Atacaron y prendieron fuego a la presidenta de una organización trans de Chile

La prendieron fuego, mientras recibía los insultos "maricón", "caballo culiao" y "enfermo de mierda". Por esto se presentó una querella por el delito de femicidio frustrado ante el Tercer Juzgado de Garantía de Santiago.

21 de octubre de 2021
Agustina Ramos

Alejandra Soto Castillo, presidenta de la Corporación Chilena de Personas Trans Amanda Jofré, caminaba por la calle cuando fue increpada por tres hombres en el norte de Santiago de Chile. Según relató en su denuncia, los hombres primero quisieron robarle y luego comenzaron a atacarla con golpes y cortes. La prendieron fuego, mientras recibía los insultos «maricón», «caballo culiao» y «enfermo de mierda». Por esto se presentó una querella por el delito de femicidio frustrado ante el Tercer Juzgado de Garantía de Santiago.

El ataque ocurrió en la madrugada del 9 de octubre, entre la Avenida La Paz y Antonia López de Bello, de la comuna Independencia, al norte de Santiago de Chile -informa la presentación de querella- y la investigación sobre el ataque la lleva adelante la Fiscalía Región Metropolitana Centro – Norte.

Además, Soto, con el patrocinio jurídico de Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (CODEPU), presentó ante el Tercer Juzgado de Garantía de Santiago una querella por el delito de femicidio calificado en grado de frustrado en concurso con el de lesiones graves. La acción judicial solicita que se condene “al máximo de las penas estipuladas a todos quienes resulten responsables ya sea como autores, cómplices y/o encubridores del brutal ataque transfóbico”.

“La agresión no sólo quería ‘castigarme’ por mi orientación sexual, sino suprimir al diferente”, expresó Soto en la presentación de la querella. “Rociarme de combustible y prenderme fuego sólo puede ser interpretado como un intento de dar muerte de modo cruel, aprovechándose de la vulnerabilidad que sufren las personas transgénero como yo, quienes permanentemente vemos nuestros derechos humanos agredidos”, agregó.

Todas las muestras de crueldad del crimen de odio

Alejandra tiene 44 años, es trabajadora sexual y está al frente del sindicato Amanda Jofré.  El día posterior a recibir el ataque se dirigió al Hospital Dr. Alejandro del Río, en Ñuñoa, a constatar las lesiones y allí se certificó que presentaba un hematoma en su ojo derecho, múltiples quemaduras en el torso y brazo izquierdo, además de los cortes en muñeca derecha y abdomen. “Las lesiones que sufrí por el ataque fueron calificadas como graves”, detalló Soto.

Mariela Santana, representante de Alejandra e integrante de CODEPU, dijo que la agresión está motivada “por la identidad de género de la víctima y tiene la circunstancia agravante de ser un crimen de odio con particulares muestras de crueldad”. “Una vez más se visibiliza la vulnerabilidad de las trabajadoras sexuales y de las disidencias sexuales cuyos derechos humanos están sometidos a permanente agresión”, sintetizó.

Además confía en que “las herramientas que otorga la Ley Zamudio puedan avanzar a la no discriminación que es un elemento esencial para la construcción de una sociedad con respeto a la dignidad humana”. La Ley N° 20.609 llamada Ley antidiscriminación o Ley Zamudio fue sancionada en 2012 y “establece medidas contra las discriminaciones arbitrarias y un procedimiento judicial para reestablecer el derecho cuando se cometa un acto de ese tipo”.

«Tengo mucho miedo y nervios»

En diálogo con Presentes, Alejandra contó que se encuentra “con mucho dolor” y “mal psicológicamente” por el ataque. “Tengo mucho miedo y nervios, por eso es que pedí un psicólogo y un psiquiatra para que me apoyen”, dijo e indicó que la semana que viene comenzará el acompañamiento psicológico.

Este ataque artero solo demuestra la vulnerabilidad a la que estamos sometidas estructuralmente las mujeres trans en esta sociedad machista y patriarcal”, dijeron desde el sindicato Amanda Jofré en un comunicado, y agregaron: “Esta vez nuestra compañera está con nosotras, pero mañana puede ser cualquiera que no corra la misma suerte. El destino para las personas trans está en riesgo”.

Los crímenes, ataques y agresiones por homofobia y transfobia en Chile aumentaron 14,7% – la cifra anual más alta conocida hasta el momento- durante el año 2020, según reveló el XIX Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género elaborado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). En la región Metropolitana de Santiago ocurrieron el 23,93% de esos ataques, siendo la segunda región con más casos, luego de Valparaíso.

“Desde el 2018 que los casos y denuncias por discriminación vienen en un preocupante ascenso que ya no solo puede explicarse porque las víctimas están más empoderadas para denunciar, sino porque efectivamente hay clima de hostilidad superior al del pasado, así como un casi total silencio del Estado, en tanto, no rechaza públicamente los atropellos,contribuyendo a generar la sensanción de impunidad”, explicaron desde el Movilh en el informe.

Desde Amanda Jofré solicitan apoyo monetario para Alejandra Soto ya que se encuentra con atención ambulatoria de forma diaria  para curar sus heridas y “esto implica gastos en cremas y parches especiales para quemaduras”, además de que “no podrá trabajar por un tiempo”. Para brindar el apoyo se puede escribir a contacto@amandajofre.cl o depositar a la cuenta que difundieron desde sus redes sociales.

“No permitiremos que continúen realizando atrocidades hacia nuestra comunidad ante la complicidad de la sociedad que guarda silencio”, concluyeron desde el sindicato.

21 de octubre de 2021
Agustina Ramos

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR