Fiscalía paraguaya imputó a bomberos por abusar sexualmente de una compañera lesbiana

Una combatiente lesbiana del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CBVP) fue drogada y abusada sexualmente el 2 de enero por sus compañeros.

25 de enero de 2022
Juliana Quintana

Belén, una joven lesbiana integrante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay, fue víctima de una violación grupal en la ciudad de Ypacaraí (a 37km de Asunción, departamento Central) el domingo 2 de enero, en un encuentro entre bomberos activos y aspirantes, después de haber terminado de cursar la academia. 

De acuerdo a un descargo que hizo su madre, Lucía Valenzuela en sus redes sociales, los agresores, Rodney Piris y César Federico Molinas, un camarada y un aspirante a bombero, la drogaron y la llevaron a un negocio de venta de materiales de construcción de Rodney Piris, donde la violaron. Luego la volvieron a vestir y la llevaron a su casa. Al día siguiente, se acercaron a su casa para llevarle una pastilla anticonceptiva. La agente fiscal Blanca Aquino, a cargo de la investigación, presentó la imputación en la mañana del martes.

En diálogo con Presentes, Lucía expresó que ese día lxs aspirantes al Cuerpo de Bomberos Voluntarios tenían el ensayo de juramento en Emboscada y que luego saldrían a festejar juntxs. “Ella siempre me decía: ‘Él sabe que yo soy lesbiana, no me va a hacer nada. Yo confío en él’. Mi hija no me cuenta hasta 8 días después. Belén se hizo muy amiga de ese muchacho Molinas, inclusive yo lo conocía. Él me llegó a traer hasta mi casa porque yo vendía mis artesanías en el centro de Ypacaraí. Nosotros confiábamos mucho en él”, sostuvo.

Según narró Lucía, en un momento ya quedaban pocos de los “camaradas” (como se reconocen lxs del CBV) y pasaron por una farmacia con la excusa de comprar Yerón, un medicamento muy popular que viene en formato de pastillas para aliviar el malestar provocado por excesos de alcohol, alimentos o tabaco. Se trasladaron del cuartel al negocio de venta de materiales de construcción, de Rodney Piris, donde harían la despedida.

“Como muchas veces ellos ya salieron juntos, Belén tomó el Yerón con toda confianza. Más todavía porque era Molina quien le dio. Pero me dijo que en ese trayecto, otro muchacho vio cuando ella tomó la pastilla. Después de dejarlo le dijeron que esa sería la última partida que iban a tomar, mientras que esperaban a los otros y sino después ya le llevaban a Belén a su casa también porque ya era la última”, siguió Lucía. 

«Ya le van a gustar los hombres»

En ese momento, la joven comenzó a sentirse mal. Lucía explica que le ofrecieron a Belén acostarse en la oficina, ella se recostó y comenzó a quedarse dormida. Belén escuchó, entonces, que Rodney Piris y César Federico Molinas dijeron: “Nos vamos a turnar” y «después de esto ya le van a gustar los hombres». Cuando la volvieron a vestir, le pusieron el cinto de uno de ellos.

Según el relato de Lucía, uno de ellos inclusive fue a su casa el día siguiente para llevarle una pastilla del día después. Esta caja forma parte también de las pruebas presentadas. Entre las evidencias con que cuenta la fiscalía se encuentra además un cinturón de uno de los acusados. 

Belén hizo la denuncia el 10 de enero, ocho días después del hecho. Un médico forense la inspeccionó y sostienen que “no se hallaron lesiones o rastros de violencia compatible”. Sin embargo, la abogada de Belén, Maira Torres, explicó que no le hicieron un análisis completo y que ella tuvo que solicitar uno aparte.

El 19 de enero, la fiscalía allanó el sitio en el que se cometió el abuso y accedió a imágenes de circuito cerrado que se encuentra en peritaje. También convocaron a otros miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios a declarar. La prueba toxicológica no pudo realizarse porque ya habían pasado más de 48 horas. En un comunicado del Ministerio Público sostienen que la agente fiscal solicitó las evaluaciones psicológicas a la víctima.

La fiscala del caso es Milena Basualdo, la misma que estuvo a cargo del femicidio de Meliza Fleitas. Presentes intentó comunicarse con la fiscal Basualdo y alegó estar de vacaciones. Derivó al medio con la fiscal interina, Blanca Aquino, que no respondió al pedido de información. 

Violación correctiva, un «castigo» a la orientación sexual

“Ella es lesbiana, sus compañeros sabían y fue una violación correctiva. Está motivado por la orientación sexual de ella”, dijo a Presentes la abogada feminista, Michi Moragas que está acompañando el caso el Consultorio Jurídico Feminista. “Ellos la drogaron, abusaron de ella, la vistieron y, al vestirla, le pusieron el cinturón de uno de ellos, no el suyo. Entonces, al día siguiente lo que hicieron fue ir a recuperar el cinturón y le llevaron una pastilla anticonceptiva de emergencia”. 

Maira Torres, la abogada de Belén, coincide con este punto y agrega que se trató de un crimen homofóbico. “La fiscalía fue muy lenta y parcial. Esperemos que Blanca Aquino que está interinando pueda manejar mejor la Unidad. 

“Por debajo de las violaciones correctiva subyace la idea de que la lesbiana es lesbiana porque no encontró un buen macho o que se puede cambiar la orientación sexual si es así. O si una mujer tiene una relación sexual con un hombre deja de ser lesbiana, y en el caso concreto, es algo que le dijeron muy explícitamente”, explicó Moragas. 

Rosa Posa, activista de Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas, expresó que existe una obsesión por corregir la orientación sexual de las lesbianas. “Las violaciones correctivas suceden muchísimo más de lo que sabemos y de lo que se denuncia. También sucede a nivel de las familias, muy rodeado de silencio, de vergüenza, son cosas que no son denunciadas por muchas razones: por el closet, por las que siempre tenemos las mujeres y por la discriminación por ser lesbianas”, manifestó Rosa. 

“Todo lo que tiene que ver con la lesbiandad está rodeado de mucho silencio. La negación es permanente, desde el marco de la violencia. Si la violaron es por casualidad pero no es por lesbiana, si te despiden de un trabajo nunca es porque sos lesbiana. Es una negación de toda nuestra existencia, hasta cuando nos matan y nos violan. Yo creo que una violación es terrible, independientemente de la orientación sexual de la víctima”, reforzó Rosa. En sus palabras, el mensaje de disciplina consiste en hacerles recordar cuál es “su lugar” como lesbianas. 

Pedido de Justicia para Belén

El viernes 21 de enero, mujeres autoconvocadas se manifestaron frente a la Fiscalía de Itauguá. También hubo una movilización en la plaza de Ypacaraí organizada por los familiares y amigos de Belén el domingo. Hoy se realizó la última, minutos antes de que anunciaran la imputación y la orden de captura de Rodney Piris y César Federico Molinas. Desde el Cuerpo de Bomberos emitieron un comunicado repudiando el hecho y cualquier tipo de abuso contra las mujeres.

Una fuente del movimiento de Ni una Bombero Más dijo a Presentes que este no constituye un hecho aislado. Cuando surgió la denuncia a Rubén Valdez, capitán en el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay, trabajaron en un protocolo. De acuerdo a la activista, el protocolo se aplica pero muchas voluntarias no se animan a denunciar por miedo a que las perjudiquen en la institución. 

Habló de que existe una cultura misógina por las características verticalistas del CBVP. “Los voluntarios tienen todavía costumbres muy machistas. Por ejemplo, cuando hay una guardia donde todos los voluntarios son hombres, ellos le dicen ‘guardia perfecta’, porque no hay una mujer. Es doloroso porque muchas veces las voluntarias son relegadas a la ambulancia, no se les manda a combatir incendios. De nuevo las tareas de cuidado para la mujer y las de combate para los hombres”, sostuvo.

“Hay como un patrón de encubrimiento. Hay mucho acoso y uno de los problemas es que tienen un régimen disciplinario muy fuerte que prácticamente impide que se hagan denuncias públicas. Por eso no ves bomberas que estén hablando del tema”, explicó Moragas. De hecho, según narra la madre de la víctima, Tanto Molinas como Piris le dijeron que nadie le iba a creer que ella no quería.

Paraguay continúa siendo el único país del Cono Sur que carece de una ley contra la discriminación, lo cual impide implementar un mecanismo de recepción de denuncias y la aplicación de la sanción correspondiente

25 de enero de 2022
Juliana Quintana

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR