Abrió la primera unidad médica atendida por y para personas trans

En Ciudad de México ya funciona el primer servicio dirigido y atendido por personas transgénero, transexuales, intersexuales y no binarias. El servicio es gratuito y cuenta con un protocolo para personas vulnerables, como personas trans en situación de calle, migrantes o quienes no cuenten con documentos.

5 de octubre de 2021
Montserrat Sánchez Maldonado

Con la promesa y esperanza de no sufrir más discriminación en su derecho de acceso a la salud, autoridades de la Ciudad de México de la mano de colectivos y activistas, celebraron la inauguración de la primer unidad médica atendida y dirigida para poblaciones trans y no binarias. 

Al grito de Aquí está, la resistencia trans y con las banderas trans rosa, blanco y azul, les asistentes aplaudieron el cumplimiento de lo que fuera una de las propuestas de campaña de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum: contar con un centro que les garantice ser atendides con base en su identidad. 

La deuda de salud 

El día de la inauguración, de frente a las autoridades y compañeres de lucha, Rocío Suárez, coordinadora del Centro de Apoyo a Identidades Trans, señaló su esperanza de ver convertido este primer centro en un referente a nivel nacional e incluso como un ejemplo en Latinoamérica. Se busca garantizar un espacio inclusivo a las identidades pero sobre todo evitar que se aborde la salud de las personas trans exclusivamente por el tema de terapia hormonal, sin acompañamiento emocional. 

Ubicada en la Alcaldía Miguel Hidalgo, la Unidad de Salud Integral para Personas Trans es el primer servicio dirigido a las personas transgénero, transexuales, intersexuales y no binarias en CDMX con el propósito de garantizar el acceso al derecho a la salud así como una vida libre de discriminación.

“Hay un reto pendiente con la comunidad y es el que afecta a compañeras que sufren los efectos de uso de modelantes corporales, que afectan su calidad de vida. Esperamos que con este modelo se puedan salvar vidas y mejorar las condiciones por estos usos. Ante la violencia y la muerte es necesario sumar esfuerzos”, dijo al concluir su participación la coordinadora del Centro de Apoyo a Identidades Trans. 

En entrevista, Rocío señaló que si bien no se trata del primer espacio de salud dirigido a la población trans, sí es el primer espacio totalmente especializado en atención a la salud de dichas poblaciones en la CDMX en el cual se cumplió la demanda de no asociar el VIH con el tema de la población trans exclusivamente, más allá de que el tema será abordado. 

Qué servicios ofrece

El primer día de octubre quedó inaugurada en la Ciudad de México la Unidad de Salud Integral para Personas Trans junto con el Centro Especializado en Medicina Integrativa (CEMI). De acuerdo con la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), la inversión en ambos proyectos fue de un total de 33.5 millones de pesos. 

De acuerdo con la Secretaría de Salud de la capital, la Unidad ofrecerá servicios de terapia hormonal y contará con profesionales de la medicina general, así como especialidades de medicina interna, endocrinología, urología, dermatología, nutrición, psiquiatría, psicología clínica y sexología. Además, habrá servicios de consejería, acompañamiento y promoción de la salud, particularmente aquellos que contribuyan a mejorar el autocuidado y la integridad física.  

Durante la inauguración, el titular de Sobse, Jesús Antonio Esteva Medina, explicó que se destinaron 18 millones de pesos para la construcción de la Unidad de Salud Integral la cual alberga dos niveles y seis consultorios. Dos de ellos son de Medicina General, uno de Ginecología, uno de Urología, uno de Psiquiatría y uno de Endocrinología. Además, cuenta con zonas de Toma de Muestra, área de Ultrasonido, Farmacia, Sala de Enfermería, Sala de Curaciones, dos Salas de Espera y tres módulos de Psicología. 

Para el Centro Especializado en Medicina Integrativa, Esteva Medina detalló que los dos edificios albergan 14 consultorios:tres de Homeopatía, tres de Fisioterapia, tres de Acupuntura, dos de Mesoterapia, uno de Nutrición, uno de Psicología y uno de Enfermería Somatometría. También hay una farmacia, una sala de usos múltiples y sala de espera.

Foto: Secretaría de Salud de la Ciudad de Mexico

Crear protocolos de atención de salud trans y no binaria

En entrevista para Presentes, la doctora Andrea González Rodríguez, directora del Centro para la Prevención y Atención Integral del VIH/SIDA de la Ciudad De México y de la Clínica Trans, dice que la creación de la Unidad busca ser la puerta de entrada al acceso a los servicios de salud de la población

Es la primera clínica en su tipo en el país que está dirigida a una población con muchisímos rezagos en atención de salud. Hablamos de un sector de la población altamente discriminada, rechazada, que tiene muy pocos espacios de atención y muchos espacios de rechazo. Por eso esta clínica es importante, para que pueda acercarse a la población trans y no solo con este espacio sino en general con la red de hospitales y centros de salud en la CDMX. La idea es crear los protocolos de actuación necesarios en todo el sistema de salud en la capital para que se brinde una atención digna e integral a la población trans y no binaria”, explicó. 

Las palabras de la directora sobre combatir la discriminación en la atención médica cobran sentido en un país donde el 76 por ciento de la población LGBTTIAQ señaló que el personal médico les incomodó, mientras que casi la mitad optó por ocultar su orientación o identidad de género en la consulta. Así lo demuestra la Encuesta sobre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género 2018 (ENDOSIG) del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). 

Foto: Secretaría de Salud de la Ciudad de México

Libres de violencia médica

Además, la encuesta menciona que son las personas con una identidad de género no normativa quienes reportan con mayor frecuencia sufrir situaciones de discriminación durante la atención médica ocupando el primer lugar las mujeres trans con un 24.5 por ciento seguidas de los hombres trans con un 24 por ciento

Una de las estrategias para prevenir y eliminar la discriminación en el ámbito de la salud en la Unidad de atención será el trabajo del personal médico: más de la mitad pertenece a la comunidad trans y no binaria. También habrá creación y aplicación de los protocolos de capacitación para servidores públicos en materia de derechos humanos y diversidad sexual. 

En palabras de la doctora González, la Unidad atenderá demandas específicas de salud de la población trans y no binaria así como acompañamiento para la transición sexogenérica que permita tener una vida plena y libre de violencia médica. 

“Desde estas instalaciones también se busca abordar la prevención para temas como infecciones de transmisión sexual, VIH, prácticas de transición no adecuadas como el exceso de uso de hormonas o el uso de sustancias para la modificación del cuerpo. Pero también planteamos el acompañamiento en salud mental, ante situaciones que a veces son provocadas por historias de violencia familiar, de violencia sexual, de rechazo, y que de alguna manera buscan un espacio de escucha terapeutica, de apoyo y así tener un mecanismo de sanación”, declara. 

El camino pendiente 

Aunque la creación de la Unidad es una forma de garantizar el derecho a la salud a las poblaciones trans y no binarias, aún quedan cambios por hacer para eliminar la discriminación por parte de personal médico, dice el doctor Ricardo Baruch, investigador y activista en temas de derecho sexual y salud de la comunidad LGBTTTIAQ. 

“La realidad no la podemos negar y es que son las personas trans e intersex las que más experimentan algun tipo de discriminación en el derecho a la salud. Las miran feo o el médico les habla por un nombre con el que no se reconocen. Esto genera que mucha gente no quiera regresar al hospital. Se debe dejar de asumir que los pacientes son cisgénero o heterosexual, abogar que una persona trans pueda ir a donde sea para poder checarse pero en temas particulares, como la terapia de hormonas, lo ideal es un espacio especializado con personas capacitadas en derechos humanos”, explicó en entrevista. 

El doctor Baruch apuesta sin dudarlo en capacitar desde la carrera de medicina y enfermería a las, los y les estudiantes, así como el personal que ya se encuentra en centros de salud, en materia de derechos humanos y diversidad. 

“Resulta urgente que se consideren las diferencias que pueden tener las poblaciones. Se puede generar un mayor acercamiento en el servicio social o internado del personal de salud con la población para saber sus necesidades y cómo tratarlas, así como capacitación permanente para quien ya está en los servicios de salud. Que se tome en serio porque tenemos que la Secretaría de Salud cuenta con un curso línea del tema pero como no es obligatorio mucha gente lo pasa de largo”, lamentó. 

Por su parte, para Rocío Suárez uno de los pasos fundamentales para subsanar la deuda que tienen las autoridades en materia de salud con las poblaciones trans es el trabajo interseccional. Estima que la vinculación con otros centros especializados será fundamental para ver el avance de la Unidad de Salud. 

Los servicios de la Unidad y el Centro Especializado funcionan de manera gratuita y con un protocolo especial para personas vulnerables, como personas trans en situación de calle, migrantes o quienes no cuenten con documentos necesarios para empezar un expediente tales como una identificación oficial, con el objetivo de rendir cuentas con transparencia pero sin negar los servicios ni rechazarles. 

La Unidad de Salud Integral para Personas Trans se encuentra en Plan de San Luis esquina Manuel Carpio, colonia Santo Tomás; y el Centro Especializado en Medicina Integrativa (CEMI) en Manuel Carpio núm. 470, colonia Santo Tomás; ambas en la Alcaldía Miguel Hidalgo, Ciudad de México.
5 de octubre de 2021
Montserrat Sánchez Maldonado

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR