima generación LGBT pueda vivir libremente todos nuestros logros. ¿Mi opinión sobre Trump? Buh, no, es naranja y es horrible, es un monstruo y es una vergüenza nacional. No lo voté, estaba fuera del país ese día y estaba sin mi hijo, porque de otro modo hubiera pedido asilo. Si sabés de alguien que pueda acogernos, avisame, porque acá está horrible. —Middlesex, la novela de Jeffrey Eugenides (autor de Las jóvenes suicidas, llevada al cine por Sofia Coppola) cuenta la historia de Cal Stephanides, quien tras una infancia como varón descubre otro tipo de identidad. Me parece una de las grandes novelas de los últimos años. ¿La leíste? La leí a mis quince años y fue muy importante para mí. Hoy, con una visión más adulta entiendo que es un libro muy duro con la gente trans. Pero fue una novela que me dejó ver que a través de la vida de Cal había una posibilidad de transición. — ¿Cómo te afecta la repercusión de esta primera novela? —Mi vida cambió completamente: tengo más tiempo para hacer mis siestas, sobre todo al ser madre de un hijo. Antes, además de trabajar casi doce horas en un call center, recibía un subsidio. Ahora estoy más tranquila disfrutando de mi niño. Además, he hecho nuevas amistades y reforzado otras más antiguas. Me tomó un año y medio escribir esta novela, pero en aquella época trabajaba además de ocuparme de ser mamá. — ¿Planes de nuevo libro? ¿Vas a seguir con la temática? — Estoy escribiendo otro libro, Birthday (“Cumpleaños”), espero que se traduzca al español. Es sobre dos adolescentes: uno queer, el otro no. Nacieron el mismo día y se conocen cuando cumplen trece años, aunque la historia comprende a partir de sus siete y hasta los veinte. La spoileo: es una historia de amor entre ellos.
Leé el primer capítulo de Si yo fuera tu chica
]]>

2 de mayo de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR