Festejo, dolor, lucha y baile en la 6ta. Marcha plurinacional antirracista contra travesticidios, transfemicidios y transhomicidios en Buenos Aires

Agrupaciones de la diversidad sexual se reunieron en la plaza frente al Congreso en el Día Internacional del Orgullo. Hubo festejos por la sanción de la ley de inserción laboral y cupo trans, reclamos por la aparición de Tehuel y pedido de reparación para mayores de 40, entre otros. Fotos, crónica y documento completo.

29 de junio de 2021
Agustina Ramos
Ariel Gutraich

Este lunes 28 de junio, Día Internacional del Orgullo, la 6° Marcha Plurinacional Antirracista contra los Travesticidios, Transfemicidios y Transhomicidios, tomó nuevas formas. Por primera vez se sumó esta última expresión, transhomicidios, para incorporar a los crímenes de odio y sociales hacia las masculinidades trans.  Y a raíz de la pandemia, la marcha no recorrió las calles de Buenos Aires sino que desplegó una serie de actos y performances alrededor de la Plaza de los Dos Congresos. “Este día es en venganza, en memoria y en respuesta política al travesticidio de Diana Sacayán, al travesticidio social de Lohana Berkins, a la desaparición de Tehuel”, pronunciaron en el documento del acto, redactado por más de 30 organizaciones.

La fiesta al aire libre frente al Congreso de la Nación en la Ciudad de Buenos Aires comenzó alrededor de las 17, pero desde antes de las 16 fueron llegando les convocades armando una fila de stands que rodearon las rejas de la plaza. Se respiraba en el aire la felicidad y la victoria del último jueves, cuando el Senado por amplia mayoría votó para que la inclusión laboral y el cupo trans se conviertan en una ley, que además lleva los nombres de Lohana Berkins y Diana Sacayán, activistas travestis. “Estamos muy felices porque en los seis años que lleva esta marcha, es la primera vez que también tenemos para festejar que tenemos cupo laboral travesti trans. Nos encanta saber que transformamos a la sociedad todos los 28 de junio”, dijo a Presentes la militante travesti Alma Fernández.

Es una mezcla de dolor y de lucha. Porque hoy, históricamente, es un día de mucha lucha, la fiesta internacional por los derechos de las personas LGBTIQ+, pero en Argentina, nos reunimos para reclamar por los travesticidios”, agregó la fundadora de la Asociación Civil La Rosa Naranja, integrante del Frente Orgullo y Lucha, Marcela Tobaldi.

Un nombre que se repitió fuerte a lo largo de toda la jornada en carteles e intervenciones artísticas fue el de Tehuel de la Torre. “Son más de cien días desde que se fue a buscar trabajo y sigue sin aparecer. Exigimos su aparición con vida”, dijo la activista  afroindígena y no binarie, Estefanía Cámera Da Boa Morte. Y enfatizó el carácter plurinacional y antirracista de la Marcha: “Por parte del colectivo afro y de las comunidades indígenas, seguimos exigiendo basta de chineo y que nuestras identidades estén representadas en todas las luchas. Sin ellas, este día sería orgullo blanco”.

En la misma Plaza de los Dos Congresos, sobre avenida de Mayo y a la altura de la calle Montevideo, se emplazó otro escenario, organizado por Mu Lavaca. Desde este escenario se había llamado a autoconvocades para homenajear, hacer memoria por las que ya no están y celebrar el Día del Orgullo con ofendra, baile y arte «para saber que estamos vivxs». Con una enorme foto de Tehuel y la pregunta Dónde está?, en él hablaron Marlene Wayar, activista;  Susy Shock, artista trava sudaca; y la actriz Florencia De La V. Hubo un repertorio musical donde Ópera Queer desplegó coplas, algunas de la bagualera trans Lorena Carpanchay. También participaron integrantes del colectivo de artistas que crearon el primer cancionero trans “Nuestras Canciones”, dirigido por Susy Shock y Javiera Fantin. Violeta Alegre como DJ le puso música a la tarde helada.

En este día, les activistas celebraron los avances en materia de derechos adquiridos, pero también mencionaron por qué es necesario seguir luchando. “Estos avances de derechos, como el del jueves, son importantísimos, y entendemos que nos corresponde seguir peleando por la reglamentación, la implementación y el cumplimiento efectivo de las leyes que vienen a querer dar respuesta a nuestra problemática”, dijo Florián, de la Asamblea Trava, Trans y No Binarie por la Salud Integral y de Todes con DNI. 

Por su parte, Marcela Tobaldi destacó la necesidad de “una reparación histórica para las personas travestis mayores de 40 años”. Y, finalmente, Lara Bertolini, trabajadora del Ministerio Público Fiscal de la Nación, consideró que “es necesario otorgar soberanía identitaria a todas las multiplicidades identitarias y de géneros. No debe seguir prevaleciendo solamente el sexo femenino/masculino como único criterio admisible para las políticas públicas y la consagración y ampliación de derechos”.

Un momento emocionante para les participantes de la Marcha fue cuando en el acto de cierre, la activista lesbiana y afrouruguaya, Sandra Chagas, leyó, a pedido de Say Sacayán, una carta que escribió la weychafe (guerrera) mapuche, Moira Millán, dirigida a Diana Sacayán. Entre sus líneas, expresa: “Sin las mujeres, sin las Disidencias, sin la Diversidad, no hay oportunidad para sostener la vida de la Tierra. Mientras te escribo, pienso en Tehuel que sigue desaparecido. Querida Diana quiero que camines junto a nosotras, cada desafío, cada reclamo, cada sueño tejido, hasta lograr que el buen vivir sea un derecho para todes, y la diversidad que somos sea nuestra fortaleza para vencer al terricidio”.

#6AñosSalimosTodes: el documento de las organizaciones LGBT+

El 28 de Junio de 2016, más de 8 meses después del travesticidio de Diana Sacayán, tuvo lugar la primera Marcha contra los Travesticidios y Transfemicidios, de Plaza de Mayo al Congreso. En 2018, se logró que al ataque que sesgó la vida de Diana se lo condenara como travesticidio legalmente reconociendo por primera vez las violencias que se cruzan en un crimen ejecutado con violencia contra el cuerpo de una travesti. Este fallo es histórico.
Sin embargo, el 2/10/2020, Lxs juecxs Rimondi, Llerena y Bruzzone de la Cámara Nacional de Casación Criminal y Correccional (Sala 1), borraron de la condena la figura del travesticidio, que habla de las muertes criminales evitables y los travesticidios sociales de las compañeras travestis y trans.
Casación lo que hace en ese fallo es quitar el aspecto esencial del travesticidio sacando el inciso cuarto y su referencia al odio a la identidad de género travesti de Diana. Describe el crimen de Diana a manos del condenado, David Marino, como el asesinato de una mujer en contexto de violencia de género.
De este modo, Casación decide sostener la condena perpetua de Marino, mientras se encarga, se ocupa y se preocupa, por demostrar que no es un travesticida. Argumentando cosas tan absurdas como: que Marino le dio un beso a Diana. O que no la mató para el día del orgullo.
Deja ver el transodio naturalizado al menospreciar la identidad de Diana y sus derechos. Además que atenta contra la conquista de derechos de toda una población.

También, está claro que , a causa del cisexismo como sistema de violencia estructural hacia travestis, transexuales y transgéneros, la pandemia y la crisis económica golpean aún más fuerte a nuestro colectivo TTNB que a otras poblaciones. Ha sido un año de derechos básicos en emergencia, con la pérdida y desaparición de compañeres a lo largo y a lo ancho de todo el territorio plurinacional, y con la vulneración de nuestra salud integral, tanto física como mental. Llegamos a este 28J en emergencia y con todas nuestras redes comunitarias desbordadas en el intento de contenernos.

La pandemia demostró las violencias y exclusiones estructurales en la que vivimos las personas travestis, trans y no binarias con un Estado ausente. Este abandono estatal puso en evidencia el compromiso de las organizaciones para llevar el acceso a los bienes básicos a la población TTNB.

Para las compañeras, los compañeros y les compañeres que no pudieron acceder a un plato de comida, a atención médica, al acceso a un plan, estuvieron las organizaciones para acercar esa ayuda.

Por eso este año, la calle sigue siendo nuestra, y en cada plaza de cada ciudad nuestro reclamo sigue siendo actual: exigimos políticas concretas de reparación, de contención, de prevención, adaptadas a nuestras necesidades. Este año, nos cuidamos entre todes, y cumpliendo con el distanciamiento y el uso de barbijos, nos estamos convocando frente al Congreso de la Nación y en otros puntos del territorio para plantear nuestras demandas en un acto político que ninguna restricción nos va a arrebatar.

#DondeEstáTehuel

Basta de transodio a varones y masculinidades trans.

Somos parte de las mismas estadísticas de maltrato y abuso de niñas cis; somos víctimas del transodio que también nos deja sin hogar a temprana edad y de una serie de violencias físicas y simbólicas institucionales. Doble, triple riesgo, todavía menospreciado, ninguneado e ignorado.

Somos sometidos y sometides

Desde las violaciones correctivas para intentar mostrar que «no somos machos» hasta la dificultad para acceder a derechos humanos básicos.

La discriminación, el rechazo, la invisibilización y el desprecio como si no fuéramos personas y no nos correspondiera algo tan simple como el trato digno.

La invisibilidad que sufrimos en las paternidades trans y no binarias, las violencias obstétricas a les padres y xadres gestantes, las violencias simbólicas en las instituciones educativas que recaen sobre nuestres hijes, hijos e hijas, las violencias específicas sobre los varones trans y masculinidades NB con la vida judicializada por contexto de violencia familiar con hijes a cargo que no son contemplades por el poder judicial; las dificultades en el acceso a la salud cuando nuestros cuerpos son leídos dentro del binomio biologicista hombre-mujer (cis) son algunas de las expresiones del trans odio que recibimos cotidianamente.

No nos olvidamos de Lucas Gargiulo a quien ni siquiera le permitieron denunciar la violación padecida y Joe Lemonge procesado por defenderse.

Como éstos, muchos casos, en los últimos tiempos, han podido salir a la luz reflejando las violencias existentes hacía nuestras identidades, masculinidades trans.

En este contexto es que, la desaparición de Tehuel de la Torre, así como el transhomicidio de Santiago Cancinos, de 14 años, desaparecido en Salta desde 2017 nos interpelan a tener que levantar la voz, salir a las calles, perdir explicaciones y exigir que se respete nuestra identidad y el cese de las violencias que recibimos en nuestros cuerpos los varones trans y transmasculinidades no binarias.

Es urgente que se continúe con la búsqueda de Tehuel. El Estado es responsable. Aparición con vida de Tehuel YA!

#BastaDeTravesticidios

La semana pasada amanecimos con la terrible noticia del travesticidio de nuestra compañera trans migrante peruana Soraya, asesinada en la ciudada de La Plata, cuando un hombre le disparó a quemarropa sin motivo; este hecho no es aislado, sino responde a las violencias sistemáticas que sufre nuestro colectivo, asimismo, vemos con suma preocupación la falta de datos oficiales de nuestro colectivo. Gracias al trabajo territorial de las organizaciones de la sociedad civil, este año relevamos 38 travesticidios y transfemicidios. Hoy en día, el promedio de vida de la población de travestis, transexuales y transgéneros ronda los 35-40 años. En 2007 la edad promedio de muerte era de 32 años. Pese a lo avanzado, las cifras espantosas siguen ahí, inamovibles. Falta mucho en el reconocimiento Estatal para el cambio cultural que este país nos debe.

Llamamos travesticidio social (trans-travesticidio social, podríamos decir hoy) a la muerte causada por la profunda situación de exclusión estructural en la que se encuentra la mayor parte de nuestro colectivo, aludiendo a la fragilización personal y peligrosidad social de la cual somos víctimas, y que termina provocando constantemente muertes evitables e inútiles, tanto por la falta de acceso a las instituciones protectoras de derechos, como por la indiferencia comunitaria. Un imaginario social deshumanizante habilita los ataques, por parte de cualquier ciudadano y ciudadana.

Es un reclamo de justicia, y de sensibilización. Se debe visibilizar que hay muchas muertes, de quienes muchas veces ni siquiera sabemos sus nombres.

Responsabilizamos a los tres poderes del Estado y a los distintos gobiernos provinciales y municipales de la desidia estructural hacia nuestro colectivo. Exigimos soluciones para revertir la situación de violencia y exclusión integral.

Exigimos

Exigimos un rol activo e incidencia real y participativa del colectivo a través del Ministerio de Mujeres Género y Diversidad para generar políticas públicas que den respuestas efectivas a nuestras necesidades. Hasta el día de hoy los espacios del Estado siguen siendo violentos hacia todo el colectivo .

Demandamos que se implemente de forma inmediata la ley aprobada del cupo laboral

Travesti-Trans y exigimos una real inclusión integral ya!

#BastaDeGenocidioTravesti/TransGenocidio

Exigimos que se reconozca el genocidio hacia nosotras, entendiendo al Genocidio Travesti o TransGenocidio como la muerte sistemática de personas travestis y trans, motivado por su identidad de género autopercibida, porque cumple al menos con tres de las cinco condiciones que la Convención de la ONU para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio considera para hablar de crimen de genocidio.

En este sentido consideramos que las 3 primeras características de la convención aplican porque no sólo se redujo, persiguió, y torturó a travestis y trans desde el Estado mediante mecanismos arbitrarios, como los códigos de faltas y edictos policiales, sino que además las políticas llevadas a cabo contra nosotras serían paradigmáticas y muestran esta realidad con mayor crudeza. Algunas de estas características son, por ejemplo, el borramiento de la identidad travesti y trans a través de mecanismos de homogeneización y reproducción del sistema sexo/género: hombre y mujer; la concentración y confinamiento a la situación de prostitución, terminando directamente con nuestra eliminación física.

#SaludintegralTTNB

Lo que más nos diferencia entre la última vez que nos encontramos para gritar Basta de Travesticidios y hoy, es que volvimos a tener un Ministerio Nacional de Salud. Sin embargo, aún queda mucho por mejorar.

Estamos en una pandemia global que perjudica a toda la población en general, y por lo tanto, como históricamente ha pasado, a la comunidad TTNB en particular nos afecta aún más.

Tratamientos hormonales, cirugías, consultas por migración de silicona líquida o siliconomas e infecciones de transmisión sexual, y todo tipo de prácticas clasificadas arbitrariamente por el personal de Salud como “no urgentes” siguen demoradas.

Los espacios de salud mental postergados o no comunicados ni difundidos por las instituciones que deberían hacerlo, y la constante falta de perspectiva identitaria y espacios seguros para nosotres en los Centros de Salud, siguen siendo moneda corriente; favoreciendo a que nuestras vidas sean más difíciles de llevar.

No es posible que nuestrxs compañerxs sigan muriendo a causa de la falta de acceso a la salud, con el Travesticidio Social en puerta y los suicidios jóvenes a la orden del día porque se nos deja a la deriva en cuestiones de salud física, mental o emocional.

No hay un “Basta de Travesticidios, Transfemicidios y Transhomicidios” posible si es el mismo sistema el que en la práctica nos sigue exponiendo a la patologización o medicalización de nuestras vivencias; si es el mismo sistema el que tiene con suerte un par de “Consultorios Inclusivos” cuando sabemos que la mayoría son “Consultorios Hostiles” atendidos por médicos hostiles.

Como comunidad, exigimos que tanto los espacios físicos como lxs profesionales de Salud estén a la altura de la historia, con capacitaciones permanentes y obligatorias, con conciencia de géneros e identitaria.

Para evitar más muertes innecesarias, exigimos ¡Salud Integral YA!

#ReparaciónPecuniariaSimbólicaEHistórica para la comunidad travesti trans.

Los Estados, en particular el Estado argentino ha perseguido sistemáticamente al colectivo travesti trans, con especial énfasis en las femineidades travestis trans. Desde la ley, desde los códigos contravencionales y desde el Poder Judicial se ha estigmatizado y torturado a nuestro colectivo.

Los edictos policiales y códigos contravencionales han sido históricamente utilizados para legitimar la tortura estatal contra la comunidad travesti trans, con especial énfasis en las personas migrantes, racializadas, de la clase popular. Por eso es necesaria la reparación pecuniaria y simbólica para las personas travestis trans que hemos sufrido violaciones de derechos humanos por parte del Estado en democracia y dictadura. Una reparación integral y urgente, porque los y las sobrevivientes de la violencia estatal todavía sobreviven a la desidia actual del Estado.

A nivel colectivo necesitamos una reparación que incluya restauraciones simbólicas a nivel histórico donde el Estado pida disculpas, se comprometa a nunca más repetir estas violaciones de derechos humanos y a pronunciarse sobre las violaciones de derechos humanos contra la población TTNB de otros países.

Por eso exigimos la inmediata indemnización, se debe indemnizar a las personas TTT mayores de 40 años y que fueron víctimas de violencia institucional sin límite de edad.

#NiñecesyAdolescenciasTravestiTrasNoBinaries

Es urgente visibilizar las problemáticas que viven nuestras niñeces y adolescencias trans-travesti – no binarias.

La falta de capacitación de las instituciones educativas sobre la Ley de Identidad de Género,

y el resultante incumplimiento del artículo 12 de Trato Digno. Es necesario agilizar las acciones administrativas de las escuelas para que en los registros y listas, boletines y notificaciones, se respete la identidad de género expresada por les niñes y adolescentes.

Es urgente la organización de los baños sin distinción de género, de participación en los espacios curriculares no mixtos, como educación física, natación, entre otras. Y el trabajo pedagógico sobre las violencias, abusos y discrimaciones escolares: tanto desde les compañeres como desde les adultes docentes, no docentes y directives de las escuelas. Es urgente que comprendan los efectos subjetivos, el sufrimiento y la expulsión que produce el bulling o acoso escolar, en les niñes y adolescentes TTNB.

Por motivos de persecución y hostigamiento, las estadísticas de intentos de suicidio son del 40 % en adolescencias TTNB, vemos conductas de autolesiones, y situaciones de salud emocional y psicológica sintomáticas y preocupantes, que son complejas de atender y acompañar, y más cuando les profesionales tampoco tienen conocimiento en estas problemáticas, ni de la ley de identidad de género.

Exigimos la real implementación de la ESI, una ESI no binaria, que no caiga en biologicismos ni esencialismos sobre las identidades de género de niñes y adolescentes. Que la enseñanza en las escuelas tenga en cuenta y legitime las identidades travesti-trans-no binaries.

Que el sistema educativo no siga siendo el «segundo lugar de expulsión», cuando las familias no reconocen, ni respetan, ni cuidan a niñes y adolescentes TTNB, e intentan normalizar al modelo cisheterosexual, con prácticas de violencia física, psicológica y simbólica, que producen la exclusión del hogar a temprana edad.

El surgimiento y creciente visibilidad de las organizaciones sociales que acompañan a las familias y referentes afectivos de nuestres niñes y adolescnetes, así como las agrupaciones y asociaciones civiles fundadas por madres, padres, xadres y personas que crían, ciertamente es promisorio de un tiempo por venir en el cual la cultura y las instituciones abrace y respete sus experiencias y elecciones. Desde estas organizaciones el posicionamiento político es al lado de las luchas, y la historia del movimiento travesti-trans, trabajando y visibilizando las violencias sobre niñeces y adolescencias, no sólo de nuestres hijes, sino de todes les niñes y adolescentes TTNB que se encuentran desamparades sin redes de cuidado que cumplan con sus responsabilidades y obligaciones de manutención, continuidad y terminalidad educativa y acceso a la salud. Exigimos al Estado políticas concretas no confinarles a vivir en situación de calle, de precariedad económica, y no atención de sus demandas por no contar con la presencia de les adultes legalmente reconocides para otorgar autorización. Fortalecer la autonomía progresiva que las leyes protectoras de la infancia como derecho que debe ser garantizado.

#ResistenciaTrans #furiatravesti

BASTA es el grito fundante, es el hartazgo: BASTA de matarnos por ser Travestis – Trans.

Somos Sudacas, desde las cárceles, desde los barrios, desde nuestra identidad política sudamericana anticolonial,, nos reapropiamos a través de la memoria de la lucha travesti de la fecha de la revuelta de Stonewall. Y ponemos una bandera desde el sur, la revolución travesti fue parte de nuestra forma de existir, repensamos los momentos fundantes y revalorizamos nuestro origen e historia.

No es una fiesta, es un reclamo de derechos, que aprendimos de nuestras referentas travestis, como Lohana, Diana y todes nuestres hermanes que transitan el territorio todos los días. Hay que plantarse y seguir luchando porque nos siguen matando, nos siguen encarcelando. Luchar frente a tanto abuso, represión y dolor por todas las injusticias que nos deben y requieren ser reparadas. Reconocernos travestis-trans-NB hoy es agitar con orgullo que sobrevivimos a la crueldad, es la felicidad de encontrar placer tejiendo saberes con otres, es romper el binario desde Latinoamérica y también reconocer con bronca y sin rendirnos, todos los derechos que aún faltan.

#CupoEInclusiónLaboralTravestiTrans

Tenemos el cupo a nivel nacional. Esta es una conquista de nuestras compañeras, Diana Sacayán, quien creo esta ley, y Lohana Berkins quien nos enseñó el camino. Lo celebramos como un logro alcanzado por la larga lucha que viene dando nuestro colectivo.

Recordemos que la Ley 14.783 de cupo laboral travesti trans “Diana Sacayán” fue sancionada en la provincia de Buenos Aires en 2015, y recién el año pasado pudo ser reglamentada e implementada y aplicada en forma. También señalamos su aplicación parcial y desigual en los distintos municipios.

Sin embargo, la estructura binaria del estado aún no nos contempla. Las condiciones de contratación estatal requieren ser modificadas para el real acceso de nuestra comunidad.

Nuestra comunidad arrastra una suma de vulneraciones propias de la violencia estructural heterocissexista que padecemos y dentro de estas condiciones de contratación, por ejemplo, se especifica que quienes trabajan en el Estado no tienen permitido acceder a planes sociales y habitacionales, exponiéndonos una vez más a la falta de derechos básicos que siempre tuvimos. Sin dudas, se requiere una reglamentación y aplicación que contemple este tipo de excepciones.

Entonces, resulta indispensable la consideración de nuestras condiciones de existencia para que la aplicación del cupo laboral represente una respuesta real y efectiva a nuestras necesidades. La dificultad que implica para las personas migrantes acceder a la documentación, se traduce en una segregación que les impide acceder a su derecho al cupo laboral, esta realidad también debe ser contemplada para la aplicación de esta ley de manera urgente e inmediata.

  • Exigimos que se generen puestos de trabajo real, bajo formas de contratación no precarizadas ni informales, como está sucediendo actualmente con becas de vacunación o Potenciar Trabajo, que son contabilizados como ‘cupo’.
  • Exigimos que las contrataciones por cupo laboral de gestionen directamente como ingreso a planta permanente del Estado.
  • Exigimos acceso a la información sobre los modos de implementación, como se hace uso del empadronamiento en el registro nacional de aspirantes, así como cuales son los términos de contratación por cupo en cada organismo y localidad.
  • Exigimos que se garanticen los recursos y formación necesaria para dar acceso real a los sectores mas necesitados de nuestra comunidad sin promover segregaciones meritócratas.
  • Exigimos que se genere una mesa de trabajo con representantes de las organizaciones de la comunidad TTTNB para la gestión de la aplicación del cupo.
  • Exigimos que la aplicación del cupo se direccione a sumar trabajadorxs de la comunidad en áreas específicas de incidencia directa en las políticas públicas sobre nuestras realidades.

#TodesConDNI

A 9 años de la Ley de Identidad de Género todavía es necesario reclamar su plena implementación y cumplimiento. Exigimos el reconocimiento estatal de nuestras existencias, tanto a través de censos y estadísticas que nos contemplen, como a través de documentos de identidad por fuera del binomio femenino/masculino.
La identidad de genéro, entendida como la vivencia interna tal como cada persona la siente,

debe ser respetada por todas las instituciones del Estado y la sociedad, independientemente de lo que digan los documentos. Sin embargo, la documentación es, en la práctica, la puerta de acceso a múltiples derechos fundamentales como la vivienda, la salud, la educación, el trabajo, etc.

Por lo tanto, exigimos que todos los Registros Civiles provinciales y de CABA rectifiquen las partidas de nacimiento según la identidad de género de cada persona, dejando abierto el campo “sexo” para que cada cual lo complete según su vivencia interna.

Demandamos que el ReNaPer emita los DNI acordes a las partidas de nacimiento rectificadas.
Recordamos que el Estado tiene el deber de cruzar datos y actualizar los sistemas informáticos para adecuarlos a las rectificaciones de DNI realizadas y garantizar las rectificaciones de otros documentos asociados (CUIL/CUIT, registros, títulos, antecedentes penales, etc).

No sólo es necesaria la rectificación de nuestros propios documentos, sino también de los de nuestres hijes que hoy por hoy ven negada su identidad cuando sus madres/padres/xadres rectificamos nuestras identidades.

Exigimos que se garantice el acceso a sus DNIs a todes les niñes y adolescentes sin judicializar sus identidades y el trato digno principalmente en las instituciones educativas y de salud.

En un país donde el trámite de residencia permanente toma varios años, es imprescindible garantizar el derecho humano a la identidad para todas las personas migrantes y refugiadas. Exigimos que se garantice el trato digno y el acceso a documentos que respeten su identidad de género desde el momento en que entran al país.

Exigimos regularización migratoria ya! Demandamos la gratuidad de tasas migratorias para las personas TTNB y la flexibilización de los trámites y requisitos para la residencia temporaria y permanente. Es imprescindible la creación de un área de géneros y diversidades y la capacitación del personal de Migraciones.

Una población con una expectativa de vida de 32 años no puede esperar los prolongados tiempos del sistema judicial y administrativo. Es urgente que la Corte Suprema se expida sobre los casos judicializados por falta de reconocimiento registral de personas que no se identifican ni varones ni mujeres. Y que el ReNaPer resuelva de manera urgente la situación de les compañeres No binaries que se encuentran indocumentades desde que rectificaron sus partidas. Algunes hace ya casi tres años esperan acceder a su DNI. Recordamos el deber del Estado de garantizar este derecho humano sin discriminación. Seguimos reclamando ¡Identidad AHORA!

#ReconocimientoDeLasRedesDeCuidado

Estamos donde el Estado no está, tenemos territorialidad, y señalamos el valor incontable de las redes de cuidado que vamos extendiendo en el apañe del día a día.

Exigimos que todo este trabajo que cuenta y hoy no es valorado se reconozca y se jerarquice. Porque existimos e intervenimos más allá de los lazos de consanguinidad acompañándonos en instancias médicas, legales, judiciales, emocionales y espirituales.

Porque en una gran mayoría de casos no son nuestras familias sanguíneas quienes lo hacen, sino nuestra familia Travesti-Trans No-Binarie, y ese lazo debe ser puesto en valor y jerarquizado YA!

#BastaDeXenofobiaYRacismo #JuntesSomosMásFuertes

Denunciamos y decimos basta de xenofobia y racismo por parte de la justicia y las fuerzas de seguridad, que mediante el uso de la ley 23.737 – ley de drogas -, detienen arbitrariamente y arman causas a compañerxs travestís y trans migrantes. Asimismo, denunciamos y repudiamos la violación sistematica a los derechos humanos de nuestra comunidad en contexto de encierro.

Somos un grito desde el sur global, somos indígenas, marrones, afrodescendientes, migrantes en nuestras tierras, desde la unión de luchas les decimos a los movimientos sociales, sindicales, estudiantiles y feministas que nuestras existencias no están en discusión, basta de señalarnos las diferencias o estancarnos en las discrepancias; nuestras urgencias gritan ahora!

Es urgente construir un lugar donde todes seamos escuchades y luchemos en hermandad, recuperando la historia de nuestras identidades en estas tierras que siempre fueron nuestras. Por un movimiento plurinacional y antirracista

#BastaDeViolenciaMediática

Denunciamos y repudiamos la persecución mediática de los medios masivos de comunicación hacia nuestro colectivo Travesti – Trans, que al momento de los tratamientos periodísticos siguen reproduciendo estigmas, espectacularizando nuestros cuerpos, violando nuestras identidades autopercibidas, y sedimentando sentidos comunes en una sociedad cisheteropatriarcal.

Asimismo, repudiamos la doble y constante revictimización que sufrimos debido a que en incontables veces estas construcciones terminan abonando el aumento de travesticidios, transfemicidios y transhomicidios.

Además, exigimos una Ley de Equidad en Medios, que promueva el tratamiento respetuoso y buenas prácticas periodísticas desde la Ley de identidad de Género, con perspectiva transfeminista, interseccional y de derechos humanos.

29 de junio de 2021
Agustina Ramos
Ariel Gutraich

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR