Con piedras y golpes, atacaron a una activista trans y a un amigo en Tilcara

Tres personas atacaron físicamente a Sharon Mendoza, activista de la Quebrada de Humahuaca, y a un amigo que iba con ella. Él terminó inconsciente y en el hospital.

25 de febrero de 2021

Por Elena Corbalán

Fotos: Facebook Sharon Mendoza

Una mujer trans y un amigo fueron agredidos de forma verbal y física el domingo en la localidad de Tilcara, en Jujuy. El hecho se cometió en la vía pública. El joven agredido terminó inconsciente y tuvo que ser hospitalizado. Ya recibió el alta y sigue su recuperación en su casa. 

Una de las víctimas del ataque fue Sharon Renata Mendoza, activista conocida en la zona, Embajadora de la Colectiva LGBT en la Quebrada. Sharon tiene 30 años y es, justamente, una de las animadoras de las acciones de visibilización de la diversidad en esa zona.

El ataque, que incluyó insultos, golpes de piña y piedrazos, se conoció a través de un comunicado de la delegación Jujuy del INADI, que repudió el “violento acto de homofobia en Tilcara”. El delegado en Jujuy, Walter Méndez, dijo a Presentes que hizo público este hecho para visibilizar y contribuir a “erradicar este tipo de cosas”.

Piedras y golpes en Tilcara

Sharon dijo a Presentes que en Tilcara –localidad que atrae a muchxs turistas en la Quebrada de Humahuaca– existe mucho machismo. Para ella es bastante habitual recibir insultos y comentarios violentos y dolorosos por su identidad de género. Pero esta vez se asustó mucho.

El domingo último poco antes de la medianoche, cuando caminaban por una calle transversal a la avenida Costanera en Tilcara, Sharon y su amigo fueron atacados por “tres jovencitos” que lxs insultaron. A ella, por ser una mujer trans, y a él, por acompañarla. Tras los insultos, lxs atacaron a golpes de puño y luego “nos corretearon” arrojándoles piedras “medio grandes”. Sharon logró esquivarlas pero su amigo recibió una en la cabeza y otra en la zona de las vértebras, y cayó desmayado. Los atacantes aprovecharon ese instante para huir. 

“Fue cuando me asusté un poco más porque él no reaccionaba, no respiraba”. Sharon le hizo las maniobras de primeros auxilios. El joven volvió en sí, “pero se desmayaba todo el tiempo”. Aunque llamó a una ambulancia, esta asistencia no llegaba y finalmente “nos auxilió un vecino” que los llevó en su automóvil al hospital de Tilcara. El joven quedó internado hasta la tarde del día siguiente. Sharon, que tenía dolor en los hombros, donde había recibido los golpes, estimó que en su caso los impactos fueron atenuados porque llevaba una mantilla doblada que le cubría los hombros. 

El lunes por la mañana las dos víctimas hicieron la denuncia penal en la Comisaría tilcareña. No reconocieron a sus agresores, pero Sharon presume que son residentes del Tilcara. “Yo creo que son de acá del pueblo nomás, pero no los reconocí. Solo les vi la cara y cómo estaban vestidos ya no sé”.

Otras formas de discriminar 

Aunque Sharon puso énfasis en afirmar que nunca antes había sufrido otro hecho de violencia similar, contó de otras formas de discriminación que viene sufriendo por ser una mujer trans. 

Dice que hace poco le llegó su nuevo DNI, con el cambio de identidad de género. El trámite le demoró un año. Según la activista, en la delegación tilcareña del Registro Civil “le daban vueltas” y tuvo que viajar a la capital jujeña para destrabar el trámite.

Sharon es oriunda de Tilcara, ahora tiene 30 años de edad y lleva tres años y medio mostrándose de manera visible como ella se siente: una mujer. Cuenta que no tiene inconvenientes con su familia, pero le costó un poco. Dice que quizás porque hasta entonces era asidua concurrente a la Iglesia Católica, fe que mantiene. Sharon era la encargada de ocuparse de algunos elementos de la Iglesia como la vestimenta, por ejemplo, de la Virgen de Copacabana. 

Discriminación naturalizada a LGBT+

Su respuesta a la pregunta acerca de si había sufrido agresiones antes por su identidad de género exhibe el grado de violencia que persiste en la sociedad norteña. Sharon dice: “No tanto, digamos, fueron así como insultos, bromas, como lo quieran tomar, pero nada serio porque nunca le tomo importancia porque a veces me pongo muy sensible y me duele lo que dicen”.  

Tras la respuesta ella misma sostuvo que persiste “mucha discriminación” en Tilcara y está naturalizada hacia las personas que no se ciñen a la heteronorma. “Conozco a chicas que son más grandes que yo, que están acostumbradas a que las maltraten” y “da bronca porque a veces no se puede hacer nada porque ellas no quieren hacerlo. Creo que acá en el pueblo una ya se acostumbra a los hechos así. Yo, por ejemplo, nunca me acostumbré a los maltratos como persona de la diversidad”. Por eso se organizan marchas y otras acciones desde la diversidad sexual, dice, y “vamos haciendo visibilidad acá en el ambiente, pero no cambia mucho tampoco. Es el machismo”. 

Marcha del Orgullo en Tilcara, Quebrada de Humahuaca.

En la capilla de la Virgen de Copacabana también recibía comentarios malintencionados, algunos insultos al pasar. Cuando decidió presentarse públicamente como se sentía, “se frenó un poco el insulto”. 

“Con la decisión que tomé estoy bien, pero por ahí a veces el trato hacia mí ha cambiado acá en el pueblo. Yo sigo haciendo mi vida normal, trabajo, vuelvo a mi casa, mi vida normal, no molesto y no haga nada malo para los demás”. Sigue siendo creyente, pero no va a la Iglesia, “por respeto hacia la Virgen, porque me criaron con costumbres muy arraigadas, y yo aunque no esté en la Iglesia sigo manteniendo mi fe de católica”. 

«Transfobia extrema«

En su comunicado, la Delegación Jujuy del INADI calificó este ataque como “un nuevo caso de transfobia extrema” en la provincia. Y además de repudiar “enérgicamente tales actitudes que van contra los derechos humanos más elementales de toda persona”, destacó que son un intensivo para que este organismo siga acompañando activamente las denuncias e impulsando que se las investigue y se actúe “con todo el peso de la ley sobre los agresores”. 

“Desde nuestra institución acompañamos desde el primer momento y lo seguiremos haciendo, para asegurarnos que este caso no quede en el olvido y logremos que se identifique y sancione a los responsables”, añadió el INADI. Y señaló que el hecho de que se continúen “repitiendo estas situaciones nos demuestra qué lejos estamos de una convivencia ciudadana basada en el respeto a las diferencias y en la aceptación de las decisiones de cada persona”. 

El INADI ofrece asesoramiento y acompañamiento a personas que sufran situaciones de discriminación, vía whatsapp, se pueden contactar a los números 1164921079 y 1161853968, todos los días, de 9 a 15. Las personas sordas pueden mandar video en LSA. También se encuentra disponible el mail de la delegación; jujuy@inadi.gob.ar.

25 de febrero de 2021

Somos Presentes

Apostamos a un periodismo capaz de adentrarse en los territorios y la investigación exhaustiva, aliado a nuevas tecnologías y formatos narrativos. Queremos que lxs protagonistas, sus historias y sus luchas, estén presentes.

APOYANOS

Apoyanos

SEGUINOS

Estamos Presentes

Esta y otras historias no suelen estar en la agenda mediática. Entre todes podemos hacerlas presentes.

COMPARTIR