Un paciente VIH denunció por discriminación a un médico que cuestionó su homosexualidad

Un médico llamó “impío” a un hombre VIH que acudió al hospital de Melchor Romero para el seguimiento de la infección. La institución anunció que mantendrá una charla con el profesional.

27 de enero de 2022
Lucrecia Bibini
Ariel Gutraich

LA PLATA, Argentina. Diego de Jesús Arias es activista por los derechos del colectivo LGTBQ+ y presidente de la organización Mateadas por la diversidad. En la última semana, denunció por discriminación y homofobia ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo a un médico del hospital Alejandro Korn, de la localidad platense de Melchor Romero, por haberle dicho que “Dios reprueba su homosexualidad y que por esta acción impía estaba viviendo esa situación de salud”.

En diálogo con Presentes, Diego contó que ya había vivido una situación similar con este médico hace cuatro años y que sintió como un deja vu.

“Para mí fue muy fuerte que nos dijera que él no estaba en contra de lo que nosotros hacíamos, pero que íbamos en contra del camino del señor y de lo que dictaba la biblia. En esa primera oportunidad nos levantamos y nos fuimos”, cuenta.

“Luego conocimos a su colega, que nos trata con otro valor humano y es con quien nos atendimos durante estos cuatro años. Por las vacaciones caímos nuevamente en este infectólogo, quien nos recibió y de golpe empezó a darnos una charla que nuevamente comenzó a ir hacia lo religioso”, detalla Diego.

“La charla podría haber seguido durante horas. La conclusión era que todos mis problemas eran porque yo no sigo el camino de dios porque soy homosexual. Después de esto no lo volvimos a ver”.

Diego es activista y desde 2017 se atienda en el hospital de Melchor Romero.

Para que no vuelva a suceder

Diego decidió hacer pública su denuncia ante el INADI porque considera que debe haber muchas personas que están pasando por lo mismo y no se dan cuenta.

“Estás yendo a una consulta médica por una patología que, si bien no es una enfermedad, es muy compleja y el médico tiene que acompañar. Este médico nos hizo sentir muy incómodos y no nos puede decir lo que nos dijo. No nos puede decir que todo lo que nos está pasando es porque somos homosexuales. Tal vez se lo dice a otra persona y esta baja la cabeza porque tiene miedo que la familia se entere o le tiene miedo al estigma del VIH”.

La respuesta del hospital

El domingo por la tarde, al enterarse por los medios, desde el Hospital Alejandro Korn se comunicaron con él para pedirle disculpas. Se comprometieron a hablar con el médico para ver qué determinaciones tomaban, ya que repudiaban su accionar.

En el comunicado que se emitió desde el hospital para los medios de comunicación, expresan que al enterarse de la situación de discriminación sufrida por Diego de Jesús se comunicaron con él.

“La Dirección de Salud Mental a cargo de la doctora Belén Maruelli se puso en contacto con él, se le ofreció un espacio de reunión con todo el equipo directivo para poder conversar y comenzar un proceso de reparación activa. De la misma forma nos pusimos en contacto con el profesional en cuestión, el cual en este momento se encuentra aislado con covid, para llegar a fondo y dar una solución a esta situación. Por otro lado, consideramos que es un tema institucional por eso nos comprometemos al debate para poder garantizar el acceso al derecho y a la no discriminación”.

Desde la Defensoría del Pueblo explicaron que un proceso de reparación activa implica que el profesional de la salud tenga que disculparse y capacitarse. De lo contrario, si no acepta el hecho de la reparación, va a tener que dejar su cargo. Esto es parte del monitoreo que la Defensoría ofreció como capacitación y concientización a los médicos cuando se pusieron a disposición del hospital ante esta situación.

Una falta profesional

El doctor Gustavo López, coordinador del Área Jurídica de NEXO AC y Asesor Legal de INADI, explica a Presentes que la mayoría de los infectólogos e infectólogas trabajan con VIH y hepatitis. Agrega que hay una gran cantidad de pacientes que son de la diversidad sexual, y que, en general, no hay tantas denuncias.

“En este caso, al ser Diego un activista, tenía los medios para denunciar. Me preocupa lo que pueda pasar por la cabeza de pibes y pibas que se infectaron con HIV, que van a hacer una consulta y se encuentran con una persona que le dice esas cosas”, explica López.

“Para nuestro derecho civil no hay una diferenciación por orientación sexual, sino que somos todas y todos iguales. Que venga un médico y te diga que lo que estás atravesando viene en función de tu homosexualidad me parece que no corresponde. Estás metiendo a la religión en el terreno de la ciencia. Pero, además, está exponiendo información falsa, que es lo realmente preocupante. El VIH se transmite más allá de la orientación sexual y de la identidad de género, es una cuestión de intercambio de fluidos, sangre o semen. Que un profesional médico diga esas cosas es grave”.

López considera que estos constituyen discursos de odio. “Hay un odio a la diversidad sexual particularizada hacia los hombres que tienen sexo con otros hombres. El odio es preocupante. Nosotros desde el INADI trabajamos la parte del estigma. ¿Cómo el estigma hizo creer que una persona por ser gay tiene VIH? Me preocupa la ignorancia de algunos médicos y médicas. Han llegado casos al INADI de personas que les daban el último turno en el dentista porque tenían VIH. Cuando llamábamos y preguntábamos por qué el último turno, nos decían que era para que el ambiente esté más desinfectado y esterilizado”.

Es urgente una nueva ley VIH

El martes 25 de enero el Proyecto de Ley Nacional de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis Virales, Infecciones de Transmisión Sexual y Tuberculosis ingresó en quinto lugar en el temario para las sesiones extraordinarias del Congreso, que comenzarán a partir del 1 de febrero.

Este proyecto había quedado sin tratamiento en las sesiones ordinarias del 2021 y de no tratarse y lograr la media sanción perdería nuevamente estado parlamentario. 

Son incontables los hechos de discriminación sufridos por quienes viven con HIV. Gustavo López explica que, si bien la ley de 1990 fue muy valiosa al tiempo de su sanción, es necesario adaptarse a los nuevos paradigmas de derechos humanos que se incorporaron a partir de la modificación de la Constitución Nacional en 1994, en el artículo 75 inciso 22, los Pactos Internacionales de Derechos Humanos.

Una ley para evitar la discriminación

El dictamen de las comisiones de Acción Social y Salud Pública y de Presupuesto y Hacienda de 2021 aconsejó la sanción del proyecto que en el capítulo II de Derechos y Garantías establece que toda persona con VIH, hepatitis virales, otras ITS y TBC deberán acceder al derecho a recibir asistencia integral; a recibir un trato digno y respetuoso, sin discriminación de ningún tipo, en todos los ámbitos; al resguardo de la confidencialidad, privacidad e intimidad, en acuerdo a la Ley de Protección de los Datos Personales N° 25326; a no declarar su diagnóstico y/o estadio de su infección; y a derechos laborales, educativos, asistenciales, de seguridad social, y de toda índole, sin ningún tipo de discriminación o demora para el acceso.  

“Si querés poner por delante la religión, hacelo en tu vida privada, familiar, pero no en el ámbito profesional”, dice Gustavo López. “Si el médico no quiere creer lo que la propia ciencia dice, al menos que cumpla con unas normativas del Ministerio de salud, del hospital y de lo que tiene que ver con el reconocimiento de los derechos humanos de las personas”, enfatiza.

“En este país hace muchos años que la homosexualidad dejó de considerarse una enfermedad. Vivís en un país donde no se puede hacer un señalamiento prejuicioso sobre las personas por su identidad sexual o por su identidad de género. Lo que estás haciendo es prejuzgar al decir ‘tenés HIV porque sos gay'».

Diego está seguro de que hay muchos casos. “No es algo que me pasó solo a mi junto con mi pareja. Lo sabemos porque es algo lógico. Es importante que estos casos salgan a la luz para que la gente denuncie estas cosas y que no sufran. Yo milito no solo por los derechos de nuestro colectivo sino también por los Derechos Humanos. Quiero que al médico lo eduquen, lo capaciten”.

27 de enero de 2022
Lucrecia Bibini
Ariel Gutraich

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR