Marcha en Buenos Aires para exigir el tratamiento urgente de una ley de humedales

Una jornada de manifestación para exigir el tratamiento urgente del proyecto de ley de humedales antes de que cierre el año legislativo y pierda estado parlamentario por tercera vez.

19 de agosto de 2021
Santiago Magariños

El miércoles 18 de agosto se realizó una jornada de manifestación para exigir el tratamiento urgente del proyecto de ley de humedales antes de que cierre el año legislativo y pierda estado parlamentario por tercera vez. En esta movilización interseccional confluyeron 381 organizaciones,  activismos urbanos, comunidades indígenas, movimientos antirracistas, antiespecistas, de la diversidad, artísticos, organismos en defensa de los territorios, periodistas, referentes políticos  y más.

Luego de una travesía histórica de 7 días, más de 50 activistas de la Multisectorial Humedales partieron desde Rosario remando en kayaks hasta Buenos Aires, donde se los recibió en la concentración de Plaza de Mayo que continuó en una multitudinaria marcha hacía en Congreso de la Nación donde se realizó un extenso acto que dio lugar a una gran diversidad de voces.  

En el último año junto con los primeros casos de coranavirus en Rosario más de 400mil hectáreas de Humedales (esto representa aproximadamente 20 veces la superficie de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires)  se incenciaron intencionalmente para, principalmente, expandir la frontera agropecuaria. No es casual entonces que la ley se encuentre “cajoneada” en la Comisión de Agricultura y Ganadería, donde son justamente esos lobbys lo que frenan la Ley y dan mecha a los territorios.

Hoy se vive una de las peores crisis hídricas registradas con una bajante histórica del río Paraná en 77 años.

El humedal del Delta del Paraná es un territorio reconocido como sitio Ramsar, designado de importancia internacional porque allí se alojan múltiples reservas, parques nacionales y provinciales.  Es una de las mayores cuencas de agua dulce del mundo en un resorvorio único de biodiversidad, donde cohabitan miles de especies de animales, plantas y comunidades.

También recordar que no solo los Humedales han sufrido este incendiario ecocidio, fueron varias provincias las que ardieron en los últimos tiempos (hoy lo seguimos viendo en Córdoba) acumulando ya casi de 1 millón y medio de hectáreas en todo el territorio Nacional.

“No queda otra que luchar”

Lo que plantea la ley no es que no se pueda realizar ninguna actividad productiva sobre los humedales, sino que las actividades se regulen y se limiten bajo un estricto marco de conservación y a esta altura, de restauración. La ley ya perdió estado parlamentario en 2013 y 2016.

Hacia el final de la movilización, les activistas convocantes tuvieron una breve reunión dentro del Congreso de la Nación donde se entregó formalmente el petitorio que se trabajó en conjunto con organizaciones de todo el país. Pero los compromisos de la clase dirigente fueron tibios.

El rol de los activismos es hacer que se cumplan las leyes.  Argentina cuenta con una ejemplar Ley de Bosques en términos normativos y en territorio no se implementó en absoluto: en los siguientes años a su promulgación se registraron las mayores tasas de deforestación.

Hacia el final del acto en el Congreso, Juana Estela Antieco Ñeguimain, de la comunidad mapuche de costa del Lepá (Chubut), dijo: “No queda otra que luchar, allá en el sur nosotrxs lxs mapuches directamente recuperamos los territorios, si les están quitando los humedales vayan y recuperen los humedales, es la única forma de destruir a este sistema capitalista, de destruir a los lobbystas mineros, a los poderosos que se creen que nos van a venir a doblegar, a quitar la vida, pensemos no solo en nosotrx, pensemos en lxs que vienen, qué mundo les queremos dejar”.

19 de agosto de 2021
Santiago Magariños

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR