Cinco preguntas sobre lenguaje inclusivo y uso de pronombres

Cada tercer miércoles de octubre se celebra el Día Internacional del Pronombre. En Presentes te contamos cómo usar los pronombres de forma incluyente.

18 de octubre de 2022
Agustina Ramos
Flor Capella
Edición: Maby Sosa

BUENOS AIRES, Argentina. El lenguaje inclusivo o incluyente vino a nombrar a personas que antes se encontraban invisibilizadas en el lenguaje. Aquellas identidades que se salen del binomio varón/mujer no tenían un género gramatical que las representara.

Históricamente, la lengua española utilizó como norma el “masculino genérico”, es decir, nombrar a todes, todas y todos bajo el mismo paraguas del género masculino: “todos”. Actualmente, pese a resistencias de la Real Academia Española, cada vez se hace más extensiva la inclusión de la terminación “e”. 

En 2019, Andruetto brindó una exposición histórica en la inauguración del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, en la provincia de Córdoba, donde abordó, entre otros temas, el uso del lenguaje inclusivo. Durante el Congreso que había negado la posibilidad de hablar sobre este tema, su exposición recibió críticas, pero también se convirtió en una reflexión indispensable.

“En la lengua se libran batallas, se disputan sentidos, se consolida lo ganado y los nuevos modos de nombrar –estos que aparecen con tanta virulencia – vuelven visibles los patrones de comportamiento social”, dijo en ese momento. Y sentenció: “El lenguaje inclusivo nos pone delante de la carga ideológica de la lengua, que habitualmente nos es invisible”. 

“El uso del lenguaje inclusivo es una posibilidad de nombrar algo que no se nombraba, o algo que se nombraba de otro modo. O algo que no estaba visible y en ese sentido es importante”, dijo a Presentes la escritora María Teresa Andruetto. “No molesta la E o la X, lo que molesta, lo que irrita es el posicionamiento ideológico que sustenta eso”.

¿Cómo se usa el lenguaje inclusivo?

Ninguna “norma” está concluida, sino que se encuentra sujeta a resignificaciones. Estas recomendaciones surgieron de nuestras coberturas en periodismo de géneros, y pueden verse modificadas en el futuro. 

-El lenguaje inclusivo implica utilizar artículos, pronombres, adjetivos y sustantivos de forma neutra o no binaria. 

-Hay algunas palabras que ya de por sí lo son (individuo) y otras que debe modificarse su morfología para adaptarlas utilizando la terminación “-e” o “-es”.

-Los pronombres y artículos no binarios (elle, le, les) surgen por la necesidad de dejar atrás al masculino genérico y también para incluir a las personas no binarias, aquellas que no se identifican dentro del género masculino ni tampoco el femenino.

¿Cuándo usamos la e?

-El lenguaje incluyente viene a romper no solo con la hegemonía del masculino, sino también del binario masculino/femenino reconociendo las otredades. Para esto se utiliza muchas veces la letra e. 

-Algunas personas prefieren reemplazar la e por la x en el lenguaje escrito. 

El uso de la e puede ser versátil y tener distintos fines:

1. El pronombre elle se utiliza para nombrar a personas que no se identifican con los géneros femenino ni masculino. 

2. En plural, tiene dos acepciones: nombrar en plural a personas que no se identifican con femenino ni masculino. Y también se usa para englobar distintas identidades sin caer en el masculino genérico. Por ejemplo, la mención de todes, cuando nos referimos a varones y mujeres, personas trans, travestis, no binarias, de género fluido, queer, o todas aquellas que no se identifican con el binomio. 

¿Cómo adecuar género y número?

Las palabras que se modifican a la hora de hablar con lenguaje inclusivo son las que tienen género: artículos, pronombres, sustantivos y adjetivos. En español castellano -o sus derivados en los distintos países- adecuamos el género y el número (singular o plural) de una palabra. Esto también debe respetarse con el lenguaje inclusivo. 

-Al utilizar el artículo “les” junto a un sustantivo, un pronombre y/o un adjetivo, todas estas palabras deben estar en neutro y en plural. Por ejemplo: Todes les alumnes son destacades en Matemáticas.

¿Cómo usar palabras neutras?

Algunas palabras se consideran neutras: gente, persona, profesional, adjetivos que terminan en “-ente” (inteligente), en “-ble” (amable), y otras. 

-Si bien no es necesario neutralizar estas palabras, sí deben adecuarse aquellas que las acompañan (artículos, pronombres, sustantivos). Por ejemplo: Le niñe inteligente.

-Hay palabras neutras a las que se les modifica su terminación por una convicción política. Ejemplo de ello son “persona no binarie” o “presidenta”. 

El uso de palabras que de por sí son neutras es útil muchas veces para la redacción. Si se prefiere no utilizar muy seguido palabras marcadas por el género, se pueden buscar sinónimos. Por ejemplo, en vez de usar “investigadores” preferir “las personas que investigan”.

¿Cómo usar las formas del pronombre elle?

Lo más importante en cualquier caso es otra cosa: consultarles a las personas cómo desean ser tratadas. En este punto es clave no asumir la identidad de género de alguien conforme a su expresión de género (cómo se muestra al mundo). Tampoco usar los pronombres con “e” para cualquier persona.

Ejemplo: si a un varón trans se lo nombra de entrada con el pronombre “elle”, y no “el”, esta persona puede sentirse no respetada. La razón es que pudo estar mucho tiempo -o poco, da igual- tratando de ser reconocido en masculino, y de esta forma se le está imponiendo un pronombre que no eligió. 

La pregunta por los pronombres no tiene por qué ser incómoda, siempre que se haga desde el respeto. 

-En el caso de los pronombres, a “él” y “ella” se suma, en este caso, “elle”. Elle es mi mejor amigue

-Para los artículos se utiliza “le” y “les”, en vez de “la”, “las, “el” o “los”. Le estudiante aprobó la materia.    

-En los adjetivos y sustantivos también se modifican las vocales “a” y “o” por “e”. Le maestre de primer grado.

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR