Pericias psicológicas a Higui: "Permitirán desestimar lo actuado por la Justicia"

Eva Higui de Jesús fue detenida hace casi seis meses por defenderse del ataque sexual de un grupo de varones. Cuáles son los resultados de la pericia psicológica que se le practicó y por qué son cruciales para la causa. Apelarán la preventiva.

12 de abril de 2017

Eva Higui de Jesús fue detenida hace casi seis meses por defenderse del ataque sexual de un grupo de varones. Cuáles son los resultados de la pericia psicológica que se le practicó y por qué son cruciales para la causa. Apelarán la preventiva.  Por Paula Bistagnino Fotos: archivo Presentes/Ariel Gutraich Video: Milena Pafundi Analía “Higui” de Jesús está presa desde el 16 de octubre de 2016, acusada de homicidio. Su relato indica que se trató de un caso de legítima defensa, al defenderse del ataque de un grupo de varones, pero la carátula de la causa es homicidio simple. Su abogada, Raquel Hermida Leyenda, adelantó a Presentes los resultados de la pericia psicológica, herramienta clave para determinar qué pasó. “Su relato de los hechos tiene todas las características compatibles con el abuso sexual, con todas las cicatrices que se sabe que deja en la psiquis ese disparo en la frente que es el abuso sexual”. Carolina Abregú, representante de la Defensoría de Género de Malvinas Argentinas, la primera en ponerse al frente del reclamo por la liberación de Higui y en denunciar las irregularidades en el proceso, remarcó el resultado positivo de la pericia psicológica: “Es importante que se confirme que ella sufre un estrés postraumático. Eso permitiría también desestimar todo lo que hizo la Justicia hasta ahora, que fue avanzar con una carátula que carece de prueba. Pero que además tiene falencias como declaraciones incompletas y pericias, como la de la ropa, que no se hicieron en tiempo y forma”, dijo Abregú, integrante de la Mesa de Trabajo Justicia por Higui, de la que participan agrupaciones políticas y sociales.

Cómo fue la pericia y para qué sirve

Antes de quedar detenida, Higui  fue atacada en el pasillo de una vivienda de San Miguel por integrantes de una patota de varones que la agredieron por ser lesbiana e intentaron violarla. Ella se defendió con un cuchillo y mató a uno de sus atacantes. Desde entonces permanece detenida con prisión preventiva en el Destacamento de San Martín. La pericia psicológica terminó el miércoles pasado y servirá para determinar la participación de Higui en los hechos de los que se la acusa. “En el test de Raven [donde se analizan una serie de figuras, secuencias y patrones] salió que ella es una mujer con recursos intelectuales y que, si no pudo tener más estudios, no es por problemas de comprensión o entendimiento, sino por una situación de pobreza”, señala la abogada. “En segundo lugar, se le hizo el test de Rorschach, que mostró reiteradamente el estrés postraumático vivido. Esto certifica lo que ella declaró en la indagatoria: el ataque sexual de sus agresores”. Higui está sana psicológicamente, aunque los que mantienen contacto con ella dicen que su estado es de angustia y dolor: “Primero por el abuso que sufrió, pero también porque cometió un hecho que ella no hubiera querido cometer nunca. Hasta que llegó a la indagatoria, ella no supo que su agresor había muerto. Creía que sólo lo había lastimado”, dice la abogada.

Cómo sigue la causa: apelarán la prisión preventiva

El resultado oficial de la pericia psicológica se conocerá la semana próxima, cuando la perito de oficio de la Asesoría Pericial de San Martín  y la licenciada Alicia Castro, perito de parte por la Red de Contención –organización a la que pertenece Hermida Leyenda- presenten el informe en la fiscalía que lleva la causa, la UFI 25 de Malvinas Argentinas, a cargo de Germán Muñoz. “Es probable que la perito de oficio sólo se preocupe por si Higui es o no imputable. En tanto, la perito de parte hará las críticas correspondientes a lo que nos preocupa desde la defensa, que es cómo está Higui y cuáles son las cicatrices que tiene que evidencian el abuso”. En tres semanas, además, se presentará el pedido de morigeración de la prisión preventiva. No pudo presentarse antes porque para cuando Hermida asumió la defensa, hace poco más de dos meses, ese plazo ya había caducado. “Además de la pericia, el pedido se va a basar en el estado de indefensión de Higui y fundamentalmente en que los hechos que ella relató en la indagatoria nunca fueron investigados. Y nuestra Constitución dice que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. En este caso, nunca se demostraron, porque ni siquiera se investigaron, ninguno de los hechos de los que se la acusa”.

Estan son las irregularidades que denuncia su defensa

Hasta enero, es decir durante casi tres meses, Higui tuvo una defensora oficial a la que jamás vio, ni siquiera el día de su detención e indagatoria. Tampoco su familia pudo acceder a la funcionaria judicial, a pesar de que muchas veces intentaron comunicarse. Recién en diciembre y luego de que la Defensoría de Género de Malvinas Argentinas iniciara una mesa de trabajo conjunta con otras organizaciones políticas y sociales, esa defensora fue reemplazada por otro defensor.
[LEER MÁS: La atacaron por lesbiana y está presa por homicidio]
Para ese momento, habían pasado cuatro meses desde la detención y no se habían tomado prácticamente ninguna de las medidas que requiere el proceso judicial: a Higui no le dieron atención médica, no le hicieron pericias para determinar su estado físico y verificar los signos de abuso. Tampoco peritaron su ropa, algo que también podría haber aportado pruebas del abuso. Si bien esa pericia está en proceso en la Policía Científica de San Martín, Hermida Leyenda no cree que sea demasiado revelador el resultado: “No tengo garantías de la cadena de custodia de las prendas y además no creo que dé nada interesante porque están protegiendo la violencia institucional y la mala investigación”.   Todas esas irregularidades ya están asentadas, junto con otros argumentos como la indefensión de Higui en los primeros meses de su detención. Por ahora, lo que se hará es pedir la morigeración de la prisión preventiva: “Estimamos que va a llevar unos 60 días. En ese plazo podríamos llegar a tener una resolución de este pedido de libertad para Higui”, concluye Hermida. Ella cree que es posible que con el avance de las pericias se pueda modificar el estado de la causa que hasta ahora parecía casi cerrada.

“Higui sigue los detalles de lo que estamos haciendo por ella”

En el Destacamento de San Martín, a Higui sólo la pueden visitarla sus familiares directos y la abogada. Desde allí, en enero  escribió una carta –publicada por Presentes la semana pasada- “(…) Acá adentro me borraron hasta mis sueños. Los ruidos de los candados se hacen cada día más insoportables, horribles. De que dormís encerrada en una piecita que apenas entra una cama, de tener que dormir encerrada, acá adentro te falta el aire (…)”, escribió la mujer de 42 años.
[LEER MÁS: Higui está fortalecida, con ganas de salir pronto
La carta fue dirigida en primer lugar a Carolina Abregú, quien desde el comienzo está al frente de todas las acciones de difusión por su libertad. Y en los últimos dos meses se multiplicaron, no sólo en las redes sociales sino también con pegatinas y pintadas en la vía pública y con presencia bajo la bandera de #LibertadparaHigui en movilizaciones masivas como el Paro de Mujeres del último 8 de marzo. “Ella ahora está bien y tiene mucho ánimo, porque va tomando conciencia de todo lo que está pasando afuera con su caso, de todo lo que estamos haciendo para lograr su libertad: sigue todos los detalles”, cuenta Abregú, que desde la Defensoría de Género como integrante de la mesa de trabajo del caso, siguen con su propia estrategia: “En la próxima reunión vamos a establecer una fecha nacional para pedir por la libertad y absolución de Higui. De acuerdo con lo que la abogada presente vamos a ir trabajando primero para lograr su liberación y después, por supuesto, su absolución”.          ]]>

12 de abril de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR