#8M "Estuvimos en la Catedral y nada de lo que pasó fue casual"

Dice Sasha Sacayán, referente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L.), organización por los derechos de las personas travestis y trans fundada por su hermana Diana: "Pudimos ver el operativo en conjunto. No hubo disturbios por parte de quienes estábamos ahí. No se rompió nada. Los medios se concentraron en pos de un amarillismo barato, cuando apareció el "fanático provocador" Ignacio Agustín Montangut. No era ni tan fanático ni tan inocente. Logramos correrlo de la escena para que no se convirtiera en víctima".

11 de marzo de 2017

Dice Sasha Sacayán, referente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L.), organización por los derechos de las personas travestis y trans fundada por su hermana Diana: «Pudimos ver el operativo en conjunto. No hubo disturbios por parte de quienes estábamos ahí. No se rompió nada. Los medios se concentraron en pos de un amarillismo barato, cuando apareció el «fanático provocador» Ignacio Agustín Montangut. No era ni tan fanático ni tan inocente. Logramos correrlo de la escena para que no se convirtiera en víctima». Luego de marchar en una columna trans/trava junto a las organizaciones M.A.L, Mocha Celis y Hotel Gondolin, al grito de «sin las travas no hay ni una menos», llegamos a la plaza con un dejo de nostalgia por las compañeras que ya no están, recordando especialmente a Diana Sacayán. Nos quedamos con a Alma Fernández,  acostadxs junto a la Catedral. Cuando iban llegando las diferentes columnas con los típicos e históricos cánticos, nosotrxs nos sumábamos a los cantos desde el suelo. Hasta que nos fuimos incentivando y nos acercamos a cantar: “Iglesia, basura, vos sos la dictadura” y “yo sabía, yo sabía, que a los violadores y a los asesinos los cuida la Policía”. Nada lejos de ser una forma de manifestarse. Lo que quiero decir es que no hubo disturbios por parte de quienes estábamos ahí. No se rompió la Catedral, ni mucho menos se prendió fuego. El único fuego que hubo fue una caja de cartón y en medio de la calle. Sí, desde esos cuerpos -trans, travas, lésbicos y mujeres en su mayoría- se agitaba, cantaba y bailaba.  Hasta que en un momento la policía comenzó a tirar gases y balas de goma, que alcanzaron a muchas compañeras.

Ni tan fanático ni tan provocador

Cuando los cantos se nos sumaron a los cuerpos -y todo era todo muy fervoroso- los medios de comunicación se concentraron como hormigas en pos de un amarillismo barato, más funcional que nunca a este gobierno. Y es justo, casualmente, cuando apareció el «fanático provocador» Ignacio Agustín Montagut, con una bandera de el Vaticano. El Centro de Estudios Legales y Sociales (Cels) denunció que «es empleado de Patricia Bullrich” y participó de Bandera Vecinal (partido neonazi de Alejandro Biondini. De modo que no era ni tan fanático ni tan inocente, sino uno más de la estrategia de este operativo policial. Ese día, lo pudimos ver con claridad desde el minuto cero. Y logramos correrlo de la escena para que no se convirtiera en víctima. Ignacio Agustín Montagut Nada de lo que allí paso fue casual. Estas personas están organizadas, preparadas para estas manifestaciones. En especial, para ir contra las trans, travas, tortas y mujeres. Por que ahí se agrega un extra, que es el odio a la identidad y al género. Porque se pretende, no sólo corrernos de la plaza o tirarnos balas de goma o golpearnos, sino también encerrarnos y armarnos causas. «Así se empieza a plantear ante los medios para justificar su accionar» Pudimos ver clarísimo el operativo en conjunto: la policía nos corrió,  Infantería reprimió y a eso le siguieron las detenciones. Así se empieza a plantear ante los medios para luego justificar todo su accionar. [LEER MÁS: La policía reprime a lesbianas después de la marcha #8M en Buenos Aires] Esto generó confusión y retrasó la informacion de lxs detenidos y su libertad. Por supuesto, la justicia hizo lo suyo. A lxs compañeras se les armaron causas por atentado, lesiones y resistencia. No hubo nada roto y ningún policía lastimado. Ninguna de lxs detenidxs estaban en la Plaza de Mayo en ese momento. Estaban comiendo o caminando de regreso a sus casas, pero civiles y uniformados las corrieron cuatro cuadras a la redonda. Hacía mucho tiempo no veía esto.
Seguí a Presentes:
Twitter @PresentesTLGBI Instagram: PresentesTLGBI Facebook: https://web.facebook.com/presentesTLGBI/
]]>

11 de marzo de 2017

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR